Inicio » Noticias » Literatura » El fruto de tu vientre: perseguir la juventud eterna

El fruto de tu vientre: perseguir la juventud eterna

La novela de Roberto Sanhueza, El fruto de tu vientre, nos muestra qué tan bueno o malo puede ser envejecer más lento que los otros

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Ktlean el 09/07/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Ya ha pasado un tiempo desde que Sietch Ediciones publicó El fruto de tu vientre, novela breve que supone la aportación de Roberto Sanhueza (autor de Bis) a la colección Vintage Pulp.

En un total de 93 páginas, el autor logra meternos de lleno en el problema que persigue a Ana Montenegro, una mujer que posee una extraña mutación genética que la hace envejecer más lento que el común de los mortales. Conoceremos a quienes la persiguen y cómo a pesar de las adversidades, ella logra armar una familia.

Una historia llena de acción y que nos lleva a pensar mejor en qué tan agradable sería en realidad no envejecer.

La historia

En la primera mitad de El fruto de tu vientre, notamos algunos saltos temporales. En el prólogo, por ejemplo, nos habla un personaje masculino, a quien conoceremos mejor más adelante. Eso no impide que desde el primer momento nos deje claro algo: teme por la vida de su hijo, situación que lo lleva a comprender por fin del todo los temores de su esposa, Ana.

En el siguiente capítulo abandonamos a este narrador para conocer al bando contrario, liderado por el monseñor Buendía y Mercedes Irarrázaval, una científica. Estos personajes tan dispares, que incluso se desprecian a veces el uno al otro, tienen un fin en común: atrapar a la familia Montenegro, que al principio está compuesta por Ana y sus padres, para hacerse con el secreto de la juventud eterna.

Debido a su incesante cacería, obligan a la familia a separarse y es ahí donde la historia se concentra en Ana y en el hombre que conoce un día en la universidad de Concepción: Ricardo, el narrador del prólogo y de todos los capítulos vistos desde su perspectiva, quien queda prendando de ella de inmediato.

Ricardo se enfrenta muy pronto a las dificultades vividas por Ana, pero aún así decide quedarse a su lado para formar juntos una familia. El hijo de ambos, Julián, tendrá las mismas características que su madre, lo que aumenta el peligro.

Envejecer más lento

Tener la juventud eterna o envejecer más lento es un deseo muy antiguo de la humanidad. A raíz de esto, han surgido un sin fin de mitos y leyendas en torno a esto. Para empezar, es común que los dioses sean, además de inmortales, siempre jóvenes, o estén detenidos en una edad media indefinida. Para los mortales, según las historias al menos, es posible conseguirla como don divido, por beber o bañarse en aguas mágicas, conseguir alguna parte de un animal mitológico, etc.

A veces emparejada a la inmortalidad, la juventud eterna es parte de grandes íconos de la cultura popular, como los vampiros. Depende desde qué perspectiva se le mire, tendrá un halo más o menos oscuro, llegando a ser un castigo más que una bendición en ocasiones, sobre todo cuando es conseguido por medios inmorales o perversos.

Tanta es la atracción que genera en algunas personas, que su búsqueda ha traspasado al mundo real por medio de algo ya tan común como las cirugías plásticas. Pero en el fondo, sabemos que es un espejismo y que tarde o temprano el tiempo hace su trabajo y todo se marchita.

El fruto de tu vientre nos plantea las problemáticas posibles cuando sí se posee. El primero y más claro: si existiera la juventud eterna, habrán personas y organizaciones capaces de todo con el fin de obtenerla para sí mismos o para usufructuar con ella. También habrán algunos que lo considerarán una abominación y por lo mismo buscarán destruir a quienes la poseen. Ambas posturas están representadas en esta novela.

Pero también aborda de manera rápida y concisa algunos aspectos complejos o negativos de tener un envejecimiento más lento que el resto de la gente (aparte del hecho de ser perseguido por unos matones para ser asesinado y estudiado luego de morir, claro). Una frase que ejemplifica esto es cuando Ana le dice a Ricardo que puede verse muy joven, pero aun así, está muy cansada. Pero sobre todo es algo que sale a flote cuando nace Julián, el hijo de ambos. Este es uno de los aspectos más interesantes de la novela, a pesar de lo rápido que se trata.

Opinión final

Como ya se dijo antes, El fruto de tu vientre es una novela muy breve (como corresponde a una obra de la colección Vintage Pulp). Debido a esto, hay algunas cosas que pueden parecer apresuradas, dejando varias dudas en el camino. Esto no tiene por qué ser malo cuando se piensa en algún tipo de continuación, pero desconozco si este es el caso.

Más allá de eso, la novela se lee muy rápido y debido a la gran cantidad de acción que tiene, siempre mantiene en vilo al lector. Es fácil agarrarle cariño a Ricardo (mi personaje favorito de la novela) y sentir interés por la vida y la historia de Ana. Y Julián… Julián merecería una novela solo para él.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

79 publicaciones.

Sobre Ktlean

Leo demasiado y de a varios libros al mismo tiempo. También escribo historias de fantasmas y gente que sueña con ser detective, las que publico en Wattpad para sentir que me leen.