Inicio » Cómics » Cómic Chileno » El dolor encarnado en un dibujo

El dolor encarnado en un dibujo

Compartimos las apreciaciones de alguien con ansiedad (y dolor) hacia el libro “Ansiedad” de Alberto Montt

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Ally el 30/11/2021

A veces nos compramos libros por razones absurdas, sobre todo cuando estamos plagados de ansiedad en un mundo pandémico. No sé si Ansiedad de Alberto Montt llegó en buen o mal momento, pero aquí está, y no puedo parar de leerlo.

¿Cómo sobrellevamos los trastornos de ansiedad en el día a día? Creo que todos tenemos formas diversas. Algunos van al psicólogo, otros ignoran totalmente los síntomas con tal de no tener que aceptar que existe un problema, porque abrir la puerta es demasiado complejo… Y otros leen este precioso libro, el cual refleja los peores miedos de las personas ansiosas. Incluso, cada viñeta es un mood diario, pero que duele mucho aceptar al mismo tiempo.

La obra no tiene una trama específica, sino que se compone de diferentes viñetas de humor (negro, diría yo) que muestran situaciones diarias que viven las personas con trastorno de ansiedad… y duele. Es difícil afrontar este tipo de situaciones, sobre todo al leer este libro, ya que es verse reflejado de muchas maneras que a veces no queremos aceptar. Pero, ¿por qué no empezar a reírse de uno mismo ahora?

Porque eso es lo que nos regala el autor: la risa. Vernos reflejados de forma cruda e identificarnos puede ser una manera de darnos cuenta de que hay un problema. Incluso, algunas viñetas tratan sobre artistas o personajes famosos, llevándolos a la premisa: «¿Ves? Si hasta los genios tienen ansiedad, ¿cómo no la vas a tener tú?».

Además que los elementos gráficos ayudan bastante a ponerle nombre y apellido a los síntomas: una ansiedad roja con púas. Cambia de forma, tamaño y personalidad según le conviene; aparece cuando menos la esperas, generando los dolores de cabeza más grandes de tu vida.

Enfrentar la realidad a través de Ansiedad

Enfrentarnos a las situaciones diarias nos puede, o no, generar diferentes síntomas. Existe mucha gente a la que no le ocurre o lo hace en poca cantidad, pero a otras les afecta en su vida diaria; entonces ¿qué hacemos con esa situación? Porque si te afecta a diario, es un problema.

El autor, al final del libro (spoiler), nos regala algunas mandalas como sano ejercicio de mindfulness para tratar la ansiedad; pero, a la vez, nos da una buena señal de que, quizás, necesitamos ir a terapia.

La literatura nunca va ni ha reemplazado una terapia, e incluso, por lo general, suele romper nuestra salud mental más que mejorarla. Pero si hay algo que nos duele como lectores es el reflejo. Esa es la razón de porqué duele tanto este libro, pero también es la clave de su éxito.

Apreciación de la autora de esta nota (requete fanática)

Tuve la oportunidad de conocer a Alberto Montt en una firma de libros donde dibujó a ansiedad en mi copia de Ansiedad. Me dijo que, desde que la creó, sus síntomas tienen cuerpo físico. A mí me pasa exactamente lo mismo, y me atrevo a creer que a varios lectores también.

Me compré esta obra porque sufro de un trastorno de ansiedad y, en un inicio, creí que era masoquista, pero me sorprendí al notar que no. Fue lindo encontrar mis síntomas mientras aprendía que el humor puede ser parte de mi terapia a diario. “No soy la única que se siente así”, me dije. Ojalá más lectores puedan encontrar un consuelo en este libro, y reírse de su propia desgracia.

Y para los suertudos que no sufren de esto, ¡cómprenlo! ¿Qué mejor que ver a seres humanos haciéndose daño a sí mismos, a diario, por ninguna razón en particular?

Puedes comprar el libro en el siguiente link.

Puedes leer más reseñas del autor en este link.

Y recuerda que ir a terapia no es algo de que avergonzarse, nunca.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí