Inicio » Literatura » Corazón de Weichan: la intimidad de una lucha colectiva

Corazón de Weichan: la intimidad de una lucha colectiva

Con humildad y respeto, Corazón de Weichan nos narra la intimidad de ocho mujeres mapuches en la zona de conflicto.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Daniel Orellana el 10/11/2022

Al sur de Chile, un conflicto sigue desde hace siglos sin resolver. Es la resistencia mapuche, que se niega a ser pisoteada y olvidada. En mitad de las acusaciones, las tomas, las detenciones y los allanamientos; las mujeres mapuches siguen siendo una parte clave e invisibilizada de esta lucha. En Corazón de Weichan, Carolina Rojas Neculhual se adentra en su intimidad, para contar el día a día de esta contienda colectiva.

Con humildad y respeto, la periodista expone las historias de 8 mujeres mapuches en resistencia. Fruto de un trabajo de 10 años, el libro retrata la vida de estas ñañas, mujeres que desde la trinchera hogareña son fuente de vida de sus familias y comunidades.

Corazón de weichan libro

Un poco de historia

El mal llamado “conflicto mapuche” no es más que un eslabón más en la historia no resuelta de la ocupación del sur de Chile. Desde los tiempos de la Conquista que los pueblos del sur de Chile y mapuches han resistido la usurpación de sus tierras.

Bajo distintas formas, el estado de Chile ha buscado asegurar la apropiación de estas tierras, sea militarmente o con cabildos y colonos. La mal llamada “pacificación de la Araucanía”, favoreció el apoderamiento de colonos extranjeros sobre el territorio en desmedro de las comunidades indígenas. La reciente dictadura militar y gobiernos de la concertación aseguraron la protección de los capitales transnacionales y forestales, perjudicando la vida de cientos de comunidades originarias.

Por el contrario, la resistencia indígena siempre ha sido una multiplicidad de linajes y congregaciones, cada una con sus propias historias y posiciones. De ahí que el trabajo de Neculhual sea tan relevante para entender la realidad actual del conflicto. Su pluma se adentra en la vida diaria de 8 mujeres mapuches. Y si bien los casos de violencia y los abusos policiales son constantes en sus historias, cada una tiene voz propia en este relato.

Carolina Rojas Neculhual no es ajena a esta historia. Periodista con más de 15 años de experiencia, su trabajo siempre ha estado ligado a temas sobre violencia de género, derechos humanos y desigualdad. Ya el 2016 ganó el premio «Pobre el que no cambia de mirada» en la categoría Mejor Reportaje y Excelencia periodística.

El libro constituyó también la oportunidad de reconectar con su propio linaje indígena. Carolina no oculta sus privilegios, reconociendo que el racismo que ha vivido en la ciudad no es igual al que sucede en las comunidades y en las zonas de conflicto. Es justamente, por tal autenticidad, que puede adentrarse con respeto y humildad en las vidas de estas mujeres, siendo su pluma un megáfono para que cuenten su historia.

Carolina Rojas Neculhual

Relatos desde la intimidad del conflicto

Las historias que narra Carolina son múltiples, pero en el corazón de cada relato esta la llama del amor y la familia. Pasea por lugares comunes, construyendo poco a poco la narración y el diario vivir de estas mujeres. Las juntas de la comunidad, el cuidado de los niños, el primer control policial, las detenciones sorpresivas en mitad de la calle, las manifestaciones y visitas al juzgado. Cada cuadro va formando y ayudando a comprender cómo se construye el día a día de una lucha que, ahora y siempre, forma parte de ellas.

Ada Huentecol, Griselda Calhueque o Nora Ñancul son algunas de las protagonistas de estas historias. Y si sus nombres no resultan familiares es una decisión totalmente intencional. El afán de Carolina no era buscar las historias de los grandes titulares, ni los relatos conocidos.

Corazón de Weichan quería adentrarse en la intimidad del conflicto, conociendo cara a cara la valentía de las mujeres mapuches. Abogadas, activistas, defensoras, mujeres que asumen la lucha y la crianza de los hijos mientras los hombres permanecen presos en las distintas cárceles de Chile. Cada una merece el titulo de weichan, pero asumen su rol como una integrante más en la resistencia colectiva del pueblo mapuche, una contienda con múltiples facetas y aristas.

La autora no olvida su condición de mujer y su sangre indígena en este relato. El foco de su pluma cae en estas mujeres invisibilizadas, pero que como hormigas incansables han mantenido vivo el fuego de la resistencia en cada comunidad. El libro es una oportunidad para todos de conocer sus historias y al igual que Carolina, adentrarnos con humildad y respeto en las vidas cotidianas de este conflicto.

Corazón de Weichan se encuentra disponible en las mejores tiendas del país, y también directamente por la pagina de Planeta.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí