Portada » Noticias » Avatar: El Camino del Agua – Reseña

Avatar: El Camino del Agua – Reseña

Más allá del espectáculo visual. Una década más tarde llega a las salas de cine Avatar: El Camino del Agua. la gran apuesta de James Cameron.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Nicolás

Luego de 13 años, por fin, llega a la pantalla grande la secuela de la que fue la película más taquillera de la historia: Avatar: El Camino del Agua. De la mano del aclamado James Cameron y de su tecnológica y revolucionaria forma de ver el cine, llega nuevamente el mundo de Pandora ante nuestros ojos.

Con un gran fin de semana de estreno, arrasando en taquilla y en crítica, pero con opiniones divididas del público e internet, hoy nos disponemos a revisar la candidata a nueva película más taquillera de la historia. 

Primero lo primero

El elefante en la habitación es la proeza visual que presenta Avatar: El Camino del Agua. Aquello en lo que todo internet está de acuerdo, incluso detractores, es el gran espectáculo cinematográfico que logra James Cameron.

El despliegue técnico de la película es alucinante y, dicho desde ya, recomiendo totalmente su visionado en IMAX 3D. No es un film al que nos podamos enfrentar desde un móvil o una tablet. “Avatar 2” requiere de la experiencia cinematográfica o, al menos, de la pantalla más grande a la que puedas optar.

Ahora bien…

Genera un tanto de polémica que Avatar éste ganando terreno y entrando a los ojos de la crítica y espectador por lo visual y no lo narrativo. Se le critica ser bastante similar, argumentalmente hablando, a su predecesora y le ha jugado en contra la constante comparación. Porque sí se notan los trece años de diferencias en lo tecnológico… pero aquella historia arquetípica con un enfoque en la paternidad no ha convencido a muchos.

Pese a todo “El Camino del Agua” ha logrado sobresalir en su fin de semana de estreno y en comparación con la cartelera habitual de grandes cines en 2022, tiene bastante que decir y enseñarnos.

Una película de antaño

James Cameron es un autor contemporáneo haciendo increíbles películas ochenteras y noventeras. Logra comulgar aspectos de su propio cine con la realización cinematográfica holllywoodense actual.

Puede ser cierto que su trama se quedó en los 2000’ y que nos recuerda a una película de guerra dosmilera, pero no deja de ser una película que habla sobre el mundo. Con un fuerte mensaje ecológico y sobre las identidades nativas, sobre el respeto a la naturaleza y la cultura indígena.

Existe un constante recordatorio de que el humano es el peor enemigo del humano, pero a la vez Avatar: El Camino del Agua es una película de hijos que enseñan a sus padres, de cómo las ideas se relevan y cómo las nuevas generaciones aportan soluciones a problemas cíclicos que arrastra su herencia.

Aquellas conversaciones no pueden ser más contemporáneas, incluso se emparenta un tanto con la reciente Wakanda Forever que también se hace cargo de un discurso que por más que pasa el tiempo seguimos sintiéndolo actual y vivo entre nosotros.

Se toma su tiempo

Con 3 horas y 15 minutos está claro que puede detenerse a hablarnos con total calma. Logra abordar lo que necesita abordar, sumado a que plantea incógnitas que necesita para su posteriores secuelas. 

No solo se da el tiempo en el planteamiento del conflicto, en profundizar en un personaje en concreto o detenerse en lo contemplativo. Hay una diferencia entre “darse el tiempo” y “ocupar” ese tiempo. Sus tres horas son sustanciosas. Hay un montón para ver, para entender, para explorar.

Claro que podría durar unos cuantos minutos menos, pero qué bueno que es tan extensa. Pocos son los directores que tienen la libertad de sacar adelante sus más profundas ideas. Avatar es un respiro entre tantas producciones de industria, entre tanto universo cinematográfico pese a que hablamos de una potencial saga enorme. No parece ser ningún capricho, más bien un proyecto ambicioso nacido de todas las ganas de su autor.

En fin

En definitiva Avatar: El Camino del Agua es una película de mucho corazón. Una rareza en el mainstream y un lujo que los grandes autores de vez en cuando pueden darse… crear un blockbuster de tomo y lomo.

Se vienen grandes años para Pandora (y James Cameron) y como espectador no puedo estar más feliz de  presenciar cómo el cine y la industria se superan constantemente a sí mismos, cómo a pesar de todo aún quedan grandes autores en la cultura pop.

Sobre Nicolás

Aveces nerd, aveces no tanto. Indeciso. Comico, no comiquero, sorry not sorry. En camino a ser guionista o escritor, lo que resulte primero (ojalá ambas porfi).

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí