Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » All My Heroes Have Always been Junkies, de Ed Brubaker y Sean Phillips

All My Heroes Have Always been Junkies, de Ed Brubaker y Sean Phillips

Ed Brubaker y Sean Phillips expanden el universo de Criminal con My Heroes Have Always Been Junkies, una historia íntima sobre las drogas

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Claudio Cubillos el 14/05/2021

Si hay un dúo de escritor/dibujante que han sabido dejar su marca en el noveno arte, sin duda que debe ser Ed Brubaker y Sean Phillips. Desde sus primeras colaboraciones en Gotham Noir (2003) y Sleeper (Wildstorm), este par se ha sabido complementar de manera excelsa, mezclando la narrativa neo-noir de Brubaker con los trazos oscuros y toscos de Phillips.

El deseo de navegar aguas distintas a los cómics de superhéroes en los que trabajaban en aquellos años los llevó  a crear Criminal (2006), una macrosaga que primero vio luz en Icon, el subsello de Marvel y actualmente lanzada por Image Comics. En sus relatos, Brubaker y Phillips deconstruyen y al mismo tiempo actualizan los comics pulp de los años 30. En particular(como pueden deducir de el nombre de la historieta), aquellas con énfasis en el crimen urbano.

Criminal es narrada de manera no lineal, con historias que ocurren entre las décadas de los 70s hasta los 90s, mostrándonos a la familia de ladrones de Tracy y Ricky Lawless, además de las complicadas vidas de varios personajes secundarios.

Pero en el 2018, la dupla de Ed y Sean decidió usar este universo para explorar un género que quizás uno no asociaría con ellos de primera: El romance. Sin embargo, My heroes have always been junkies no es una historia que trate de sobre el amor o relaciones…sino de el peligro de la romantizar a las drogas.

Esta historia es relatada por Ellie, una joven de 21 años que es enviada contra su voluntad a rehabilitación debido a sus problemas con múltiples sustancias ilícitas. Ella siempre ha glorificado las drogas debido a que las asocia con sus artistas favoritos, desde Van Goh y David Bowie hasta Gram Parsons y Judy Garland. 

Pero a medida que la narrativa avanza, descubrimos que Ellie tenía una madre drogadicta, de quien heredó algunos aspectos de personalidad, y sus ideas respecto a ese estilo de vida calaron aún más en su mente luego de que su madre muriera debido a su dependencia a la heroína.

Y eso se vuelve más evidente cuando conoce a Skip, otro joven que está en rehabilitación forzosamente. Ellie se jacta constantemente de ser una mala influencia, y encuentra en Skip un compañero perfecto para perseguir un estilo de vida peligroso y autodestructivo.

Luego de escapar de la clínica, estos dos jóvenes se vuelven una especie de Bonnie y Clyde modernos, constantemente robando para conseguir pastillas y demás estupefacientes. 

«Le doy un beso que dice «salta de este precipicio conmigo…» pese a que ya estamos cayendo»

Esto es intercalado con varios flashbacks a la vida de Ellie, siempre rodeada de una constante oscuridad y una familia que siempre parecía estar ligada al crimen de una manera u otra.

El desenlace es donde la conexión al resto del mundo de Criminal se vuelve aparente; sin embargo, no es necesario ser ultra conocedor de previas historias para disfrutar de My heroes have always been junkies, ya que sigue siendo una historia auto-conclusiva, muy íntima e introspectiva.

La parte visual destaca mucho ya que Sean Phillips se ve ayudado en color por su hijo Jacob, quien con sus tonos psicodélicos y brumosos logra crear un contraste entre la miseria de nuestros protagonistas y la percepción que tienen del mundo. De manera similar, los flashbacks a la niñez de Ellie, que según ella fue el único momento feliz de su vida, cuando solo le importaba escuchar vinilos con su madre, son coloreados en una escala de gris casi monótona, logrando un gran paralelo visual.

«Como una vaga memoria de cuando el mundo era perfecto… y todo lo que conocías era el amor.»

My heroes have always been junkies, a diferencia de las otras obras de Brubaker/Phillips que han sido serializadas, fue publicada como una “novela grafica”, por lo que es un excelente punto de entrada no solo al mundillo de Criminal, sino también en el mundo de los comics en general.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

Sígueme en mis redes sociales:

Sobre Claudio Cubillos

24.Santiago. Me gusta escuchar musica darks y leer mucho a Peter Millligan y Neil Gaiman. Actualmente en la búsqueda de dibujante para mi primer comic.

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí