Inicio » Cine y televisión » 3 Grandes especiales de Navidad en sitcoms

3 Grandes especiales de Navidad en sitcoms

El Especial de Navidad, una tradición que no deja fuera a ningún género y del que la comedia situacional se ha apropiado.

Tiempo de lectura: 9 minutos

Escrito por Nicolás el 22/12/2021

Los especiales de Navidad en sitcoms son infaltables. Las abundantes festividades de EEUU, típicas o exportadas, se han convertido en escenarios perfectos para ver a nuestros personajes favoritos en una situación extracotidiana. Y ya sea por requerimientos de producción, tradición o por llenar de contenido una larguísima lista de episodios, la Navidad es el contexto “especial” por excelencia.

Sin ánimos de hacer un top, o un orden particular, los siguientes son tres grandes especiales de Navidad que destacan por sobre la media. Distintos en formato y épocas, pero que reúnen aquellas sensaciones tan típicas de la festividad, además de guardar gran calidad por sí solos.

The Simpsons – “Especial de Navidad”

Probablemente la opción más obvia de la lista, pero a su vez la más conmovedora. Este episodio especial de Los Simpsons, no solo tiene el mérito de ser el primero de muchos a lo largo de sus más de 30 temporadas, también cuenta con el valor histórico de ser el episodio piloto de la serie.

Retrasos en la producción pospusieron el estreno hasta el mes de diciembre y, ante la festividad, el piloto original tuvo un enroque con su especial navideño. Una acertada decisión debido a que el especial traduce a la perfección el tono que manejaría la serie a lo largo de los años.

El marcado carácter traía consigo el humor fino y característico que hoy tan bien conocemos y celebramos, pero a su vez la complejidad dramática que apunta directamente a la demografía de la serie. Acertando con su tono adulto en los problemas que aquejan a la familia Simpson.

Su trama gira en torno a la víspera de Navidad. Donde la familia tendrá que gastar sus ahorros para borrar un inoportuno tatuaje de la piel de Bart, contando únicamente con el supuesto aguinaldo que la planta nuclear dará a Homero. Padre e hijo, entonces, tomarán absurdas decisiones para poder llevar la alegría navideña a su hogar. Culminando con la llegada de un nuevo integrante a la familia, Ayudante de Santa.

Resulta conmovedor (y un tanto descorazonador) ver a Homero teniendo problemas “reales”. Fallando en el intento de ser el hombre/padre/proveedor y entregando cuestionables lecciones a su hijo, siendo patéticamente gracioso. A la vez que aprende y se refleja en Ayudante de Santa, aceptando su poca fortuna y compartiendo una gran frase: “¡Es un perdedor, es un adefesio… es un Simpson!”

Que más navideño que atravesar la adversidad aceptando aquello que siempre estuvo frente de ti, con moralejas y en familia.

Ted Lasso – «Carol of the Bells»

Si algo necesitaba este mundo, y no lo sabíamos, era a Ted Lasso. Y si algo necesitaba la Navidad, y no lo sabíamos, era este especial. Pese a ser un “requerimiento de producción”, ya que su segunda temporada fue renovada para 12 episodios en vez de 10 como se pensó en un principio, resultó ser un gran acierto  dar vida al especial de navidad de Ted Lasso.

Aún con su marca de “episodio entre episodios” sigue siendo parte del total tomando el cálido y conmovedor espíritu de Ted Lasso. Sin desarrollar ningún arco de personaje dentro de la temporada o alguna situación dramática contundente, se las arregla para encajar dentro de este mundo esperanzador. Un mundo donde los problemas tienen solución y las personas entienden las complejidades de otras.

Con una distintiva intro en stop motion, el guion nos sitúa en el día de Navidad. Con un Ted habiendo superado el divorcio, pero alejado de su hijo, una Rebecca volviendo a retomar su vida luego de su separación, Roy y Keely en pareja, lidiando con su pequeña sobrina y la familia Higgins invitando a quien quiera a su hogar. Se utiliza perfectamente el contexto para mostrarnos lo mucho que han crecido/aprendido los personajes.

Adquiriendo valor incluso luego del final de temporada. Volver a verlo da cuenta de aquella sensación de unión, familia y de que las cosas estarán bien, que se aferran perfectamente al discurso de Ted Lasso (a la Navidad).

Si Ted Lasso fuera un mes sería diciembre, si fuera una festividad sería la Navidad. Siendo el corazón de la serie la empatía no es sorpresivo lo bien adecuado que se encuentra este mundo en Navidad. Lleno de humor, de clásicos gestos exagerados y pomposos, típicos de comedia romántica (referenciando directamente a Love Actually), la infaltable “buena acción” y un final de no creer.

The Office – “Christmas Party”

El primer especial de Navidad en The Office, albergado en su segunda temporada y en el corazón de los fanáticos. Con íconos como la tetera que regala Jim a Pam o el disfraz de duende de Dwigth se ha convertido en un clásico de los clásicos navideños.

La oficina juega al Secret Santa (o “amigo secreto” por estos lugares), lo que podría haber sido un simple rito navideño se desvirtúa por la cotidianidad de la oficina. Con Michael Scott intentando conseguir lo que quiere con la poca asertividad que lo caracteriza. Habiendo arruinado el espíritu navideño decide ir a buscar lo único que puede traerlo de vuelta… alcohol.

El episodio quizás pasaría desapercibido si no fuera por la hilaridad de Michael y por el enfoque en la relación de Jimm y Pam. A pesar del cambio de tono que tuvo la serie entre su primera y segunda temporada, el personaje de Steve Carrell permanece bastante apático. Reflejando en su comportamiento la necesidad de atención, cariño y aceptación por parte de quienes considera sus amigos (algo bastante de especial de Navidad). 

Por otro lado aún se encuentra el floreciente amor de una de las parejas favoritas en las sitcoms. Que Jimm tenga de Secret Santa a Pam es la oportunidad perfecta para una declaración de amor, que se ve truncada por la interferencia de su jefe en la dinámica navideña. 

El especial está lleno de detalles que los fans amarán (y los no tan fans, terminarán haciéndolo) como la creciente locura de Creed, el carácter de Angela, el extraño amor de Michael por Ryan, la primera aparición de Bob Vance “Vance Refrigeration”, y aquella mítica carta que Jimm no se atrevió a entregar a Pam cuando pudo, pero que volvimos a ver en el final de la serie.

En general, la esencia de The office es bastante navideña. Personajes que se equivocan constantemente y que aprenden de algún modo, que forman familia, que lidian en conjunto con sus problemas, que buscan el cariño y la aceptación, y que permanecen unidos más allá de sus diferencias.

“La Navidad es asombrosa. Primero que todo, puedes pasar tiempo con la gente que amas. Segundo, puedes emborracharte y nadie puede decir nada. Tercero, entregas obsequios. ¿Qué es mejor que entregar obsequios? Y cuarto, recibes obsequios. Cuatro cosas. No está mal para un solo día. Es el mejor día de todos.

Michael Scott

Punpunia.cl

Sobre Nicolás

Aveces nerd, aveces no tanto. Indeciso. Comico, no comiquero, sorry not sorry. En camino a ser guionista o escritor, lo que resulte primero (ojalá ambas porfi).

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí