Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » Trazos: La travesía de una artista

Trazos: La travesía de una artista

Acompañamos a Simona en una cruzada para reencontrarse con su arte. Recorriendo un largo camino para crecer y encontrarse consigo misma.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Nathy V. Contreras el 25/11/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Simona es una artista en despegue con un gran potencial, pero todo cambia cuando lo que parecía ser una gran oportunidad fracasa y su pasión por crear es arrancada ferozmente de su corazón.

Un camino largo

Fernanda Frick (Santiago, 1991) es directora de animación, creadora del cortometraje: Here`s the Plan (2017) nominado en diferentes festivales del mundo. Ilustradora y artista de comics. Comenzó la creación de Trazos el 2011 y desde entonces pasaron 8 años para que su obra llegara a buen puerto acompañado de un impecable y atractivo Book Trailer animado por la misma autora.

Los primeros indicios de la novela gráfica aparecieron en un fanzine de 20 páginas llamado Nightwalk (2010). Trazos es un viaje coronado de esfuerzos y varias postulaciones hasta conseguir el Fondo del Libro a fines del 2014, información que encontramos detalladamente junto a algunos bocetos luego del epílogo de la obra.

En Trazos, una novela gráfica de Fernanda Frick acompañamos a Simona en una compleja cruzada para reencontrarse no solo con el ferviente amor que tenía por su arte, sino también y aún más importante: un camino para crecer y encontrarse consigo misma.

Se busca…

A través de sus más de 200 páginas, Trazos (Editorial Planeta Cómic) nos acoge con la suavidad del diseño de sus personajes antropomorfos que contrastan ante la complejidad y matices grises de la historia. Relatando la vida de Simona una joven gata artista que ama sin medida el dibujo y la pintura como expresiones predilectas.

Simona es esforzada y disfruta de su arte como nadie, pero también es insegura de su propio valor. Cuando llama la atención de los entendidos del medio y se presenta una oportunidad, un voraz fracaso la despoja de todo lo que alguna vez sintió tan propio (tanto personal como socialmente) generando que sus ganas de crear sean aplastadas y ocultas en una caja para ojalá olvidar que todo esto alguna vez pasó.

Simona, la protagonista de Trazos

El trago del fracaso siempre es amargo. Citando una de las frases de Simona: “No es bonito cuando pierdes eso que te ha acompañado toda la vida”. Lo que antes fluía y formaba parte de ella como una extensión de sí misma ya no está. Su sentido de pertenencia se encuentra totalmente perdido y nos encogemos junto a ella en medio de páginas entintadas que acompañan su duelo.

Su transmutación no solo es emocional sino también física y los pensamientos negativos hacen su tarea sin demora: “No puedo ¿Para qué lo intento?”. Alejando a conciencia o inconscientemente cualquier intento de volver a levantar si quiera un lápiz.

Pero la vida sigue y Simona encuentra otra forma de ganarse el sustento. En principio con una actitud mordaz, distante y adolorida. Ocultando incluso a su “antigua yo” de sus compañeros. Pero poco a poco el mundo de nuestra querida artista comenzará a desplegar sus alas. Por supuesto con cautela, con altos y bajos, como la vida misma.

Un cambio de paradigma

Las inseguridades sobre las obras que se crean, el propio juicio inmediato ante cualquier intento de avanzar un poco de vuelta al flujo creativo, la auto crítica mordaz que no tiene compasión alguna por los pasos a una posible salida, el auto sabotaje que ningunea el mínimo esfuerzo, todo eso está en Simona. Incluso los despiadados pensamientos rumiantes de media noche.

Pero por suerte, en lo que podemos denominar lo que para ella es su: “camino equivocado o no artístico”. Simona amplía de a poco su mundo gracias a las perspectivas, metas y sueños de otros. Los planes e intereses de formar un curso en dirección a lo que cada uno anhela y ama. Caminos que de alguna forma resuenan con el que ella abandonó y tal vez, solo tal vez un pequeño paso para pintar una primera raya en el papel luego de un largo tiempo.

Puede que los personajes de Trazos sean gatos, pero las situaciones se hacen tan reales (personalmente tengo algunas inquietantemente parecidas) que se olvida que no son personas, al contrario, se sienten de lo más humanos.

© Fernanda Frick

La obra de Fernanda Frick habla de arriesgarse y defender nuestros principios.  Cada página nos ilustra acerca de que el camino que pisamos día a día está pavimentado por nuestros errores y fracasos, lo que no significa que sea malo o que sea fácil, pero tampoco significa que sea lo único que habrá. Así lo descubre Simona, apoyándose en el amor de gente que quiere acompañarla sin condiciones. Encontrando paz al cuidar de otro que es incluso más frágil en un efecto espejo mientras sana sus propias heridas. Retomando el rumbo con pasos pequeños y momentos cortos de disfrute cotidianos sin presión alguna.

Opinión personal

Honestamente Trazos me llegó en forma muy personal y creo fehacientemente que cualquier persona que haya dedicado, aunque sea una parte de su vida a crear algo se va a sentir muy identificado/a, si es que no apuntado directamente con esta novela gráfica. (Por lo mismo imperativo que cuando pueda la lea, 100% recomendada) Yo me la leí de un viaje 2 veces.

© Fernanda Frick

La obra de Fernanda Frick no solo habla de querer destruir lo que alguna vez disfrutaste, ni de avergonzarse de uno mismo luego de fallar. Trazos habla de esperanza.

De poder superar con paciencia de a poco ese pozo oscuro o esa terrible adicción a la amargura.  Recordar la conexión interna cuando disfrutabas lo que hacías, como cuando dibujabas de niña por puro gusto sin temor al fracaso. Habla de empezar de nuevo y por sobre todo de aprender a perdonarse.

Creo que se trata con mucho respeto el camino de Simona, no es fácil, no es mágico, ni simple de arreglar. Requiere esfuerzo, paciencia, convicción, espíritu y resiliencia ante todas las puertas que se te pueden cerrar en la cara y las inminentes recaídas.

Un incentivo absoluto para volver a sacar los pinceles de las cajas, la libreta y el lápiz, para mí lo fue y agradezco de corazón esos años de trabajo a su autora.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

14 publicaciones.

Sobre Nathy V. Contreras

Alguna vez asistente de arte :) Escritora nocturna Obsesión actual: "Good Omens" con tecito. Puedo recordar el nombre de un personaje que apareció 5 segundos en una caricatura , pero no el año en que estamos. Hellboy es mi pastor.