Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » [Transformers] Desperdigados. Parte 3

[Transformers] Desperdigados. Parte 3

Hot Rod, Soundwave y Ultramagnus viven historias en donde la lealtad, la culpa y la responsabilidad son importantes para los transformers.

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por Milo el 07/12/2021

Valor, deber y misión

Esta reseña contiene spoilers moderados y comprende los números individuales Spotlight Hot Rod, Soundwave y Ultramagnus.

Spotlight Hot Rod

Todo comienza con Hot Rod infiltrándose en un planetoide controlado por los ‘cons, con el objetivo de cumplir una misión de importancia fundamental, pero que al mismo tiempo esconde un lado más frágil que el rojo se esfuerza por ocultar: siente culpa.

Mientras se interna en el centro decepticon, una misión antigua aparece en su memoria, una en el lejano Ki-aleta donde sus compañeros eran Gizmo, Download, Backbeat, y Dealer, y el objetivo era nada menos que robar la Magnificencia, un aparato ancestral protegido por los guardianes Omega, y que tiene una capacidad que resulta vital para la guerra.

Se trata de un oráculo místico capaz de entregar información de casi cualquier cosa, lo que significa que si los Decepticons la toman, se harán con el control de cualquier reserva de energía, ganando una importante ventaja táctica.

Volviendo al presente, Rod consigue infiltrarse de forma exitosa, y la misión actual se conecta con la anterior en un punto crítico: cuando fueron detectados y sus compañeros comenzaron a morir uno a uno, la orden específica del líder del equipo era tomar un camino alterno y proteger el valioso artefacto, a cualquier precio. En el presente, la arriesgada y casi suicida misión de Rod es rescatar a un cautivo Dealer, único sobreviviente de aquel desastre además de él, y que ha estado encarcelado todo este tiempo.

Después de rescatar a su ex colega y asegurarse de que esté bien, nuestro protagonista piensa que ha podido expiar parte de sus culpas, sin sospechar que alguien dentro de esa historia ha estado manipulando todo desde un principio.

Spotlight Soundwave

La información es poder y nadie lo sabe mejor que él, pero ser parte de los Decepticons no significa que sea fiel a la causa particular de un líder o momento. Hay algo más grande.

La acción nos traslada a la Tierra algunos años en el pasado, donde el oficial de comunicaciones está en su modo de grabadora siguiendo las acciones de réplicas sintéticas que aparentan ser humanos, aunque no lo son. Han estado simulando ser los humanos a los que reemplazaron en una obra de extracción de combustible, mientras de forma paralela llevan a cabo su parte en las órdenes de otro decepticons con planes propios.

La razón de la presencia de Soundwave en la Tierra radica en las consecuencias de los hechos ocurridos en el spotlight de Shockwave. Tras perder la pista de su oficial, Megatron dejó a Bludgeon a cargo de descubrir qué estaba tramando el cíclope; pero sabiendo que sus secuaces pueden ser peligrosos y traicioneros, el líder ordenó a Soundwave que vigilara de cerca las acciones de su otro oficial.

Soundwave descubre que aquello en lo que están colaborando los reemplazos humanos es en la búsqueda y extracción de Ore 13, uno de los combustibles sembrados por Shockwave tiempo atrás. Bludgeon no se lo ha dicho a Megatron, y sabiendo que en tiempos de guerra es muy importante el combustible, el espía tampoco lo hace, optando por investigar más de cerca.

Lo que en un principio sería un intento de acuerdo para asegurar una porción de Ore, se convierte en una batalla cuando Bludgeon revela que sus planes nada tienen que ver con la acumulación de combustible, sino que ese es sólo un medio para conseguir los recursos suficientes para poner en práctica un plan: revivir a Thunderwing.

Aterrorizado ante esta posibilidad, Soundwave intenta detener a su rival, pero fracasa de forma estrepitosa, quedando confinado al modo alterno e incapaz de intervenir en los eventos que están a punto de suceder.

Spotlight Ultramagnus

Magnus es un duro; no solo es grande y fuerte, sino que tiene un objetivo que prevalece por sobre todo lo demás: hacer cumplir la ley.

Lo que podría parecer una ocupación monótona reporta todo tipo de actividades. En esta ocasión lo vemos llegando a un remoto planeta en donde intenta ocultarse Swindle, un decepticon que no ha hecho otra cosa más que vender y revender armas al mejor postor, un negocio lucrativo en tiempos de guerra, pero que ayuda a aumentar de forma considerable los niveles de amenaza a lo largo de las estrellas.

Magnus captura al escurridizo decepticon, pero se ve en la obligación de dejarlo ir tras hacer un trato que podría ayudarlo a hacer un acto de justicia mayor que atrapar a un traficante de armas. Ha roto una directiva para llegar a un objetivo más importante, y aunque sabe que eso está mal, el archivo que aún no se ha cerrado es demasiado valioso como para dejarlo pasar.

El viaje entonces lo lleva al planeta Nebulos, en busca del poderoso Scorponok, quien tiene como modus operandi el crear organizaciones científicas que intervengan en la sociedad, mientras él opera seguro entre las sombras. Utilizando un simulcrum, el oficial consigue infiltrarse en el planeta y ciertas industrias de trabajo científico que dependen del consorcio Zarak; para su sorpresa, entre los múltiples experimentos que ahí se realizan ve un proyecto que ha modificado el cuerpo de un nativo, incorporando partes mecánicas con tecnología cybertroniana.

Tras ser descubierto y verse obligado a actuar, Magnus tiene un enfrentamiento con Scorponok en persona. El enorme transformer ya lo ha confrontado en el pasado y hay asuntos pendientes ente ambos, por lo que la batalla es sin tregua. Sin embargo, el propio Zarak se interpone en la pelea intentando proteger los laboratorios, resultando muerto y brindándole al escorpión una oportunidad de alcanzar un portal espacial y perderse en el espacio otra vez.

Así, el oficial de la ley se queda con las manos vacías y debe conformarse con el premio de consuelo, que es volver a atrapar a Swindle; pero el amarillo otra vez parece tener información útil. ¿Volverá Magnus a ceder en pos de un bien mayor?

Equipo creativo

Spotlight Hot Rod

Argumento:    Simon Furman

Arte:               Nick Roche – Liam Shaloo – James Raiz

Rotulación:     Tom B. Long

El estilo de los personajes se toma todas las libertades que permiten las formas cybertronianas, agregando a esto rostros con facciones muy definidas que expresan con claridad las emociones de los personajes. Este estilo de dibujo será muy importante en cómics posteriores.

Spotlight Soundwave

Argumento:    Simon Furman

Arte:               Marcelo Matere – Nick Roche -Rob Ruffalo

Rotulación:     Neil Uyetake

Esta historia da espacio para conocer un poco más a uno de los personajes más misteriosos de este universo. Lo que ocurre aquí tendrá relevancia a futuro.

Spotlight Ultramagnus

Argumento:    Simon Furman

Arte:               Robby Musso – Kieran Dats – Klaus Sherwinsky

Rotulación:     Neil Uyetake

En el aspecto técnico, la intervención de seres vivos con tecnología mecánica es algo que ya habíamos visto en el Spotlight de Sixshot. Sin embargo, este tipo de cambios físicos en particular tendrán relevancia muy pronto, así como los planes de Scorponok.

Si tienes comentarios o dudas, hazlas con toda confianza. Nos encontramos muy pronto en la siguiente parte de esta serie de reseñas: Infiltration.

Recuerda seguir a Comiqueros en redes sociales para que no te pierdas novedades de cómics, literatura, cine y animación, y nos encontramos muy pronto en una nueva reseña del universo Transformers.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

Sígueme en mis redes sociales:

Sobre Milo

Escritor, creador de contenido. El sarcasmo a veces no es opcional.

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí