Inicio » Cine y televisión » The Vast of Night: La Joya Indie de la Ciencia Ficción

The Vast of Night: La Joya Indie de la Ciencia Ficción

En su debut como director, Andrew Patterson hace un glorioso homenaje con The Vast of Night a las emblemáticas series y películas del sci-fi

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Nathy V. Contreras el 30/09/2022

Imagina estar en un pueblo solitario, iluminado únicamente por las estrellas. Miras al cielo en medio del silencio y es ahí justamente cuando tu mente recuerda, que en los lugares más apartados suelen ocurrir las cosas más extrañas. The Vast of Night (2019) es una de estas historias.

La obra debut del director Andrew Patterson, quien formó parte del guión junto a Craig W. Sanger fue estrenada en enero de ese año en el Festival de Cine Slamdance, en dónde no pasaría mucho tiempo hasta formar parte de la plataforma de Amazon: Prime Video

La historia se desarrolla en el pequeño pueblo de Cayuga, Nuevo México. Durante los años 50.  Iniciando el film con un evento que reúne la atención de toda la comunidad: los primeros partidos de baloncesto de la temporada. 

Apartándose poco a poco de la multitud, Everett Sloan (Jake Horowitz) un carismático locutor radial de la WOTW camina junto a Fay Crocker (Sierra McCormick) una de las operadoras telefónicas de Cayuga, en dirección a sus trabajos.

Es durante esa misma noche, que la central de Fay y la emisión en vivo de Everett son interrumpidas por una inexplicable frecuencia que reproduce un extraño sonido.  Una llamada telefónica a la emisora será el inicio de respuestas al misterio, que solo abrirán inquietantes preguntas a medida que la noche avanza y ambos se acerquen a la verdad.

Damas y caballeros, con ustedes: The Vast of Night. 

Abducidos por la atmósfera 

Los acelerados diálogos mantenidos por Everett y Fay capturan instantáneamente la atención del espectador; hablando del futuro, saludando a la ciencia ficción.  La química entre ambos hace pensar que han actuado juntos incontables veces, sin advertir siquiera que este era el papel debut de Horowitz como protagónico.   

Deambulamos junto a ellos, transportados por silenciosos planos secuencia a través de las calles de un pueblo fantasmal. Firma intangible de Patterson durante el resto del film.

The Vast of Night dispone además del recurso radioteatral. Manteniendo un relato a medida que la pantalla se extingue. Dejándonos a solas con nuestra mente, concibiendo las imágenes faltantes.  

El tratamiento visual hace eco de la época. Cómo grabado con una cámara antigua, el grano se apodera de la imagen. Así como la tela neblinosa generada por los destellantes focos del gimnasio.  El resto de las luces son tenues, alumbrando las escenas con encendedores, linternas y faroles que parpadean luchando con la inmensidad de la noche.  

La banda sonora nos sumerge sin darnos cuenta de cuando toma posesión sobre el silencio. Acompasada, llamándonos con violines sonando a lo lejos, aumentando el secreto que habita en los cielos de Cayuga.  

La dimensión del homenaje 

Si bien la película está inspirada por dos eventos: el incidente OVNI de Kecksburg y las desapariciones de Foss Lake. La cinta emana amor por las emblemáticas producciones de ciencia ficción, dejando varios easter eggs regados en pantalla.

The Vast of Night comienza con un homenaje a la Dimensión Desconocida (The Twilight Zone) imitando la presentación del programa en un gemelo llamado Paradox Theater. Otro dato menos evidente es el nombre del pueblo ficticio Cayuga, perteneciente a la productora del mismísimo Rod Serling, el legendario anfitrión de la serie. 

La estación de radio WOTW tampoco es una casualidad, sus siglas corresponden a The War of the Worlds (La Guerra de los Mundos) la novela de H.G Wells que causó pánico al ser adaptada por Orson Welles en un programa radial.

Finalmente el nombre de Everett, hace referencia al actor Everett Sloane. Reconocido por su papel de Mr. Bernstein en el Ciudadano Kane (Welles nuevamente presente) quien actuó también para el capítulo The Fever en The Twilight Zone.

La cinta contiene misterios dignos de un episodio de los Archivos Secretos X, así como referencias a Spielberg y sus Encuentros Cercanos del Tercer Tipo hacia el final. Lo interesante es que la rememoración de todas estas obras, no opacan el carácter propio del metraje.

Una clara muestra de temple al ser rechazada por al menos 13 festivales de cine, filmada en cuatro semanas y armada con un reducido presupuesto. The Vast of Night representa las ganas de gastar ese único tiro en algo inolvidable.  

En la personal

The Vast of Night alaba con reverencia a la ciencia ficción. Es reencantarse con la curiosidad y la emoción de pensar sobre lo que podría ser cierto; y el pánico que causaría si lo fuera.  Una joya del género que por algún motivo (quizás pandémico) ha pasado casi desapercibida, exceptuado por los adeptos al género. 

Siendo más críticos, la justificación otorgada sobre el por qué hacemos lo que hacemos, tiene tintes bastante ingenuos. Al proponer una visión optimista sobre la verdadera naturaleza humana, si esta no fuera controlada. En cuanto al final, tal vez si hubiese sido menos explícito, habría generado mayor fuerza.

Con toda honestidad The Vast of Night, es una película a la que volveré muchas veces. Buscando la sensación de ese algo, que aunque no sepamos bien lo qué es, nos hace sentir tremendamente insignificantes al levantar la vista hacia el cielo nocturno. 

Sobre Nathy V. Contreras

Alguna vez asistente de arte :) Escritora nocturna Obsesión actual: "Good Omens" con tecito. Puedo recordar el nombre de un personaje que apareció 5 segundos en una caricatura , pero no el año en que estamos. Hellboy es mi pastor.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí