Inicio » Noticias » Cine y televisión » Robin Robin: Un deseo de Navidad

Robin Robin: Un deseo de Navidad

Robin Robin es un cuento animado navideño sobre una optimista avecilla llamada Robin, quien es criada por una amorosa familia de ratones.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Nathy V. Contreras el 10/12/2021

Poniéndonos a tono con los festejos navideños que están a la vuelta de la esquina. El día de hoy tenemos una tierna historia protagonizada por una decidida pajarita cuyo mayor deseo es convertirse en la mejor y más sigilosa de todos los ratones.

A cargo de los Estudios Aardman Animations (Chicken Run, Shaun the Sheep Movie y ganadores del Oscar por: Wallace & Gromit: The Curse of the Were-Rabbit) esta vez llegan a la pantalla chica con un cortometraje musical, por supuesto realizado con su más que pulida técnica en stop-motion, llamado: Robin Robin (2021) dirigida por Daniel Ojari y Michael Please, estrenado recientemente por la plataforma Netflix el pasado 24 de Noviembre de este año.

Robin Robin es un cuento animado navideño sobre una optimista avecilla llamada Robin (Bronte Carmichael en la voz original),  quien es criada por una amorosa familia de ratones. Al crecer la pajarita, quien peina sus plumas para parecerse un poco más a su padre y hermanos, busca demostrar su valía como ratona entrando a la casa de los temibles “jumanos” en busca de provisiones para todos.

Durante su aventura, Robin encontrará un aliado con un excéntrico pasatiempo quien la acompañará en la búsqueda de su deseo. Probando suerte con una tradición navideña junto a un plan y una estrella; escapando de una temible gata y sin quererlo dirigiendo sus alitas por el sendero hacia su propio autoconocimiento.

En términos simples la historia de Robin habla de aceptación. por lo que en principio somos testigos de la división de su propia naturaleza: la que quiere encajar con su familia ratonil y la constante batalla con sus rasgos naturales de ave.

De la plastilina al fieltro

En contraste con el característico uso de los personajes de plastilina (claymation o plastimación) del renombrado estudio británico, esta vez para ejecutar las animaciones en Robin Robin cada personaje fue creado en base a la técnica del needle felting. Esta técnica consiste en compactar un vellón de lana por medio de una aguja especial, por resumirlo de forma simple.

En el siguiente video se puede ver parte del proceso creativo para dar vida a la malintencionada gata, interpretada por la profunda voz de Gillian Anderson (The X-Files, Sex Education y The Crown)

La decisión visual en torno a la materialidad para contar este cuento navideño se comprende y agradece inmediatamente. Representa sin esfuerzo la suavidad de la historia, recuerda esas antiguas editoriales que fotografiaban figuras de fieltro para contar cuentos clásicos, encajando perfecto con la paleta de color cálida de las escenas a pesar de la cantidad de nieve que rodea el relato, acompañado de la música compuesta por The BookShop Band. Robin Robin es un recomendado familiar absoluto para esta Navidad.

Opinión personal

Visualmente, Robin Robin es una animación muy grata a la vista. La sensación de calidez navideña sin duda está presente. No pude dejar de pensar en el gran parecido (probablemente sea una referencia a propósito, no tengo pruebas pero tampoco dudas) con esas colecciones animadas de cuentos clásicos tipo: Editorial Froeben Kan o Editorial Karten (me fui al baúl de los recuerdos máximo, pero esos libros eran y serán siempre una joya). Por lo mismo creo que es una animación que atrapa la vista de inmediato: es esencia antigua canalizada en nuevos formatos.

Cuento Animado: Anita y los tres osos. Editorial Karten

No me considero muy fan de los musicales, pero el tema de la Navidad va de la mano con ese género, por lo que no se podría esperar menos. Ahora, la canción de la gata es sin duda la mejor del popurrí de melodías, pero eso pasa casi siempre con los villanos.

El conflicto se resuelve rápido, pero es cierto que 30 minutos es muy poco tiempo para ahondar en un tema tan complejo como la búsqueda de la identidad, independiente de lo que te hayan marcado en la fichita cuando naciste. Se podría tal vez en formato película ahondar con mayor énfasis sobre la identidad personal de alguien, pero al menos es una forma lúdica de aprender sobre el tema. Alguien que al final acepta todas sus aristas: su parte ave y su parte ratón en este caso, de ahí el Robin Robin acogiendo los dos lados de su mundo y aprovechándolas finalmente de la mejor manera posible.

Robin Robin se pasa de un viaje y tiene que estar anotadísima en la lista si buscas algo relajado para ver en vísperas de Navidad. La animación claramente está enfocada al público infantil y/o familiar, pero no quita que sea entretenida de ver.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

Sígueme en mis redes sociales:

Sobre Nathy V. Contreras

Alguna vez asistente de arte :) Escritora nocturna Obsesión actual: "Good Omens" con tecito. Puedo recordar el nombre de un personaje que apareció 5 segundos en una caricatura , pero no el año en que estamos. Hellboy es mi pastor.

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí