Inicio » Cine y televisión » Reseña: Martín: El Hombre y la Leyenda

Reseña: Martín: El Hombre y la Leyenda

Estrenada el 2018 en las pantallas de Mega, la miniserie de 4 episodios, Martín: El Hombre y la Leyenda narra la vida del boxeador chileno Martín Vargas.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Andrelo el 21/04/2020

Siempre se ha dicho que en Chile no se respeta a los ídolos, y que en vida nunca se les da el reconocimiento que merecen. Martín: El Hombre y la Leyenda es claro ejemplo de que a veces, en este país se pueden hacer las cosas bien. La miniserie biográfica estrenada el año 2018 por las pantallas de Mega, narra la vida del boxeador chileno oriundo de Osorno, Martín Vargas, cuyas hazañas en el ring trajeron más de alguna alegría al pueblo chileno.

“Pega Martín, pega!” aún se le puede escuchar con frecuencia a los mayores de 35 o 40 años, testimonio absoluto del impacto mediático que produjo hace un par de décadas el púgil nacional. Su vida y su historia fue llevada a la pantalla chica por La Santé Films, en una miniserie de 4 capítulos estrenada el lunes 7 de mayo del 2018. Escrita por Rodrigo Cuevas, responsable de series como Los 80, y dirigida por Juan Francisco Olea.

Argumento

Prendiendo velas a la virgen de Lourdes y recitando “pegar y que no me peguen, como si fuera un mantra que guiase sus puños a la cara del rival, parte el primer capítulo de Martín: El Hombre y la Leyenda. Un pequeño flashback nos lleva a sus inicios en el boxeo, peleando en Osorno cuando aún era un niño.

Ya en Santiago, vemos el recorrido del campeón, desde su debut en Melipilla a los 19 años contra Juan “Cañonero” Miranda, pasando por la pelea por el título nacional contra Alfredo Alcayaga en 1974, hasta su consagración como campeón sudamericano el año 1975 en una de sus mejores peleas, noqueando a Gonzalo Cruz a los 17 segundos del primer round frente a 30.000 personas en el Estadio Nacional, lugar que hasta hace poco había servido como centro de detención de la dictadura de Pinochet.

Mientras miles de jóvenes, la mayoría pobres como Martín, eran detenidos, torturados y asesinados, él comenzaba su camino hacia la gloria.

Mas allá de las peleas en el cuadrilátero, las más difíciles ocurrieron fuera de este; ganarle a la vida, ser estafado por todo el mundillo que se aprovechó de él, y la lucha contras sus propios demonios. Estar en lo más alto y perderlo todo.

Elenco

No es un misterio para nadie que la industria cinematográfica chilena está a kilómetros de distancia de las producciones internacionales; factorías que sacan películas y series, temporada tras temporada, montos multimillonarios y cientos o miles de actores que aparecen constantemente. En Chile la cosa anda un poquito más lenta, y generalmente vemos a los mismos actores repitiéndose el plato en novelas, series y películas.

Pese a lo anterior, y pecando de lo descrito unas líneas atrás, el casting cumple perfectamente. Si bien, no encontramos rostros nuevos, podemos ver la consagración como actor de Gastón Salgado en el rol protagónico de Martín. Luego de demostrar gran capacidad en series como El Reemplazante, Sudamerican Rockers, y Sitiados, era momento de protagonizar su propia serie y lo logró con creces.

Alfredo Castro, uno de los mejores actores chilenos en mi humilde opinión, encarna a Lucio Hernández, manager de Martín, mientras que Francisca Lewin toma el rol de la esposa del nacido en Rahue. Lucas Bolvarán, Otilio Castro, Alejandro Goic, Mario Horton, y Nelson Brodt, anteriormente vistos en Los 80, ahora interpretan al hijo de Martín, su preparador físico, periodista deportivo, productor y padre respectivamente.

Análisis y opinión

Si bien, Martín Vargas poco y nada sabía de política, el contexto social está fielmente plasmado en una serie que transcurre desde fines de los 60’s hasta los años 90’s. En ese mismo sentido, el trabajo de caracterización de los personajes es preciso; no se busca hacer una caricatura de la época ni del mismo Martín. Siguiendo esa línea, el proceso de maquillaje y envejecimiento del protagonista a lo largo de los años es genial y delicado.

No es fácil condensar una historia de 30 años en 4 episodios, más aún la de un personaje tan mediático y con tantas aristas como la del 4 veces aspirante al título mundial. Por lo mismo, se agradece cuando se hace un trabajo con cariño, y en este caso, el cariño se nota a lo largo de toda la producción; una historia que fluye y engancha desde los primeros segundos, una bella fotografía, y una mescolanza de emociones muy bien dosificadas.

Sobre las actuaciones no hay mucho que agregar. Alfredo Castro siempre crack. Por otro lado, Bolvarán vuelve a demostrar sus dotes innatos para las tablas, mientras que el papel de Horton es uno de mis favoritos dentro de la serie. Volviendo al rol protagónico, Salgado tuvo que entrenar durante 6 meses junto a profesionales del boxeo y el mismo Martín Vargas, lo que se traduce en una actuación fluida y orgánica. No es una imitación, es una interpretación.

Puede no gustarte el boxeo, inclusive puede no gustarte el deporte en general, pero Martín: El Hombre y la Leyenda es una serie sobre la vida.

Los niños ricos, los hijitos de papá no boxean. Porque el boxeo es una pelea contra el hambre y los zapatos rotos.

¿Dónde verla?

La miniserie de 4 episodios se encuentra de forma gratuita en la página del Consejo Nacional de Televisión.

Nos leemos luego.

Sobre Andrelo

Saludos mortales. Me llaman Andrés. Fonoaudiólogo de profesión y padre de afición. Todo lo relacionado con el manga, anime, comics, videojuegos, cine, y ñoñez en general, tiene su lugar en este espacio.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí