Inicio » Noticias » Cine y televisión » KADAVER: La inquietante película noruega de Netflix

KADAVER: La inquietante película noruega de Netflix

Escrita y dirigida Jarand Herdal, Kadaver de Netflix cuenta cómo Leonora y su familia intenta sobrevivir a un siniestro especátulo.

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por Muerto el 22/12/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Kadaver o El Cadáver (que no debe confundirse con la película de terror sobrenatural “Cadaver” de 2018) es un film que llegó a la plataforma de Netflix el pasado 22 de Octubre y nos cuenta una historia de terror post-apocalíptica bastante interesante que toca temáticas como la supervivencia, el amor filial y nuestros papeles dentro de la sociedad.

El film nos cuenta la historia de Leonora (Gitte Witt), su marido Jacob (Thomas Gullesta) y su hija Alice (Tuva Olivia Remman), quienes han sobrevivido a un desastre nuclear del cual no se entregan muchos detalles a lo largo de la obra.

En este nuevo mundo la comida es escasa. Cada uno debe encontrar su propio refugio mientras la gente muere hambre y frio en las calles.  

Los personajes siguen su rutina hasta que un chinchinero irrumpe en su calle, invitándolos a ellos y otras a personas a asistir a un show que tendrá lugar en la inmensa mansión a las afueras de la ciudad. Quienes asistan podrán disfrutar de un banquete y una función de teatro que le hace especial ilusión a nuestra protagonista, que antes del ataque nuclear era una conocida actriz.

Un espectáculo aparentemente inofensivo invita a la familia y al resto de asistentes a seguir a los actores por todo el hotel para conocer sus historias. La única regla o condición es que en todo momento deben llevar puestas unas máscaras doradas para que los actores puedan diferenciarlos de sus compañeros.

Sin embargo, a medida que avanza el espectáculo y los protagonistas se pierden en sus pasillos, la pequeña Alice desaparece. Tanto Leonora como Jacob enloquecen con la pérdida de su hija y abandonan sus máscaras para ir a buscarla por el edificio laberintico, donde poco a poco van descubriendo los mórbidos y retorcidos secretos que se ocultan tras este macabro espectáculo.

La estética

Sin duda, se puede decir que lo más destacable del film es su estética. La minuciosidad con que es trabajada la paleta de colores de cada una de las escenas (excepto cuando no hay mucha luz por obvias razones) y lo armónicos que son sus elementos son algo que captura la atención de principio a fin.

Antes del hotel predomina una paleta de colores fríos, grises y apagados que denotan la tristeza de los personajes y las duras condiciones a las deben enfrentarse. Escombros, ruinas y más escombros son los escenarios de esta primera parte.

No obstante, desde el momento en que los personajes se adentran en las fauces del hotel, los colores se vuelven cálidos y resplandecientes. En el interior todo es lujo y elegancia, abundan cuadros y pinturas, especialmente de ovejas que son claves para leer y desentrañar el mensaje que desea transmitir la película.

La estructura laberíntica y la profundidad de los pasillos realmente logran producir que te sientas igual de desorientado que los personajes. A ratos parece tener ecos de Suspiria de 1977, pero es fresco y macabro.

Quomodo fabula, sic vita

El concepto central de la película es la obra teatral y los papeles o roles que cubre una persona a lo largo de la vida (o relaciones de poder).

Desde el comienzo se nos da entender que los personajes formarán parte de un espectáculo, que en lugar de ocurrir arriba de un escenario como sucede tradicionalmente, se desarrolla por todos los espacios del hotel; pasillos, baños, sótanos, pasadizos, etc. Esto le otorga un carácter especial al espacio en el que se desenvuelven las acciones, ya que el hotel pasa a formar parte de la performance que (supuestamente) los actores interpretan y los espectadores disfrutan.

Poco a poco se va forjando una especie de simbiosis que lentamente va eliminando los límites entre espectador y actor (dentro de la película, no quienes están del otro lado de la pantalla) hasta llegar al punto en el que descubrimos la oscura verdad y el terror se despliega por todos los rincones del hotel.

Este último punto es el más potente. Ver cómo la teatralidad es usada para maquillar los turbios hechos que se maquinan dentro del hotel que Leonora intenta desentrañar para recuperar a su hija, es simplemente excepcional.

Lo que por momentos parece ser una típica película rico vs pobres (como la saga de The Purge 2013-2021), termina siendo mucho más.

Kadaver es la historia del amor de una madre por su hija, de una forma de ver la vida, del teatro y los distintos roles que cumplimos dentro de la sociedad.

Esta película noruega es una potente crítica social maquillada con toques de sadismo suficientes para incomodar, pero no para quitar aquella elegancia que empapa todos sus aspectos. 

Punto débil

La única debilidad del film es que a ratos se torna bastante lenta y va perdiendo el excelente ritmo con el cual comienza.

En ocasiones, los personajes empiezan a divagar por los pasillos sin que ocurra nada interesante o se revelen detalles de la historia, y sí, no tiene por qué estar sucediendo cosas constantemente ni bombardear con información cada segundo. Sin embargo, debería esforzarse en que, aunque nada relevante suceda en pantalla, el espectador no pierda el interés y quiera revisar cuántos minutos faltan para terminar

Así que dejando de lado los problemas de ritmo, nos encontramos ante una buena película de terror psicológico.

Luego de verla, te cuestionarás varias cosas con respecto al sentido de supervivencia del ser humano, o qué decisiones habrías tomado tú de haber estado en los zapatos de los protagonistas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

11 publicaciones.

Sobre Muerto

Especialista en artes oscuras, aspirante a escritor.

X
No olvides leer nuestra última revista digital