Inicio » Noticias » Literatura » Reseña de “Nacidos de la Bruma: El Imperio Final”

Reseña de “Nacidos de la Bruma: El Imperio Final”

Una distopía llena de metal y magia, salida de la mente de Brandon Sanderson es que lo encontraremos con su obra Nacidos de la Bruma: El Imperio Final.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Fer el 26/01/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Cuando se habla de literatura fantástica, hay una serie de nombres que uno, como buen nerd que es, recuerda inmediatamente: Patrick Rothfuss, George R.R. Martin, el viejo y reconocido J.R.R Tolkien, y muchos, muchos más. Todos y cada uno de ellos han realizado un aporte de valor incalculable para definir la literatura fantástica, dándole cuerpo y vida al género.

Sin embargo, al moldearla, también han fabricado un estilo que muchos escritores tienden a seguir, recreando su propia versión de lo que sería una época medieval con poderosos magos y criaturas mitológicas dando vueltas por ahí. No se puede negar que existen historias alejadas de ese eje temático, pero sí podrían considerarse una excepción a la regla.

Entre estas excepciones es que encontramos la trilogía de Nacidos de la Bruma, o Mistborn, por su nombre original en inglés. Esta obra es fruto de la mente de Brandon Sanderson, escritor norteamericano con una prolífica carrera en las letras y una gran imaginación. Sanderson es autor de tres sagas distintas que forman parte de un mismo universo (llamado Cosmere); Nacidos de la Bruma es una de estas sagas, y El Imperio Final es la novela que le da inicio.

 

Fotógrafo: Ferran Sendra

 

El Imperio Final

La ceniza lleva mil años nublando el cielo rojizo de Scadrial, cayendo día tras día, noche tras noche. Mil años lleva también el Lord Legislador en su trono, desde el cual gobierna con mano firme el Imperio Final. La desigualdad es abismal: mientras que los nobles, dotados de poderes alománticos, disfrutan de una vida de lujos y del favor del Lord Legislador, los esclavos skaa pasan horas trabajando en condiciones extenuantes para complacer a sus amos.

La alomancia es un don regalado por el Lord Legislador a sus seguidores más fieles cuando tomó el trono del Imperio Final. Quien lo posee, es capaz de utilizar el poder del metal. Cada metal posee un poder único y cada uno de estos poderes únicos posee un poder hermano que lo complementa en otro metal. Así, un alomántico que “quema” (consume) acero es capaz de empujar el metal lejos de su cuerpo, mientras que uno que ocupa hierro lo atrae hacia sí.

Los skaa, como la raza inferior que son, carecen de poderes alománticos. Los nobles tienen prohibido reproducirse con ellos y cualquier falta a las leyes del Lord Legislador es causa para que un Inquisidor de Acero aparezca ante tu puerta y te arrastre con él para que seas enjuiciado y correctamente castigado. Los Inquisidores parecen guardianes sacados de una pesadilla: sus ojos están atravesados por clavos metálicos y sus rostros están llenos de tatuajes.

Por si todo esto no fuera suficiente, cada noche cae una espesa bruma en la que, según leyendas, se esconden monstruos incluso más terribles que los Inquisidores.

 

Artista: Mallory King

 

La chica con suerte

Es en este mundo cruel que se nos presenta a Vin, una joven skaa que pertenece a una pandilla de ladrones en la que se le aprecia única y exclusivamente por su suerte. Cada vez que parece que algo va a salir mal, ella logra que la fortuna se turne a su favor. Resulta que Vin es una mestiza, hija de un noble alomántico y una mujer skaa. Como tal, la protagonista no solo es una alomántica, sino que es una nacida de la bruma; a diferencia de la nobleza, ella puede quemar más de un tipo de metal, haciendo uso de sus poderes de manera combinada.

Vin no conoce esta información acerca de ella misma, ocupa sus poderes de manera inconsciente. Es Kelsier, ladrón legendario, superviviente de los Pozos de Hathsin (lugar del cual nadie había vuelto con vida antes) y nacido de la bruma experimentado quien la rescata de su vida miserable y le explica de dónde viene esa “suerte” tan especial que tiene, además de convertirse en su mentor para que la muchacha pudiera alcanzar su máximo potencial.

Las lecciones de Vin no son un acto altruista de Kelsier. El nacido de la bruma ha estado trabajando durante años con su propia banda de rebeldes y marginados sociales, conformada principalmente por alománticos mestizos, para conseguir lo imposible: matar al Lord Legislador y terminar con el Imperio Final de una vez por todas.

 

Artista: Elizabeth Peiró

 

Opinión personal

Voy a ser completamente honesta: cuando me recomendaron este libro, no le presté atención. Me esperaba que fuera una historia con más de lo mismo, solo que, en lugar de que la magia proviniera de una fuerza desconocida o de la naturaleza, venía del metal. Ni siquiera la historia de “héroes quieren derrocar a tirano inmortal” me enganchó. Nunca antes había estado tan feliz de estar equivocada.

A medida que la trama se desenvuelve, la creatividad de Sanderson va agarrando vuelo y floreciendo en cada giro argumental. Lo que perfectamente podía haber sido solo una novela más se convirtió en una aventura atrapante, llena de personajes que se salen del molde. Los miembros de la banda de Kelsier son tan interesantes como él o Vin, si es que no más, y el aura ominosa del Lord Legislador empapa por completo el papel cuando aparece en escena.

Sin embargo, lo que realmente destaca de El Imperio Final, y de Nacidos de la Bruma en total, es el mundo creado por el autor, distópico, fantástico y completo, y su sistema de magia basado en metales. Todavía quedan muchas incógnitas acerca del funcionamiento de la alomancia o de la historia de Scadrial, pero se debe a que es la primera entrega de una saga completa, y ninguno de estos vacíos interrumpe el ritmo de la historia.

En fin, El Imperio Final es uno de esos libros que no me aburro de recomendar a todo el mundo. Lo más maravilloso es que es relativamente sencillo de conseguir, se puede hallar con facilidad en grandes librerías. Una joyita de la fantasía contemporánea que no puede faltar en la biblioteca de nadie.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

36 publicaciones.

Sobre Fer

Roleo, leo, amo a los gatitos y estudio pedagogía en castellano en la USACH. Si un vampiro me ofrece llevarme a vivir a su castillo escondido en las montañas, agarro mis pilchas y me voy.