Inicio » Cómics » Cómic Internacional » Reseña: Batman. Un Lugar Solitario Para Morir

Reseña: Batman. Un Lugar Solitario Para Morir

La muerte de Jason Todd, el segundo Robin, desató a un Batman fuera de control y sin limites ¿Quién podrá ayudar al Caballero Oscuro?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Marcos Moreno Cea el 04/05/2020

Un lugar solitario para morir” (A Lonely Place of Dying), publicado en 1988, es un arco argumental que incluye números de Batman y de The New Titans, escrito por George Perez y Marv Wolfman, y dibujos de Jim Aparo en el caso de los cómics de Batman y de Tom Grummett para The New Titans.

Este arco es una continuación de “Una muerte en la familia”, por lo que observamos las consecuencias de que Batman haya perdido a su segundo Robin, Jason Todd, enfrentándose a uno de sus mayores fracasos.

Estos hechos provocaron una transformación en el Caballero de la Noche, volviéndolo descuidado y más agresivo, lo cual lo conducirá a cometer errores y perder su habilidad detectivesca.

Nuestro héroe, cuya misión es llevar justicia a Gotham City, usando su intelecto y provocando miedo entre los delincuentes, oculta su tristeza por haber perdido a alguien importante, bajo una inmensa rabia que libera en cada criminal que atrapa, golpeándolos sin importarle las consecuencias, un héroe sin límites, capaz de romper sus propias reglas y poner a prueba su integridad física.

Esta transformación no solo nos presentó a un Batman temperamental, intenso y con los sentimientos a flor de piel, si no que además nos mostró a lo que puede llegar nuestro héroe cuando se vea acorralado emocionalmente.

Mientras el Caballero de la Noche se atormenta, el vigilante Nightwing (Dick Grayson), quien antes fue el primer Robin y ahora era miembro de los Titanes, vuelve a Gotham City, donde es seguido e investigado por un misterioso niño con notables habilidades detectivescas. Este niño le sigue cada paso y le toma fotografías a escondidas.

Cuando el muchacho se da a conocer le revela que gracias a su investigación logró descubrir su verdadera identidad como Nightwing y ex Robin. También declara conocer quién es realmente Batman y saber sobre la muerte de Jason Todd, el segundo Robin.

Este chico de corta edad, intrépido e inteligente, tiene cierta admiración por Batman y sus actividades como justiciero, llegando a notar los cambios en su conducta. Piensa que éste necesita ayuda de su antiguo compañero, por lo que acude a Nightwing con la intención de que haga algo al respecto y ayude a quien fue su mentor.

El villano de turno en esta ocasión corresponde al criminal Two-Face, Harvey Dent, ex fiscal de distrito de Gotham City, un sociópata que sufre de doble personalidad.

Esta vez la motivación de Two-Face es generada por una voz que escucha en una radio, con la cual discute las formas de poder llamar la atención de Batman, así comete varios crímenes con su particular modus operandi que incluye el número 2.

Batman está muy dolido por la pérdida de Jason y lo considera su culpa, pero la llegada de Nightwing y el misterioso niño le ayudará a aclarar su mente y pondrá en orden sus pensamientos que lo atormentan y lo mantienen fuera de control.

Batman y Nightwing se unen para detener a Two Face, los ex compañeros vuelven a trabajar juntos, aunque esto no será suficiente y Batman deberá aceptar la ayuda de alguien más. Un nuevo héroe, un símbolo que siempre estuvo presente y que siempre será parte de la historia de Batman. 

Un detalle significativo en esta historia es la participación de uno de los villanos más importantes de Gotham City, y aunque no aparece en la trama hasta el final, su aporte en la historia es trascendental e interesante.

“Un lugar solitario para morir” revela los efectos de su historia anterior, muy importante para el universo de Batman, (puede ver la reseña acá) muestra a un Caballero Oscuro distinto, abatido y frustrado por su más grande pérdida y que necesita ayuda para recuperar la sensatez.

El desarrollo de Batman como personaje es fundamental en esta historia, ya que al fin encuentra un equilibrio entre la frustración por la pérdida de Jason y su motivación por luchar contra la delincuencia. Un equilibrio que se debe mantener por la presencia de un compañero, alguien que limite su agresividad y le haga notar su lado más humano.

Esta historia funciona como la introducción de un nuevo personaje, el cual tomará relevancia en el futuro de Batman y en la mitología del cómic. Además cuenta con la participación de clásicos villanos, lo que siempre le da un toque llamativo a las historias de Batman.

“Un Lugar Solitario para Morir” tiene un guión muy entretenido, que te mantiene interesado en todo momento y te obliga a querer seguir leyendo hasta el final. Una historia importante y muy recomendable, que un fanático de Batman debe leer sí o sí.

Sobre Marcos Moreno Cea

Soy estudiante de Ingeniería Química. Tengo una familia compuesta de mi novia Nicole, un gato y dos perritas. Amo y respeto a los animales, admiro la naturaleza y la ciencia. Me gusta mucho todo lo que tiene que ver con los superhéroes y la ciencia ficción. En mis tiempos libres leo cómics y libros, y además trabajo en un proyecto literario que espero terminar algún día.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí