Inicio » Otros » Rol y juegos de mesa » Reseña a Pócimas y Brebajes: a la suerte de la olla

Reseña a Pócimas y Brebajes: a la suerte de la olla

Un divertido juego de azar, donde empujaras tu suerte para preparar la mejor receta. Entérate cómo en esta reseña a Pócimas y Brebajes.

Tiempo de lectura: 9 minutos

Escrito por Daniel Orellana el 17/08/2022

¡Ha comenzado el festival! Los mejores milageros, brujos y hechiceras se han congregado en la ciudad de Timburgo. Durante nueve días, estarán ofreciendo pociones y brebajes de todo tipo, para sanar desde el olor de pies hasta el mal de amor. Y ojalá coronarse como el milagrero más reconocido del festival.

Pocimas y Brebajes es un juego de Wolfgang Warsch, donde 2 a 4 jugadores competirán para preparar las mejores pociones del reino. Durante 9 rondas desafiarán la suerte, escogiendo los mejores ingredientes para la marmita, pero cuidando de que no estalle y se arruine toda nuestra poción. Con un poco de suerte y mucho valor, podremos ser los milagreros más famosos de Timburgo. Agarra tu bolsa y comencemos esta reseña.

Pócimas y brebajes componentes
2-4 jugadores / 45 min / 10+ Edad

La suerte de la olla

Cada jugador comenzará la partida con un tablero en donde tendrá su marmita, sus colas de ratas y sus rubíes. Tendrán además una bolsa que al principio contará con un surtido de fichas blancas (con valores del 1 al 3), una verde y una naranja. Finalmente, dispondremos al centro de la mesa el tablero con la puntuación y el marcador de rondas, además de los diversos ingredientes y sus respectivos libros.

Jugar Pócimas y Brebajes es muy sencillo. Cada una de sus 9 rondas se divide en 2 grandes fases: la fase de preparación y la fase de resolución. Además cada ronda comienza con una carta de Pitonisa, la cual modifica alguna regla del juego u ofrecerá tentadoras opciones y recompensas a los jugadores que logren cumplir su requisito.

Durante la fase de preparación, cada jugador estará preparando su pócima en su marmita. Para esto, sacarán ingredientes al azar de su bolsa, avanzando tantos espacios como lo indica el numero de la ficha. Mientras más lejos llegue, más puntos obtendrá. Pero cuidado, si en algún momento las fichas blancas suman más de 7 puntos entonces la marmita explota y queda fuera de la fase. En todo momento, se puede elegir dejar de sacar fichas, contentándose con la marmita actual, o seguir sacando fichas para arriesgar llegar más lejos. Esta fase se juega simultáneamente, y termina cuando todos los jugadores hayan explotado o pasado.

Pócimas y Brebajes marmita

Después de esto viene la fase de resolución, en donde cada jugador cosecha las recompensas de su labor. Aquel jugador que haya llegado más lejos en puntaje lanzara un dado, obteniendo un beneficio adicional. Algunas casillas también darán rubíes, un valioso recurso. Pero lo más importante es el pago la nuestra poción. Mientras más lejos se llegue más puntos de victoria se obtienen, permitiendo eventualmente ganar la partida. Y además se recibe más dinero para comprar mejores ingredientes, agregándolos a la bolsa para así confiar que aparezcan en futuras rondas y realizar aun mejores pociones. Cada ingrediente además tendrá un efecto distinto, permitiendo distintas estrategias y combinaciones que vuelven la compra un desafío táctico en esta olla de azar.

En caso de explotar, se tiene una difícil decisión: escoger entre conseguir los puntos de victoria o comprar ingredientes. Así, mientras los jugadores que no explotaron reciben ambos beneficios, aquellos que se excedieron deberán escoger entre ganar puntos de victoria para no quedarse atrás en puntaje, o comprar mejores ingredientes para recuperarse en una ronda posterior.

Pócimas y Brebajes cartas

El juego avanza así durante 9 rondas, agregando ingredientes nuevos y modificando cada ronda con las cartas de Pitonisa. Al final de estas 9 rondas, el jugador que tenga más puntaje será el ganador o ganadora de la partida.

El elefante en la habitación

Pócimas y Brebajes es una formula que funciona realmente bien. Sus 9 rondas están llenas de risas y tensión. Pero es inevitable preguntarse: ¿cómo un juego basado en el azar puede ser divertido y no resultar frustrante? ¿No terminan los jugadores enojados al ver como fracasan sus planes? Analicemos algunos de los ingredientes de esta receta.

Lo primero es que el juego nunca es realmente punitivo por estallar. Quedaremos fuera de lanzar el dado pero podemos reponernos de esta perdida. Y si bien tendremos que escoger entre ganar los puntos o conseguir mejores fichas, ambas opciones son buenas dependiendo del momento de la partida. Conviene incluso arriesgarse y estallar las primeras rondas para tener un poco más de dinero, confiando en la suerte para dar vuelta la partida. Y en las ultimas rondas el puntaje lo es todo: con nuestra bolsa ya llena de fichas podemos darnos el lujo de quedarnos solamente con los puntos. Así, si bien explotar nos ralentiza nunca nos frena.

Lo segundo es que el juego tiene varios mecanismos para mitigar los efectos del azar. El más importante son las colas de ratón. Dibujados en el tablero de puntuación hay distintos ratones. Por cada ratón entre nuestro marcador de puntuación y el marcador del jugador que vaya ganando, agregaremos 1 cola de ratón a nuestra marmita. De esta manera, los jugadores que van perdiendo siempre tendrán una ventaja inicial, ayudándoles un poco a reintegrarse a la partida. Tendremos además una poción neutralizante, la cual nos permite devolver una ficha blanca mientras no hayamos estallado.

Pero lo más importante es como el juego se aproxima al azar. Si bien las fichas que salgan de nuestra bolsa son completamente aleatorias, nosotros escogemos que fichas compramos y cuando dejamos de sacar fichas. Siempre que la marmita estalle sabrás que fue tu ambición la que te empujó a sacar una ficha más. El juego te advirtió que ya tenias 6 puntos y estabas en zona de riesgo, pero la codicia pudo más y ahora pagarás las consecuencias.

Y hay que destacar también el poderoso efecto de equipo que genera el juego. Todos sacamos nuestras fichas simultáneamente, por lo que siempre estas atento viendo como el resto se juega su suerte. Cualquier fracaso o éxito son públicos, permitiendo a toda la mesa reír con el fracaso. Y esto tiene un efecto catártico. En juegos como Carioca o el Uno, cada jugador está solo con su mano de cartas, sufriendo en secreto por no poder conseguir las cartas necesarias. En Pócimas y Brebajes, cada fracaso es recibido con risas por todo el grupo, permitiendo al jugador que acaba de arruinar su poción liberar su enojo públicamente y retomar la partida con nuevo ánimo.

Pócimas y brebajes tablero

De esta manera, Pócimas y Brebajes tiene una formula ganadora para enfrentarse al tema. Cada ronda se mantiene siempre tensa, pero la diversión abunda en la mesa.

Hecho con los mejores ingredientes

El juego tiene una calidad excelente en sus componentes. Las fichas son pequeñas pero fáciles de manipular, y lo que más haremos durante la partida es justamente sacar y colocar fichas. El estilo del arte es bien caricaturesco, pero encaja perfectamente en la temática. Y los tableros son hermosos, con ilustraciones temáticas pero que además son mecánicamente funcionales (por ejemplo, la bolsa de rubíes dibujada en el tablero es donde dejaremos los rubíes que ganaremos durante la partida).

Pócimas y brebajes

Pócimas y Brebajes tiene también una excelente rejugabilidad. Cada ingrediente tiene 4 variantes distintas, pensadas para funcionar en conjunto y ofrecer experiencias distintas de juego. Pero además, cuando ya manejemos las variantes, podemos mezclarlas y combinarlas como queramos, generando siempre nuevos desafíos y estrategias. Nuestro propio tablero se puede dar vuelta, ofreciendo una variante más avanzada y con nuevas decisiones.

El juego cuenta además con 2 expansiones. La primera, Las Brujas Herboristas, agrega varios módulos. Entre ellos están las 3 brujas herboristas, las cuales darán poderosos efectos de un solo uso durante la partida. También contaremos con los componentes para agregar un quinto jugador. Y además tendremos un nuevo ingrediente y nuevas variantes para los ingredientes antiguos.

Pócimas y Brebajes Brujas Herboristas expansión

La segunda expansión, Los Alquimistas, agrega una nueva sección al tablero, la cual se utiliza para sanar a distintos personajes que rondan el festival. Tendremos también un par de variantes para el ingrediente nuevo de la expansión anterior, y nuevas cartas de Pitonisa.

Gracias por disfrutar el festival

Pócimas y Brebajes es un destilado juego de risas y azar. Sus reglas sencillas lo vuelven un juego familiar excelente para todo público, y la emoción y diversión abundan con cada ficha que sale de la bolsa. En resumen, no dejes pasar la oportunidad de probar esta poción. Un mundo de alegría te espera en el festival.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí