Inicio » Noticias » Cine y televisión » ¿Qué hizo mal Assassins Creed?

¿Qué hizo mal Assassins Creed?

Un exitoso videojuego no es sinónimo de una buena película. Analizamos el fracaso de Assassins Creed, protagonizada por Michael Fassbender.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Miguel Camus el 09/12/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

En el año 2016 llegó a los cines la primera cinta live-action de la exitosa franquicia de videojuegos de Ubisoft del mismo nombre, Assassins Creed. Dirigida por Justin Kurzel y protagonizada por Michael Fassbender. Filme que desde sus inicios enfrentó una tormentosa pre producción y sufrió drásticas modificaciones en su guion original .

Esta película no compartió en absoluto el éxito del material de origen, para comprender esto, repasaremos los principales factores de su fracaso, con un análisis a fondo del debut de la franquicia en la pantalla grande. Actualmente, la película se encuentra disponible de manera digital en Netflix.

¿Mal momento?

Por aquel entonces la franquicia se encontraba lejos de su máximo nivel, el juego más reciente era Assassins Creed Syndicate, el cual cargaba con la mala reputación que la saga se había ganado con Unity en el cambio de generación, por lo que esta película representaba una importante oportunidad de expandir el universo de los asesinos a otros medios.

Sin embargo, esta misma expectativa terminó jugando en contra, pues no solo fracasó en el intento de dar a los fans algo fiel al material de origen, si no que la entrega como película fue una total perdida, tanto de dinero para la producción como también de tiempo para los fans.  

Quién mucho abarca poco aprieta

Algo que ha caracterizó al arco argumental original de Assassins Creed (AC – AC III) fue la buena relación entre la historia del presente y el pasado, concentrándose sobre todo en este último, pero sabiendo dar el tiempo necesario a la trama base de la franquicia.

Por el contrario, esta película construye de manera muy poco sólida su diégesis, comenzando con un texto explicativo totalmente prescindible, en el que ya se adelanta mucho la preferencia del diálogo por sobre la narración. 

La felicidad y los asesinos nunca fueron de la mano, cada nueva hoja oculta estuvo acompañada de la tragedia y/o de la pérdida del ser querido, sin embargo, estos momentos tuvieron el impacto que pretendían porque se le dio al jugador la oportunidad de conocer y empatizar con los personajes.

La cinta, en cambio, esta llena de momentos sumamente apresurados en los que resulta imposible generar algún grado de empatía para comprender las motivaciones tanto de su protagonista, como de los personajes que le rodean.

Un elenco desperdiciado

Cuando aparecen los nombres de Michael Fassbender, Marion Cotillard y Jeremy Irons, lo primero que probablemente se venga a la cabeza sea un drama al más puro estilo de Macbeth, o por lo menos un filme en el que el peso actoral sea protagonista, es por esto que resulta tremendamente decepcionante lo planos que se sienten los personajes.

Tanto Cal Lycnh como Aguilar, protagonistas del presente y el pasado respectivamente, son extremadamente carentes de una personalidad propia, por lo que sus acciones terminan siendo en muchas ocasiones poco coherentes, mientras que por el otro lado tenemos al personaje de Irons, como el villano cliché que pretende controlar el mundo sin más.

Al medio queda el personaje de Cotillard, quien sorprendentemente termina siendo el personaje con mayor trasfondo y motivaciones claras a lo largo de la cinta. 

Contexto histórico

Otro aspecto característico de la franquicia es el uso del contexto histórico en beneficio de la trama. La saga de Ezio Auditore, por ejemplo, cuenta con la participación de emblemáticos personajes históricos del renacimiento italiano como lo son Leonardo Da Vinci, Maquiavelo, o los Borgia.

Cada uno de ellos cumplió un rol fundamental en la trama y en la vida del protagonista, no obstante, en el poco tiempo que esta cinta dispone a 1492 parece priorizar las secuencias de acción por sobre lo que pasa en aquella época, haciendo del escenario algo completamente irrelevante

El futuro de la saga fuera de los videojuegos

El éxito de la serie The Witcher en Netflix, basada en la también franquicia de videojuegos, abrió la puerta a futuras adaptaciones de videojuegos en la plataforma de streaming , por lo que hace unos meses ya se anunció que los asesinos tendrían su propia serie en camino, la cual actualmente se encuentra en proceso de desarrollo. 

Buenas intenciones

No todo es malo en esta película, pues es sabido el gran esfuerzo por parte de Michael Fassbender en llevar la franquicia a la pantalla grande, quién no solo protagonizó la cinta, si no que también fue su productor, participando activamente en todos los procesos de la película. Assassins Creed fue la mala ejecución de muy buenas intenciones. 

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

14 publicaciones.

Sobre Miguel Camus

Comunicador Audiovisual, videojugador nostálgico y amante de las buenas historias.