Inicio » Literatura » Primera persona del singular, lo último de Murakami

Primera persona del singular, lo último de Murakami

El autor japonés Haruki Murakami vuelve a las librerías con "Primera persona del singular", un compilado de relatos de autoficción

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Chile en viñetas el 28/12/2021

Sin duda uno de los grandes escritores contemporáneos, tanto por producción como por fama, es Haruki Murakami. El escritor japonés nacido en 1949 es un eterno candidato al premio Nobel de literatura, a pesar de muchos detractores pseudo intelectuales y elitistas que planteen que nunca lo logrará. Su última publicación es «Primera persona del singular», que llega a Chile de la mano de Tusquets, una de las colecciones de Editorial Planeta.

El autor de «Tokio Blues», «Crónica del pájaro que da cuerda al mundo», «1Q84», «Los años de peregrinación del chico sin color», entre varios más, llega con una recopilación de relatos íntimos, en los cuales a modo de autoficción se abordan todas las obsesiones del autor, destacando la música, elemento presente en prácticamente todas sus novelas, el béisbol, amores correspondidos y no correspondidos e imágenes efímeras que pasan ante la vida de todos nosotros.

Primera persona del singular

Murakami presenta ocho relatos de adolescencia y juventud, con algunos paseos por la adultez, pero solo a modo de recordar aquellos años en que todas las emociones y sentimientos parecen sentirse más fuerte que nunca. Si bien parece estar más acostumbrado a escribir novelas, no es primera vez que se le ve escribiendo cuentos y en este caso lo hace de gran manera.

Cada uno de los relatos tiene una extensión variable, habiendo algunos de 60 páginas, como «With the Beatles», en el que narra el encuentro de un joven con una mujer que está cargando un vinilo de The Beatles con el mismo nombre del cuento, para luego pasar a narrar su relación amorosa de adolescente con otra mujer, la que se le volverá inolvidable y le visitará años después.

Otros cuentos tienen una menor cantidad de páginas y en parte por eso es posible leerlos más rápido, aunque no implique en ningún caso una carencia de profundidad. Tal es el caso de «Áspera piedra, fría almohada», que se centra en un hombre que tiene sexo casual con una camarera que escribe un tipo de poesía llamada Tanka.

Las relaciones amorosas exitosas o fallidas son una constante, como lo grafica «Flor y nata», donde el protagonista es invitado a un concierto en un cerro, para luego encontrarse solo ante sí mismo y luego con un anciano que lo lleva a reflexionar sobre su comprensión.

Otros de los relatos son «Charlie Parker plays bossa nova», siguiendo con la música como impulsor de sus reflexiones, esta vez con un relato ficcional dentro de la misma ficción que es el cuento. En «Antología poética de los Yakult Swallows de Tokio» vemos una carta de amor al béisbol y al hecho de ir a presenciar los partidos al estadio. Los otros cuentos son «Carnaval», «Confesiones de un mono de Shinagawa» y «Primera persona del singular».

Murakami siendo Murakami

Para cualquiera que haya leído antes alguna novela de Murakami es claro que todo su estilo está condensado en estos relatos. Su tono melancólico es una constante, jugando con recuerdos de infancia y adolescencia que dejan un sabor agridulce. Con una aparente cotidianeidad, aborda lo profundo de la sensibilidad de las personas y las relaciones humanas, siendo capaz de transformar una simple caminata en una reflexión sobre el mundo y sobre el sí mismo.

La relación con la música, que ya se ha visto en «Tokio blues», «Los años de peregrinación del chico sin color» o explícitamente en «Música, solo música», es algo que se hace patente. No es mala idea leer el libro con algún reproductor musical al lado, para poder irse sumergiendo en el ambiente que Murakami desea y que, si bien logra por sí mismo, se ve potenciado al incorporarle banda sonora.

Conclusiones

«Yo». Esa es la primera persona del singular: yo. No solo por el hecho de estar escritos en primera persona es que el título está bien escogido. Es posible imaginar que el propio Murakami es quien está protagonizando cada uno de los relatos. En ocasiones, incluso, dice el protagonista llamarse Haruki.

Como un texto de entrada a Murakami o para lectores más avezados en su obra que quieren adentrarse nuevamente en su escritura, este conjunto de relatos es una gran opción. Queda claro de inmediato cuál es su estilo y las temáticas que trata, al mismo tiempo que grafica de buena manera las reflexiones que se evocan en los lectores y la sensación con la que uno termina luego de leer a Haruki Murakami.

Sobre Chile en viñetas

Soy profesor de filosofía, aunque preferiría ser filósofo. Me gustan los cómics, sobre todo chilenos; el anime y la literatura. Creador de Chile en viñetas, perfil de instagram.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí