Inicio » Noticias » Cine y televisión » ¿Por qué deberías estar viendo Drácula?

¿Por qué deberías estar viendo Drácula?

La nueva serie de Netflix, Drácula, reversiona al clásico monstruo y lo lleva a nuevos escenarios manteniendo la esencia de la obra original.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por Esteban Beaumont el 09/01/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Drácula de Bram Stoker siempre ha tenido un sinfín de resquicios legales, esto hasta hace un tiempo. Con la liberación de los derechos legales Mark Gatiss y Steven Moffat decidieron adaptar al mítico personaje en una serie que siguiera la dinámica de su exitosa antecesora.

Así, los dos genios tras Sherlock le dieron años más de vida al octogenario personaje y lo llevaron a Netflix contando con 3 capítulos de 90 minutos que tienes que ver.  En Comiqueros te contamos por qué.

Estrenada en BBC One y Netflix, la historia trascurre desde el mismo punto en que comienza la novela. Un joven abogado llamado Jonathan Harker llega al castillo del Conde Drácula para la firma de unos papeles, de ahí en adelante veremos una serie de eventos que hacen que Drácula sea uno de los mejores monstruos de la historia y ésta en una de sus mejores adaptaciones.

Claes Bang brilla como el enigmático vampiro, una persona de la realeza, un miembro del jet-set que busca adueñarse de sangre que le permita adquirir conocimientos.

Su inminente duelo con Van Helsing también es parte de la serie y mantiene la esencia principal de la obra de Stoker, pero se atreve (al igual que en Sherlock) a sumar elementos impensados para una mejor adaptación del personaje.

La mecánica de la serie ayuda a crear una especie de trilogía entre sus capítulos, como si fuesen películas independientes que juegan con distintos géneros. Mientras el primero seria una adaptación del terror del personaje, el segundo pasa a ser un slasher y el último se enfoca en rescatar lo más romántico del personaje.

Sí, romántico. Recordemos que Drácula representaba toda la sexualización que estaba prohibida en la Inglaterra Victoriana. El deseo de la mujer y el hecho de mostrar el cuello como estimulo sexual eran propuestas utilizadas por Stoker.

Lo más rescatable de la serie es que apuesta en grande y funciona, los amantes del personaje no se verán insultados por no haberlo adaptado al pie de la letra.

Terrorífica, bien actuada, visualmente bien lograda, sexy y por momentos muy chistosa. La serie se convierte en un paseo desde el terror gótico hasta el erotismo.

Lo que hacen con Drácula y Van Helsing es sublime, eleva a la pareja a los altos espacios que ocupan las antítesis como Batman y Joker o Tom y Jerry, repitiendo la formula como se hizo con Sherlock y Moriarty.

Drácula y Van Helsing se necesitan para que el otro pueda estar completo. Se odian, pero jamás se destruirían ya que el otro es parte de su vida.

No vean la serie pensando que verán una adaptación de Drácula de Stoker. Es una reversión donde los directores hacen lo que se les da la gana, pero mantienen la esencia del personaje.  Esto ultimo sin recurrir a los fan-service.

Vean Drácula, sean fanáticos o no de la serie, denle permiso para que él entre en sus vidas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

71 publicaciones.

Sobre Esteban Beaumont

Comiquero y Cinefilo. Fanático de DC. Mantengo una relación de amor y odio con el genero de terror. Puedo completar casi cualquier dialogo de Los Simpsons. Hablo de cine en Otra Toma, un podcast de Spotify. Comento todo lo que veo y leo en Twitter

X
No olvides leer nuestra última revista digital