Inicio » Noticias » Vídeojuegos » Opinión: The Outer Worlds

Opinión: The Outer Worlds

El hijo bastardo de Bethesda. The Outer Worlds es una aventura única y llena de opciones, donde nosotros decidiremos el curso de la historia.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Marcelo Franco el 05/08/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

¿Se han preguntado cómo sería un hijo entre Mass Effect y Fallout? Al parecer Obsidian sí, y decidieron bautizarlo como Fallout New Vegas 2 The Outer Worlds, un fascinante y carismático RPG que, de la mano unos verdaderos maestros del género, llega a todas las plataformas actuales para presentarnos una aventura plagada de disparos, capitalismo y humor sórdido.

El juego se encuentra ambientado en Alción, una colonia humana que se encuentra dominada por corporaciones que controlan todos los aspectos en la vida de sus habitantes. En la aventura asumimos el rol del capitán/a de La Falible, una nave de la que nos adueñamos solo por cosas de la vida. A bordo de ella viajaremos a través del sistema, recorriendo los planetas y naves en un mundo semi-abierto que se encuentra dotado de una ambientación única y novedosa.

Forastero en tierra extraña

Nuestro personaje es el único superviviente de toda una población que se encuentra en hibernación a bordo de la nave Esperanza. Los motivos por los cuales fuimos extraídos de la cámara de crio-sueño los desconocemos, y nuestro rescatador es un científico loco del que no sabemos si podemos fiarnos o debemos desconfiar de él. Para nuestra suerte, el juego no nos obliga a adoptar una opinión sobre él.

Bajo sus directrices, llegamos al planeta Tierra-2 y conocemos el primer asentamiento de la colonia: Frontemar. Rápidamente entendemos de qué va el juego y tenemos una muestra de cómo los personajes son esclavos en cuerpo y alma de un capitalismo absoluto, lo que no resulta del todo terrible, ya que desde el principio el juego nos demuestra que la narrativa tendrá un toque cómico muy marcado, lo que aliviana demasiado la situación en que viven los NPC, volviendolos caricaturas de sí mismos.

Desde el principio notamos que podremos formarnos nuestra propia opinión de todos los personajes gracias al sistema de moralidad ambigua que esta maravillosamente implementado, ya que muy temprano nos veremos en la situación de elegir sobre el destino de los personajes que viven en Frontemar.

The Outer Worlds no destaca demasiado en lo jugable, pudiendo ser un shooter al más estilo Fallout con un par de añadidos propios de la saga Mass Effect. Las secuencias de combate pueden desarrollarse con armas a distancia o cuerpo a cuerpo, en donde existe una mecánica que permite ralentizar el momentum a través del V.A.T.S dilatación del tiempo táctico, lo que permite tener una mejor perspectiva del combate, ver debilidades del enemigo, analizar mejor el entorno en que nos encontramos en busca de ventajas o simplemente darnos unos segundos para determinar qué hacer.

Viejos conocidos, pero hay algo diferente

Si jugaste cualquier título de Bethesda, la manera de moverte por el mundo y de interactuar con él no te resultará ajena, ya que Obsidian no realizó cambios notorios en este apartado. Tal vez se extraña la posibilidad de alternar entre primera y tercera persona, pero no por eso los distintos planetas y naves nos van a resultar menos llamativos, aunque estas últimas parecieran tener todas el mismo diseño en donde solamente cambian la ubicación de ciertos elementos decorativos.

Sin ser una bestia técnica, el apartado gráfico está a la altura, aunque puede verse un poco resentido en las versiones para consolas (mención deshonrosa a la Switch). Pero más allá de largas pantallas de carga, la experiencia de juego es sólida, y el apartado visual cumple lo suficiente para transportarnos a un universo en que, sin importar cuántos humanos se encuentren viviendo allí, la atmósfera no nos deja de parecer alienígena.

Las distintas secciones de la aventura las podremos superar de distintas maneras, pudiendo escoger aquella que más se adapte a nuestro estilo de juego. Mecánicas como el sigilo, la piratería, cerrajería, el diálogo y los disparos nos abrirán una amplia gama de opciones para manejar a nuestro total antojo todas las situaciones que se nos presenten. Y las vamos a necesitar, porque no todas las misiones son iguales.

De entre todas las mecánicas que incorpora el juego, pareciera ser que las opciones de diálogo fueron las más favorecidas, y es que muchas secciones las podemos superar gracias a altos niveles de persuasión, mentira o intimidación, lo que deja en claro que en The Outer Worlds hay cabida para las opciones diplomáticas y no todo será disparos. Pero si por el contrario, lo tuyo es acribillar todo lo que se mueva, te encontrarás con la grata sorpresa de que no hay problema suficientemente complicado que un fusil de plasma no pueda corregir.

El rol más clásico se encuentra presente, pero la verdad es que no resulta demasiado relevante, ya que el juego es demasiado dinámico, y eso la verdad se agradece porque resulta muy accesible incluso para jugadores más casuales. No es necesario leer guías para superarlo y en general la dificultad está bien equilibrada, aunque es cierto que si lo tuyo son los desafío aquí no vas a encontrar uno demasiado exigente.

La moralidad es un tema frecuente en los juegos donde se nos presentan elecciones, pero aca nos encontramos con uno de los mejores sistemas, en parte gracias a la gran cantidad de diálogos que tendremos disponibles para desarrollar y resolver conversaciones hacia distintos resultados. Esto claramente afectará el mundo en que el personaje se desenvuelve, lo que conllevará a que distintas facciones y personajes puedan adoptar opiniones farovables o desfavorables dependiendo de nuestras acciones, por lo que todo lo que hagamos tendrá consecuencias.

Los personajes que conoceremos son muy variados y resulta divertido ver como la personalidad de cada uno de ellos se encuentra notablemente marcada por la corporación a la que pertenecen. Se podría pensar que el juego y su trama no se pueden tomar en serio, pero la verdad es que en Obsidian son maestros de la narrativa y el guión está armado de una manera tan notable, que la aventura tiene el potencial para que pases, en un segundo, de las risas a una decisión que te pondrá a pensar y sopesar todas las opciones, lo que te obligará a mantener diversos puntos de guardado para ir conociendo todas las opciones y consecuencias que conllevan.

De lo más novedoso de los últimos años

El juego no es el mejor del género, pero tampoco tiene por qué serlo. Lo cierto es que hay muchos aspectos que pudieran haberse mejorado, pero en general es una experiencia tremendamente positiva. La historia es una parodia, pero una muy inteligente, y tiene el mérito de atreverse a hacer algo nuevo en medio de una industria que mantiene viejas fórmulas para asegurar ventas.

The Outer Worlds es una experiencia que merece disfrutarse, con un enorme factor rejugable, y posee algunos de los diálogos y situaciones más inverosímiles e ingeniosas de los últimos años. Es sin duda un juego que revitaliza el género, y nos deja esperando más de Obsidian, una empresa que sabemos que potencial le sobra.

Disponible para PC, Xbox One (gratis en Game Pass), Playstation 4 y Nintendo Switch.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

17 publicaciones.

Sobre Marcelo Franco

Soy una persona sencilla: me gusta leer, escribir y jugar.