Inicio » Noticias » Literatura » NeoMesías: un futuro no tan lejano

NeoMesías: un futuro no tan lejano

Publicado por Sietch Ediciones, NeoMesías, nos transporta a un caótico Santiago futurista donde la lucha de ideologías es llevada al límite.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Zahorí Balmaceda el 01/03/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

En la diversa gama de poderes que existen, ver el futuro siempre ha sido uno de los más valiosos por la inmensa carga que simboliza. Tal vez sea esta una de las respuestas que guían a comprender por qué la ciencia ficción es uno de los géneros más populares, tanto dentro de la literatura como fuera de ella.

NeoMesías lleva esto a otro nivel. En un total de 351 páginas encontramos una pesimista —pero muy realista— mirada hacia el futuro y, aún más importante, el que le espera a Chile.

Portada de NeoMesías.

Sinopsis

El Real Poder Confederado, principal fuerza antagónica, ha dividido a la sociedad chilena en tres clases —alfa, beta y gamma—, separadas por murallas en sus respectivas —y muy distintas entre sí— clases sociales.

Gabriel Valiente, harto de vivir esta realidad, cruza los límites para alcanzar la vida que desea vivir. Desgraciadamente, sus acciones —y la intervención de un grupo radical— lo convierten en el sospechoso de un atentado cuyo resultado ha sido la destrucción del Metro de Santiago.

Gabriel y sus amigos, Ro y Sofi, descubrirán que una revolución que liberará a la humanidad está más cerca de lo que piensan y todo gracias a la manipulación de El Guardián, protector del planeta unido a las raíces más profundas de la Tierra como un núcleo viviente que logra escapar de su confinamiento, dejando al descubierto una serie de secretos ocultos que conducen hacia el fin del mundo y de la humanidad.

Ilustración de “Gabriel”.

Lo que vivimos día a día

Uno de los aspectos más destacables de NeoMesías es su cercanía a la realidad.

Existe una evidente conexión con los momentos que han marcado la reciente agenda nacional, pero va más allá de las fronteras nacionales.

Es una historia que fácilmente se vuelve internacional porque ninguna sociedad se salva del deseo de romper barreras estigmatizas o derrocar tiranías, ambos puntos muy fuertes que están presentes en este relato.

Pero no todo en NeoMesías es revolución, también hay un potente mensaje que aborda el mal que, como especie, le provocamos al planeta, la variedad sexual que cada día se naturaliza más y más en la sociedad, y, finalmente, la siniestra forma en que los seres humanos pueden llegar a comportarse.

En este sentido, esta novela ofrece una amplia gama de temáticas que, si bien es cuestionable que haya sido configurada de esta forma para abarcar un público objetivo más alto, es una fuerte ancla para toda clase de lectores, incluso aquellos que carecen de una cercanía con la ciencia ficción.

Ilustración de “Sofi”.

El arte de construir una identidad

Un valor agregado es la singular construcción de personajes que convierte a NeoMesías en el hogar de una serie de ellos que son tridimesionales y que brillan por su propia esencia.

No siempre es fácil encontrar personajes con personalidades únicas que se alejen de todo estereotipo, pero si NeoMesías se hace una historia impredecible, eso es gracias a quienes guían las acciones y su forma de enfrentar cada situación.

Ilustración de “Ro”.

Gabriel, Ro y Sofi —entre otros— tienen personalidades poco vistas en el mundo de la literatura y se imponen con su presencia al aparecer por primera vez —aunque este detalle tal vez sea más evidente durante una segunda lectura, cuando se conoce más al personaje y su destino—.

En mi vocabulario no existen las palabras vulgares.

Rodrigo “Ro” Valencia

Los diálogos son un punto a favor de todo esto, ya que a través de ellos se le permite al lector conocerlos más a fondo, creando un extraño efecto de cercanía y afecto.

Apreciación personal

La ciencia ficción es tal vez uno de los géneros en los que menos he incursionado en la literatura y cuando me sumerjo en algo del género, suelo precipitarme a imaginar todo lo que la infinita creatividad de Isaac Asimov pudo legarnos, sin expectativas ni esperanzas de hallar algo más que otra historia de ese estilo.

NeoMesías es diferente y fascinante, tanto a todo lo que he leído como a lo que —puedo apostar— existe en el universo de la ciencia ficción en Chile.

Este libro pone sobre la mesa una perspectiva del futuro que, si bien todo amante del cine y la literatura ha presenciado a nivel mundial, nunca antes había sido traído a suelo nacional, un Chile futurista que se ve cada día más cercano.

Pese a que es una novela fácil de leer, es asfixiante cuando te hundes demasiado en la historia y salir de ella es como volver a la superficie a respirar, sabiendo que volverás a hundirte porque el compromiso que adquieres con la historia es más fuerte que cualquier ánimo de dejarla.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

25 publicaciones.

Sobre Zahorí Balmaceda

Cineasta. Autora de "Saoirse" y "Little Sadie".

X
No olvides leer nuestra última revista digital