Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Internacional » Mujeres en refrigeradores

Mujeres en refrigeradores

Las "mujeres en refrigeradores" es un tropo muy común del cómic, fruto del origen machista de la industria. Aquí, te enseñaremos de qué se trata.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Fer el 09/03/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Los cómics han marcado la vida de cientos de miles de personas desde su boom a mediados del siglo pasado. DC y Marvel son reconocidos a lo largo de todo el mundo como el hogar y el origen de los superhéroes más famosos de todos los tiempos, pero su fama no les regala inmunidad ante sus errores.  Después de todo, empresas con tantos años de vida no pueden tener una carrera impecable. Han trastabillado más de una vez en su camino.

No es secreto que la industria del cómic muchas veces puede caer en actitudes e historias machistas, donde la violencia de género y la hipersexualización de los personajes femeninos están presentes en cada cuadro. Una de estas actitudes ha sido repetida tantas veces, que ya constituye un tropo fácilmente identificable para quienes lo conocen, pero del que poco se habla en español: las mujeres en refrigeradores.

La primera mujer en el refrigerador

Alexandra DeWitt y Kyle Rayner estaban juntos incluso antes de que Kyle recibiera el anillo y se convirtiera en Linterna Verde, pero ningún superpoder pudo ayudarlo el año 1994, en el tomo #54 de Linterna Verde, cuando volvió a su casa y se encontró con el cuerpo de Alexandra metido dentro de su refrigerador. La mujer había sido brutalmente asesinada en su propia casa.

La escritora de cómic Gail Simone, al leer esto, se dio cuenta de un patrón que se repetía constantemente dentro de la industria en la que trabajaba: las mujeres en los cómics solían sufrir y morir solo con el propósito de darle un pasado trágico o una motivación a un superhéroe masculino, tratándolas como si fueran recursos narrativos desechables. Tras comentarle esta impresión a algunas de sus amigas, también fanáticas de las historietas, confirmó que ellas también lo creían.

Simone denominó este fenómeno como “mujeres en refrigeradores”, en homenaje a Alexandra DeWitt, y creó un sitio web con el mismo nombre. Allí, la autora recopiló en una lista cientos de casos de superheroínas que han sido torturadas, abusadas, violadas, despojadas de sus poderes e incluso asesinadas solo para darle un empuje a la trama de un superhéroe, o, peor aún, solo por el factor de shock que implicaba su sufrimiento y el efecto que este causaría en las ventas del cómic.

Hombres muertos descongelados

La creación del tropo “mujeres en refrigeradores” y su página web no se libró de polémicas. Un ejército de fanáticos y críticos de cómics saltaron en contra de este fenómeno descubierto por Simone, alegando que a los personajes masculinos también los torturaban y mataban. Además, no se podía comparar la muerte de un personaje normal con el de un superhéroe.

Ante esta situación, John Bartol escribió el artículo Dead Men Defrosting: hombres muertos descongelados. En este, Bartol contestó a esta queja de los fans explicando que sí, los personajes masculinos también morían, pero, cuando un superhéroe es lisiado, pierde sus poderes o le ocurre una tragedia similar (incluyendo la misma muerte), es más probable que se recupere y todo vuelva a estar igual que antes, a diferencia de lo que ocurre con los personajes femeninos.

Para entender la diferencia entre los hombres descongelados y las mujeres en refrigeradores basta con voltear hacia una de las más grandes y populares casas de cómics de todos los tiempos: DC Comics. ¿Cómo tratan los guionistas de DC una herida tan grave como lo es una quebradura en la columna vertebral?

Cuando Bane le partió la espalda a Bruce Wayne en Knightfall vs. cuando el Joker le disparó a Barbara Gordon en The Killing Joke. Mientras que Bruce eventualmente se recupera y vuelve a su rol de Caballero de la Noche, Barbara pierde la movilidad en las piernas y tiene que crear una identidad de superheroína completamente nueva para poder seguir apoyando, desde las sombras, a la Batifamilia. Batman sobrevivió, pero Batgirl tuvo que ser reemplazada por Oracle.

Un tropo escrito con sangre

En conclusión, las mujeres en refrigeradores son los personajes femeninos, generalmente superheroínas, que sufren una violencia desmedida con el mero objetivo de que su sufrimiento sirva como motivación para un personaje masculino, generalmente superhéroes. A diferencia de sus contrapartes masculinos cuyas tragedias sirven como motivación para superheroínas, las de las mujeres suelen estar marcadas por la violencia de género (el abuso sexual, asesinato dentro de su mismo hogar en lugar del campo de batalla, etc.).

Un último caso de este tropo que se podría analizar y que condensa todo lo anterior dicho es el de Sue Dibny en los cómics Identity Crisis, nuevamente de DC Comics. El asesinato de la esposa de Elongated Man, que dejó su cuerpo desfigurado y fue cruel hasta el extremo, y su violación en el pasado son los gatillantes de toda la trama del cómic, la cual inicia justo después de que su marido encontrara su cadáver. Un inicio crudo para un cómic igual de duro.

No todas las muertes femeninas en los cómics son casos de mujeres en refrigeradores, pero sí ocurren con la suficiente frecuencia como para que el término haya podido perdurar en el tiempo. Aunque la industria se ha esforzado en mitigar este fenómeno, dándole mayor tribuna a superheroínas y personajes femeninos, todavía hay algunos casos en cómics modernos. Si entiendes inglés y te interesa aprender más del tema, puedes visitar el sitio de Women in Refrigerators aquí.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

36 publicaciones.

Sobre Fer

Roleo, leo, amo a los gatitos y estudio pedagogía en castellano en la USACH. Si un vampiro me ofrece llevarme a vivir a su castillo escondido en las montañas, agarro mis pilchas y me voy.