Inicio » Zona Oriental » Manga » Manga vs novela ligera: Spice and wolf

Manga vs novela ligera: Spice and wolf

¿Qué cambios sufre una novela ligera cuando es traspasada a otro medio? En esta nota, analisaremos qué hizo Spice and Wolf para funcionar como manga.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Pía Marian el 14/10/2019

Advertencia: El siguiente análisis hace spoiler de absolutamente todo lo ocurrido en el primer capítulo de la novela y los primeros dos capítulos del manga.

Antes de comenzar con la obra que nos compete, vamos a aclarar un par de cosas respecto a este artículo. La primera es que vamos a centrarnos en los cambios que se realizan entre el medio original y su adaptación a manga, así como lo efectivos que son; la segunda es que solo se revisa el primer capitulo (o su equivalente a la novela) porque se trata de la primera impresión que nos deja la obra y, finalmente, que se debe tomar en cuenta que, dado las diferencias de formato, siempre será sugerible leer ambos o el que resulte más cómodo para el lector.

Con todo esto aclarado, comencemos.

Spice and Wolf (“Lobo y especias”) es una saga de novelas ligeras escrita por Isuna Hasekura y publicada por la editorial ASCII Media Works. Desde su primer volumen en el año 2006, la obra a cosechado una cierta fama debido a que cambia el enfoque de la fantasía medieval usual, centrándose en el comercio más que en la espada y brujería.

La trama sigue a un comerciante ambulante llamado Kraft Lawrence, cuyo trabajo consiste en llevar mercancías en una carreta de un pueblo a otro haciendo negocios. Un día llega a un pueblo donde, tras acampar en las afueras, se encuentra a Holo, una loba sabia que es considerada la diosa de la cosecha entre los locales. A cambio de su ayuda, Lawrence se ofrece a llevarla a su tierra natal.

Lo primero que hacen ambas obras, durante su pequeño prólogo, es presentarnos a su protagonista femenina: Holo, la sabia loba del norte y diosa de la cosecha del pequeño pueblo de Pasroe. Esto es particularmente importante porque debemos recordar que la primera impresión que tenemos de un personaje marca cómo lo percibiremos durante buena parte de la obra.

También, es aquí cuando aparece la primera diferencia entre el manga y la novela.

En el prólogo de la novela, a través de su monologo interno, Holo nos relata un poco de su estancia en el lugar, siendo estos sus dos diálogos más importantes:

“Estos dichos se han convertido ahora simplemente en hábitos o broma, mientras que casi nadie dice estas palabras con el afecto o el miedo del pasado (…) Cuando vuelvo mi mirada desde el cielo al trigo, esta cae sobre mi orgullosa cola que se menea ante mi nariz. Con nada más que hacer, me pongo a acicalarla.”

Por las ilustraciones que acompañan la novela, ya sabemos la apariencia de Holo, así que no necesita gastar demasiado tiempo en descripciones. A través de estas cuatro líneas y unos pocos comentarios sueltos más, sabemos todo lo que hay que saber respecto a ella por el momento: Está sola, cansada, ociosa, se siente innecesaria a pesar de continuar con su labor, su hogar está en el norte, es fiel a sus promesas y es altamente orgullosa.

El manga es mucho más minimalista en este sentido, porque se limita a citar los refranes del pueblo respecto a ella y a decirnos que su presencia ya no es necesaria en el lugar. El dibujo hace un trabajo excelente mostrándola como una figura enigmática, de apariencia poco definida más allá de sus rasgos animales y expresión triste.

Ahora bien, a pesar de que la introducción de la novela nos entrega mucha más información sobre su personaje, la del manga hace un trabajo considerablemente mejor en hacernos sentir que ella es una deidad: Solitaria, extraña y poderosa.

Del prólogo, saltamos a nuestro protagonista masculino: Kraft Lawrence.

Aquí, los acontecimientos ocurren de prácticamente la misma forma: Lo vemos bostezar en su carreta, conversa con un guardia al que ofrece dulces a cambio de información (donde se nos da a entender que la iglesia tiene un cierto poder en este mundo) y llega al pueblo de Pasroe en el cual se está celebrando el festival de la cosecha en adoración a la diosa Holo, en esta parte, se nos indica que ayudó a un local y conoce a la gente del pueblo, quien lo aprecia hasta cierto punto.

En el manga, Kraft parece alguien mucho más amable que en el trabajo original, donde da cuenta de una personalidad más hipócrita, astuta y tacaña; características que, si bien son mucho más esperables de un comerciante, le hacen más defectuoso que su contraparte dibujado, quien, además, parece llevarse mejor con los locales, pues en el manga uno de ellos le pregunta amablemente si no desea quedarse y, tras su negativa, le regala verduras, conversación que jamás ocurre en la novela, puesto que los campesinos del pueblo echan a los extranjeros durante su festival.

En este sentido, considero la caracterización de Lawrence bastante más solida en la novela. Sí, es un personaje más defectuoso, pero también más solitario, siendo este sentimiento en particular lo que genera el principal lazo con Holo.

De nuevo, los acontecimientos ocurren de la misma manera en ambas historias con pequeños detalles: Lawrence acampa a las afueras del pueblo y se encuentra con Holo, quien duerme dentro de su carro. Ambos mantienen una conversación donde ella le demuestra que en efecto es la diosa de la cosecha local a través de una semi transformación y finalmente expresa su deseo de volver al norte, a lo que Kraft accede a llevarla pensando en los beneficios que le traerá tener a una diosa de su lado.

Ahora, a pesar de que la estructura de la escena es exactamente la misma, hay algunos detalles que cambian de acuerdo a la adaptación, especialmente en lo que se refiere a Lawrence.

Ya dijimos que, en el manga, Lawrence es un personaje bastante más “suave” que el de la novela, algo que cobra mucha más fuerza cuando descubre a Holo: Mientras que en el primero se limita a increparla a pesar del miedo que le produce su extraña apariencia, en el segundo directamente la amenaza con una daga de plata. Otro detalle importante, es el efecto que produce la presencia de Holo en Kraft, porque si bien en el manga podemos deducir que le llama físicamente la atención, esto queda mucho más claro en la novela:

“Y, expuesto en medio de su cuerpo perfecto, casi como si hubieran sido creados artificialmente, se encontraban sus pechos, que no eran muy grandes en tamaño. Emitían un misterioso olor animal, y uno aprendería que, dentro de su encanto, el cual podría hacer estremecer a la gente, había también calor.”

En defensa del manga en este aspecto, se debe decir que la presentación de Holo es mucho más interesante que en la novela: Aquí rompe con la imagen misteriosa del principio y nos demuestra una personalidad astuta, picara e incluso infantil en ciertos momentos. Dos de las escenas más notables en este aspecto es cuando le quita a Lawrence la carne que está comiendo directamente de la boca y luego adivina que este quiere verla transformada.

Después de esto, ambas obras terminan el capítulo de igual forma: Con ambos presentándose adecuadamente, Holo robándose las mejores prendas de su compañero y dirigiéndose a la siguiente localidad.

Ahora bien, ambas obras tienen sus puntos fuertes y flacos: Mientras que el manga hace un mejor trabajo en la caracterización de Holo, Lawrence se siente demasiado amable para ser un comerciante con 10 años de experiencia. La novela, por otro lado, tiene un Lawrence más acorde a lo que pensaríamos de un mercader, pero sufre del síndrome de explicar en lugar de mostrar, por lo que de repente suelta pequeños estallidos de información sobre Holo o el contexto del mundo que entorpecen ligeramente la lectura, problema del que el manga carece, a pesar de esto, se siente como un producto final un poco más completo.

Sin embargo, como hemos podido notar, los cambios de un medio a otro han sido mínimos, algunos hechos para hacer más amena la lectura. Como se dijo al principio, probablemente sea mejor solo escoger el formato con el que uno se sienta más a afín o, como me ocurre a mí, con ambos.

Punpunia.cl

Sobre Pía Marian

Creo que desde siempre he sentido fascinación por las historias, sin importar el empaque en que vengan. Y por eso me encanta hablar sobre ellas. Editora freelancer, escritora amateur y miembro del staff de Comiqueros.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X