Inicio » Cine y televisión » Inside y la puesta en escena de Bo Burnham

Inside y la puesta en escena de Bo Burnham

Analicemos Inside, el show creado por Bo Burnham durante la pandemia, que varía entre el humor y la critica social.

Tiempo de lectura: 9 minutos

Escrito por Conejo Lector el 25/03/2022

Durante algunos años se han lanzado bastantes formatos de humoristas realizando rutinas de stand up en la plataforma de Netflix, en especial en vivo. Comediantes como Dave Chappelle, Ricky Gervais, Russell Howard, o incluso chilenos como Fabricio Copano o Natalia Valdebenito han tenido algunos especiales dentro del catálogo de Netflix para variar un poco entre series y películas.

Así como ellos, Bo Burnham también ha tenido bastantes especiales en esta plataforma desde el año 2013. El último de estos, Inside, ha sido el más hablado de este humorista.

Bo Burnham: Inside nace como una nueva rutina de comedia por parte de Bo Burnham, ya que sus planes de volver a escena en el 2020 tuvieron que ser suspendidos por culpa de la pandemia. Así comenzó la grabación en su hogar, convirtiéndose rápidamente en su puesta en escena, con diferentes chistes y críticas sociales hacia los medios, redes sociales y corporaciones. Chistes que, a medida que el largometraje avanza, van dejando su opinión acerca de estos temas.

Sobre Bo Burnham

Robert Burnham nació el 21 de agosto de 1990, en Hamilton, Massachusetts. Se hizo conocido en el 2006 por su canal de YouTube, en donde grabó algunas canciones compuestas por él mismo, y haciendo humor en plataformas como Break.com

Rápidamente su popularidad en estas plataformas fue creciendo. Su humor se basa en el sarcasmo, comentarios ácidos y haciendo críticas respecto a temas controversiales, desde sexualidad hasta religión, pero rozando lo políticamente correcto. Siempre utilizando una rutina con canciones compuestas por el mismo, para luego burlarse de sí en escena.

En 2008 actuó en Londres para The World Stands Up de Comedy Central, con los que grabó un show en enero llamado Bo Fo Sho, y que luego sería trasmitido en junio. En 2010 publicó su álbum Words Words Words, el cual se componía de una actuación en vivo en Comedy Central, y dos canciones de estudio. También se hizo popular en la plataforma de Vine durante el 2013.

Tras estos éxitos, Burnham estrenó dos especiales más junto a Netflix y a Youtube: What… lanzado en 2013 y Make Happy en 2016, que fue lanzado solo por Netflix. Y aunque dirigió una película en 2018 llamada Eight Grade y apareció en Promise Young woman en 2020, no se esperaba su regreso en el Stand Up Comedy hasta el estreno de Inside.

Entre la risa y la crisis existencial

Dirigido, escrito, editado, filmado, musicalizado y protagonizado por él mismo, Bo Burnham intenta realizar una crítica exhaustiva en diferentes canciones y escenas. Recordemos que fue creado a partir del encierro que se vivió debido a la pandemia.

Bo nos dice desde el inicio que no sabe cómo va a terminar su producto, y que la organización de este no será muy ordenada. Aquí es donde comienza el largometraje del humorista, destacando ciertos momentos que dejan distintos mensajes, pero que tienen que ver con los temas que fueron apareciendo durante su encierro. Todo con el objetivo de hacernos reír, o quizás reflexionar.

Desde algo tan simple como las fotografías que puedes encontrar en Instagram, hasta el bombardeo de contenido que el internet intenta llamar nuestra atención, comienzan inflexiones muy fuertes a la actualidad. Pasando desde situaciones que nos han ocurrido, hasta entender el pensamiento de Bo a través de su performance en cada uno de estos puntos.

Sin embargo, no todas las temáticas que se tocan son críticas sociales o hacia corporativos. Hay una variación hacia diferentes focos. Hay un análisis del artista sobre las redes, los medios y hasta sobre sí mismo en sus años de juventud, en donde su humor era mucho más ácido y ofensivo.

En ocasiones se siente como un especial de humor, pero la verdad es que parece más bien una reflexión del mismo humorista sobre los diferentes temas que ha abordado desde el inicio de Inside. Es su opinión a los diferentes medios de comunicación y redes sociales, hasta reflexiones al humor que suele y solía utilizar para sus rutinas. Llegando al punto de crear una crisis existencial en el mismo Bo Burnham, haciendo a su vez que esta repercuta en el espectador.

El privilegio y la vulnerabilidad

Desde el principio de la rutina, Bo comienza a hablar del privilegio, pero haciendo la pregunta: “¿qué debería hacer en un momento como este?”, dando una reflexión de qué es lo que puede hacer él, un humorista, en el contexto en que se encuentra. Poco a poco retoma este punto con diferentes canciones, y va cayendo desde el privilegio en su vulnerabilidad.

A pesar de las críticas a redes y a corporaciones, Burnham no deja de mencionar las situaciones de privilegio, tanto históricas como propios. El mayor ejemplo de esto es en la canción How the world Works, en donde no solo hace una señal de los privilegios de algunos sobre otros históricamente hablando, sino cómo se repite actualmente. Se puede interpretar desde diferentes puntos de vista; desde estatus o clases sociales, hasta el poder corporativo.

Sin embargo, también hay escenas en las cuales muestra una gran vulnerabilidad y sabe jugar con ella. Comenzando con las reflexiones a sus actos pasados, por ejemplo, en la canción Problematic, en donde la performance de esta habla del humor que empleó cuando comenzó a hacerse popular en la plataforma de YouTube. Habla de cómo se arrepiente de algunos comentarios, evidenciando sus propios errores.

Otros momentos de vulnerabilidad son las crisis que se ven a lo largo del especial. Admitiendo que su sanidad mental no está del todo bien debido al encierro, dando alusiones a la depresión, ansiedad y pensamientos suicidas, algo que a muchas personas les ocurrió durante la pandemia.  

Pero definitivamente los momentos en los cuales se ve realmente una vulnerabilidad, es en los momentos en los que se muestra el proceso de Inside. En donde no es un comediante, no esta criticando, y no hay música. Sino que vemos a Robert Burnham, la persona detrás del humorista realizando el trabajo que normalmente no se ve. El arreglo de las luces, de la cámara y las ediciones de música y video. En una presentación con público, quedarían solo tras bambalinas.

La propuesta escénica y musical

Por lo general Burnham constantemente utiliza la música y las luces como parte esencial de sus espectáculos. Adecúa estos elementos para que no se sientan un extra para la rutina, sino que los convierte parte importante de esta, haciendo cambios abruptos, tanto musicales como lumínicos. Esto no solo da un sello a sus rutinas, sino que mantiene constantemente la atención del espectador. Logrando que este se sienta atraído a la dinámica que el artista presenta.

Y aunque gran parte de su experiencia se mantuvo en Inside, Las dinámicas musicales y lumínicas evolucionaron bastante de sus anteriores rutinas. Ya sea por las temáticas tratadas, o por la puesta en escena que debía realizarse en su casa debido al encierro. Se nota una gran diferencia.

Por un lado, sus canciones son parte importante de su performance ya que es aquí en donde deja en claro sus ideales y los temas de los cuales intenta burlarse, para luego contar algún chiste en torno a lo que mencionaba en ellas. Se mantiene la atención del espectador mientras da un mensaje gracias a las melodías con ritmos dinámicos y pegajosos, quedándose en memoria de la audiencia.

Por otra parte, cada canción tiene una puesta en escena y una iluminación diferente a la anterior, lo que hace que la crítica construida en dicho segmento se logre diferenciar de las demás, quedando claro a qué apunta la letra de la canción.

Esto puede ir desde lo literal, como en la canción White Woman’s Instagram la cual hace referencia a un estereotipo de publicaciones en redes sociales; hasta lo contradictorio, como en All Time Low, en donde habla de su ansiedad y depresión con variaciones entre la sombra de su cuarto y un cambio radical con colores y melodía alegre, pero sin dejar de hablar de su sanidad mental.

Sin embargo, también hay que recalcar las escenas en donde Bo aún está preparando la cámara, editando. Se humaniza al humorista con la cotidianidad. Son estas escenas que logran conectar con la audiencia, ya que vuelven al espectador a la realidad de Bo Burnham, dejando de lado la faceta de cómico, mostrándolo como ser humano.

Y es esta realidad la que contrasta con la puesta en escena en la habitación en donde se filma Inside, lo que le da mucha más interacción y cambios bruscos. Por esto, el espectador debe estar más alerta que nunca.

Conclusión

Inside es considerada actualmente una obra maestra en Netflix, ya que realmente ha impresionado al público con la puesta en escena, la creatividad y los mensajes que el artista ha dejado en cada una de las performances de este “Especial Cómico”.

Sin embargo, todo tiene un contra. Si bien Inside es una excelente performance, se debe tener cuidado a la hora de verlo. No podría recomendar este show a alguien que esté pasando por momentos complicados, o por crisis existenciales. Ya que muchos de los temas internos que trata, especialmente a los de sanidad mental, pueden llegar a ser un poco incomodos.

En general, considero a Inside como una excelente retrospectiva a nuestra actualidad. A cómo el humor ha ido cambiando y una mezcla de reflexiones hacia nuestra nueva cotidianidad. Muestra nuevas facetas del humor, y cómo este puede ser novedoso a la hora de generar opiniones variadas en el espectador.

Punpunia.cl

Sobre Conejo Lector

Lectora compulsiva y amante de los libros. Intento leer, ver y jugar de todo un poco, aunque soy muy fan de la fantasía. Amante de los perritos

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí