Inicio » Cómics » Cómic Internacional » Heartstopper: un chico conoce a otro, de Alice Oseman

Heartstopper: un chico conoce a otro, de Alice Oseman

Dos muchachos se conocen y se enamoran en Heartstopper, de Alice Oseman. Una historia que enternece al lector, al tiempo que visibiliza al colectivo LGTB+.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Ktlean el 19/06/2020

Corría el año 2018 cuando se publicó el primer tomo de Heartstopper, novela gráfica escrita y dibujada por Alice Oseman, fruto de la gran popularidad alcanzada en Internet con la historia. Desde entonces han sido publicados dos tomos más en inglés, e incluso un libro para colorear.

No hay dudas de que la historia de dos jóvenes que comienzan a sentir atracción el uno por el otro ha calado en el público. En especial, se le destaca por la forma en que visibiliza al colectivo LGTB+.

¿Cuáles son las claves del éxito de Heartstopper?

Una historia sencilla

Bastan muy pocas palabras para resumir la trama de esta novela gráfica: dos chicos, Charlie y Nick, primero se hacen amigos, y luego comienzan a sentir atracción el uno por el otro. Claro que eso no es todo. A medida que las páginas avanzan conocemos a otros personajes, o profundizamos poco a poco en los conflictos de ambos protagonistas.

En un principio conocemos mejor a Charlie, un tímido y tranquilo chico que toca la batería y parece no tener demasiados amigos. Todos en su instituto saben que es gay, lo que en el pasado le provocó problemas, pero eso parece haber quedado atrás. Lo que más nos llama la atención sobre su vida es la relación que mantiene con Ben, que es un año mayor que él y con quien se encuentra a escondidas cada vez que este quiere.

Debido al nuevo grupo de estudio que implementan en la institución, Charlie conoce a Nick, también mayor que él y que desde el primer momento se muestra bastante amable y simpático. Poco a poco se vuelven más cercanos, contándose sus problemas, visitándose fuera del horario de clases y pasando mucho tiempo juntos. Antes de que puedan hacer algo para evitarlo, los sentimientos de amistad se transforman en otra cosa.

La importancia de la empatía

Es muy probable que el mayor logro de Heartstopper sean los personajes. Es muy fácil crear un lazo con ellos y querer su bienestar, sin que por ello la autora los haga sufrir en exceso. Alice Oseman maneja muy bien en este tomo el debido equilibrio entre drama y cariño por sus creaciones.

Un gran ejemplo de esto es Charlie, a quien sentimos como el protagonista, al menos durante la primera mitad del cómic. Hasta que Nick y su propio conflicto no adquiere más importancia, es el pasado de Charlie y su relación tóxica con Ben lo que condimenta la historia con drama. Pronto se hace evidente que Charlie guarda bastantes trabas a raíz de lo que tuvo que pasar cuando asumió su homosexualidad. Esto lo perfila como personaje, sí, pero el sufrimiento no es lo único que lo define.

Mucho más importante, no sentimos que Charlie está ahí como foco de las burlas y el escarnio de sus pares debido a su preferencia sexual. Es más, su historia es un relato de superación, de haber dejado muchos de los malos momentos atrás.

En contrapartida, Nick debe enfrentarse por primera vez al hecho de sentir atracción por otro chico. Y eso no será fácil para él, claro. Sin adentrarnos en un contexto donde se castigue especialmente la homosexualidad, nunca se nos olvida que Charlie y Nick viven en una sociedad heteronormada, y que lo que comienzan a sentir el uno por el otro les acarreará más de un problema.

A pesar de todo ello, es muy fácil sentirse bien leyendo esta novela. Es capaz de sacar sonrisas de felicidad o emoción con cada pequeño paso de los protagonistas en su relación. Se les agarra cariño muy pronto; por eso queremos que estén bien y que puedan estar juntos.

Un dibujo tan simple y bonito como la historia

Algo que ayuda bastante en que la lectura de esta novela gráfica sea fluida es el dibujo. De trazo simple, sin demasiados detalles y una paleta muy restringida de grises, uno tiene la sensación de que los ojos vuelan a través de las páginas. El diseño de los personajes ayuda a su vez a identificarlos sin problemas.

A pesar de esta simpleza, la novela tiene una estética muy clara desde la portada y a lo largo de todas las viñetas. Al leerla, uno siente que historia y dibujo se complementan perfectamente, sacando lo mejor el uno del otro.

Opinión personal

Heartstopper: un chico conoce a otro es una historia que alegra, que enternece y que hace que uno se desconecte por una hora (o menos) de la realidad. En la actualidad, eso es algo para agradecer. Sin tener una trama compleja, ni llena de giros argumentales, ni un dibujo plagado de detalles, logra su cometido. Nos introduce en la vida y en el corazón de sus protagonistas y nos hace querer saber más sobre ellos.

Logra que nos importen. Nos conecta.

Solo por eso vale la pena leerla y hablar sobre ella.

Punpunia.cl

Sobre Ktlean

Leo demasiado y de a varios libros al mismo tiempo. También escribo historias de fantasmas y gente que sueña con ser detective, las que publico en Wattpad para sentir que me leen.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X