Inicio » Noticias » Literatura » El fin de las Flores: Los hijos de Goreon I

El fin de las Flores: Los hijos de Goreon I

En el Fin de las Flores, podemos apreciar una vez más que la fantasía puede basarse en diversos temas de nuestra propia realidad

Tiempo de lectura: 10 minutos

Escrito por Conejo Lector el 29/03/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Muchas veces cuando pensamos en la Fantasía, podemos imaginar mundos lejanos, dragones, hadas y un montón de seres mitológicos. Mundos que nos sacan de la realidad para enviarnos a cuentos llenos de magia y aventuras.

Pero, aunque esto es lo más común, no significa que muchos no estén basados en la realidad. Sin ir más lejos, Tolkien se basó en sus vivencias de la Primera Guerra Mundial para escribir El señor de los anillos.

Portada del libro

El Fin de las Flores está escrito por M.L. Sandoval. Profesor y autor de Pétalos para Darién (Que ganó un premio Ceres a las artes en 2014), El planeta de los Botones (Ganando un premio Ceres a las artes en 2016) y El sacrificio de Sofía.

Su libro que si bien, es de fantasía, su tema central es lo más real que puede existir: El abuso de niños. La crudeza del relato lo hace sentir muy auténtico, a pesar de estar dentro de un mundo fantástico.

El asesino de niños

Nuestra historia comienza específicamente con Darién. Una niña con nombre de chico, que por lo poco que nos dejan ver, constantemente tiene pesadillas.

Una noche, siente un fuerte ruido. Alguien ha entrado a la casa, pero el miedo la ha paralizado. Su abuelo, Folker, va en su búsqueda y la saca del hogar, lugar donde más adelante nos enteraremos que sus padres han sido asesinados y que ahora, vienen por su nieta. Folker decide escapar con ella para que no la encuentren.

Por otra parte, tenemos a Caste y a Graff, dos investigadores o “sabuesos” que han estado investigando sucesos en ciertas partes del reino. 10 niños han sido asesinados, y todos tiene un mismo patrón, cada uno de ellos ha sido abusado sexualmente antes de morir en manos de su agresor.

Las sospechas de estas muertes, guían a los sabuesos a investigar si han sido coincidencias, un asesino en serie o una interferencia de alguien de poder para que las viejas costumbres vuelvan.

Y por último, tenemos a Beljar. Un hombre que da trabajos muy difíciles a gente que haría lo que sea por un par de monedas. Pero en su caso, está dispuesto a dejar todo de lado y gastar todo su dinero por una sola razón: Averiguar la existencia de Goreon.

Las viejas costumbres y La Nueva Orden

Esto es algo que se menciona bastante y es muy importante para lograr entender la trama de este libro. Pero aun así, no está demás avisar que se darán algunos spoilers en relación a este.

Las viejas costumbres son las antiguas leyes que regían en la isla de Arieta. Estas apoyaban actos injustos para muchos; maltrato a las mujeres, esclavitud, discriminación a extranjeros y pederastia.

Sin embargo, años después, esto cambió. Y estas reglas fueron condenadas gracias a la Nueva Orden, las cuales castigaban cualquiera de los actos nombrados anteriormente, dependiendo de la gravedad de estos.

Aunque La Nueva Orden ayudó a que las mujeres por fin pudieran tener un trabajo, a que los extranjeros no fuesen discriminados, y a que los niños se sintieran más protegidos, esto no la esclavitud ni el abuso a menores.

A lo largo de la novela, podemos ver como hay una pugna que influye en todas las ciudades. Como muchos se quejan de que La Nueva Orden arruinó a la sociedad por las prohibiciones que a su parecer son “absurdas”.

La Nueva Orden es una representación de los cambios hacia una sociedad más justa y sin perversiones. Mientras que las Viejas Costumbres son aquellos actos abusivos que fueron aceptados por la sociedad sin cuestionamiento alguno.

Incluso, se puede apreciar como aquellos que defienden los conceptos antiguos a la Nueva Orden, defienden y justifican los actos clandestinos que realizan como “naturaleza humana”, esto se ve especialmente en la Iglesia que rinden honores a Goreon, la deidad de este universo.

Los Sabuesos

Graff y Caste son la representación de que tan lejos puede llegar el poder o las creencias a la hora de investigar un crimen que se repite tantas veces.

Graff es un policía con años de mucha experiencia, por lo que nadie duda de sus cualidades a la hora de actuar como profesional. Sin embargo, es un hombre lleno de dudas respecto a lo que hace.

A pesar de sus capacidades y de su historial como investigador, dentro de uno de los homicidios, Graff se aterra y decide no indagar más de la cuenta, mostrándose incluso indiferente a las preguntas de su discípulo. Lo que nos hace preguntarnos ¿A que le teme realmente?

Caste por otra parte, es un investigador novato que además es extranjero. Su inexperiencia lo hace ser curioso, y desear encontrar al asesino lo antes posible. Sin embargo, no quiere desobedecer a su mentor, e incluso el mismo rey le aconseja obedecerle.

Ambos conflictos internos de los personajes se sienten reales. En el caso de Graff, lo único que se puede hacer es averiguar a que le teme tanto, ¿Qué es lo que le atemoriza tanto como para no seguir investigando más a fondo?.

En el caso de Caste, es la pugna entre hacer lo correcto a pesar de su discriminación, u obedecer y confiar en su mentor, sea cual sea la consecuencia que esto va a acarrear en su conciencia.

Darién, Folker y el ciclo de pederastia

La historia de estos dos personajes es muy dura y dolorosa de leer, especialmente por como el circulo vicioso de la pederastia se muestra entre estos dos personajes. Como un adulto abusado de niño puede convertirse en abusador, dando una nueva vuelta a este círculo.

Folker es un hombre bastante mayor, que a primeras cuentas, nos los muestran como un abuelo amoroso, que intenta proteger a su nieta del asesino de Rádalur. En un principio su preocupación parece genuina, mantiene a la niña escondida por el peligro que supone salir a la calle cuando los están buscando.

Folker en su niñez vivía en la calle, fue recogido por un extranjero llamado Valcon, quien para darle una vida mejor, lo entregó a la iglesia que rendía tributo a Goreon (lo cual era bastante común). Ellos aseguraban proteger la inocencia de los niños.

Lamentablemente, tuvo un adoctrinamiento por parte de los seguidores de Goreon. Fue abusado sexualmente por culpa del sacerdote que lo educó, y vendido al mejor postor para continuar con su desdicha.

Estos traumas hacen que los niños al crecer tengan ciertos comportamientos, y para Folker, quien vivió los abusos como algo normal, le trajo muchas consecuencias. Entre ellas, repetir el ciclo de abusos con Darién, su nieta

Abusada por Folker el día de su nueva estrella, las consecuencias de los actos de Folker no solo afectan al viejo, sino que el trauma de la niña se siente real y vivido, odiando su nombre real, su vida y hasta su propio reflejo.

Los niños abusados comienzan a actuar de maneras extrañas, se ven apagados, se vuelven retraídos y no tienen la misma alegría de antes, llegan a temer de ciertas cosas y personas desconocidas, teniendo pesadillas recurrentes.

Siendo más comunes, abusos por partes de familiares, es normal que Darien se sintiera desprotegida en su propio hogar. Esto afecta a cómo va a ver las cosas a futuro, convirtiéndose en una niña llena de temores e inseguridades.

Beljar y Goreon

Por un lado, Beljar es un hombre que, en tiempos de crisis, da trabajos muy pesados a aquellos que le buscan por unas cuantas monedas. Sus trabajos no son fáciles de cumplir, pero la desesperación de los necesitados y la buena paga de Beljar hacen que el riesgo valga la pena.

Su objetivo cambia radicalmente en el momento que conoce a Maveo, un hombre que entra sin respetar a nada ni a nadie en la oficina de Beljar. Esto genera su enojo, hasta que Maveo revelea el motivo de su visita: la existencia de un Skeemer.

Estos seres son los que, se cree, son los verdaderos hijos de Goreon, y por tanto, los únicos que saben si la existencia de este ser supremo y de los mitos sobre todo lo que conocen son reales o no.

Debido a sus ansias por asistir al encuentro de este ser, su mayor error fue dejar a todos los hombres que habían dedicado una tarde completa para asistir a una entrevista con él, a la deriva. Estos deciden vengarse, acusándole con un guardia real para que sea perseguido.

Beljar y su sed de respuesta muestra la debilidad del hombre ante el conocimiento de saber que es lo que realmente existe, si el propósito de la vida de los hombres hacia Goreon es real.

Sin embargo, antes de la gran respuesta, su rehén también tiene una historia que contar, el cual lo conecta inmediatamente con las muertes de niños, pero no como uno piensa en primera instancia.

¿Vale la pena arriesgarlo todo para saber la verdad sobre la existencia de un ser supremo?

Conclusión

Mostrando el lado de las víctimas y los victimarios de manera pareja, en ningún momento intenta justificar a los personajes que cometen atrocidades. Sus historias son específicamente para saber el por qué actúan de esta manera, que es lo que los lleva a cometer dichos actos.

M.L. Sandoval

Cada personaje está bien desarrollado y evolucionan de manera orgánica, ya sea para bien o para mal. Hay una motivación detrás de cada uno que hace que sientas un poco de empatía o desprecio por ellos, dependiendo del caso.  

Sin embargo, aunque es una novela maravillosa, su crudeza hace que aquellos que sean susceptibles a estos temas tengan cuidado. Como se dijo en un principio, es un libro muy duro de leer, por lo que se recomienda darle una oportunidad pero bajo la propia discreción del lector.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

21 publicaciones.

Sobre Conejo Lector

Lectora compulsiva y amante de los libros. Intento leer, ver y jugar de todo un poco, aunque soy muy fan de la fantasía. Amante de los perritos

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí