Inicio » Literatura » Cuando la amistad me acompañó a casa

Cuando la amistad me acompañó a casa

Una historia de un niño que habla de la amistad, la pérdida y la familia: Cuando la amistad me acompañó a casa.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Conejo Lector el 21/07/2022

¿Alguna historia te ha marcado? Sabemos que hay historias sobre todo y para todos. Muchas de esas historias han dejado una huella en muchos lectores con el paso de los años. Sin importar el género literario, de qué trate o a qué público va dirigido, definitivamente hay libros que no pasan desapercibidos ante los ojos de un lector.

Y puede ser que este sea el caso de Cuando la amistad me acompañó a casa, o en su titulo original, When Friendship followed me home, escrito por Paul Griffin, autor de novelas como Burning Blue, Adrift, o Saving Marty.

Es una novela que toca temas difíciles, como la pérdida, la amistad o la familia, dirigida un público juvenil-infantil. La pregunta es: ¿los abordará bien?

Cuando la vida cambia para siempre

Ben Coffin es un chico normal de doce años que le gustan las historias de ciencia ficción, cómics y también le gusta mucho leer. Y aunque la pasa mal en el colegio, se las arregla siempre para poder ir siempre a la librería.

Un día en el que evitaba a sus compañeros para que no lo molestaran, después de ir a la biblioteca, se encuentra en un callejón un pequeño perrito, al que luego llama Flip. Una vez que se lo lleva a casa, su madre lo acepta y comienzan a bañarlo para llevarlo al veterinario.

Tiempo después conoce a Halley, una chica a la que llama “La chica arcoíris” por la gran cantidad de colores que usa en su vestuario. Esta, quedando encantada con el perro, le propone a Ben que lleve a su nuevo amigo a un programa llamado “Leéle a Rufus”, un programa de entrenamiento canino para que acompañen a algún niño que esté intentando leer.

Es una premisa muy sencilla y que da ternura a medida que la trama se va desarrollando. Además, cada conflicto tiene su tiempo y se desarrolla de manera muy interesante, que puede ser algo triste o algo que nos haga sonreír, por lo que hay variedad también en su narrativa.

Ben, Halley y el valor de la amistad

Ben es un niño que no ha tenido la vida fácil. Desde siempre le cuesta hacer amigos, y por tanto es bastante callado. Cuenta en la escuela con un chico con el que se junta y que son amigos, aunque solo sea en el colegio.

Encontrar a Flip no solo le hace feliz, sino que le hace sentir acompañado a donde quiera que vaya, incluso cuando le acompaña a la biblioteca. Y cuando Halley entra en la vida de nuestro protagonista pareciera que todo va a ir mejorando. A pesar de todos sus problemas, tiene compañía y amigos, los cuales le hacen sonreír cada vez que esta con ellos.

No solo Halley resulta un gran apoyo para Ben, sino que él también es un apoyo para la chica. A pesar de tener una actitud positiva frente al cáncer, en muchas oportunidades se ve a Halley apoyándose en su amigo para distraerse de la enfermedad, además de apoyarse en él para salir adelante.

La relación de ambos se siente muy bonita desde el primer momento. Son dos niños que se conocen, comienzan a compartir gustos similares y comienzan una bonita amistad durante el resto de la novela.

Duele decir adiós: el luto

Sabemos que las despedidas son muy dolorosas. Y para Ben, estas despedidas son mucho más difíciles de lo que se piensa. Ha pasado por tantas cosas en sus cortos 12 años, que muchas veces su único refugio es la biblioteca o su hogar.

Es por eso que Ben no siente la necesidad de apegarse a nadie en particular. Sin embargo, no cambia el hecho de que Ben sufre situaciones dolorosas durante la historia, en especial, lo que significa perder a alguien importante.

El shock de los primeros días sin esa persona a tu lado. La compañía que no volverá ataca a Ben en muchos aspectos. A su vez, pareciera que una luz de esperanza aparece cuando el mismo lector recuerda las palabras de la madre de Ben: “somos eternos”. Y aunque para Ben esas palabras en un momento no tienen sentido, comienza a comprenderlas a medida que la historia avanza.

Humanización de personajes

Cada personaje del libro es importante. Desde Flip hasta el personaje más secundario de la trama tienen relevancia en esta historia. Puede que el libro tenga muchas partes tristes y momentos pequeños de felicidad, pero dichos momentos hacen que los personajes sean humanos.

Ningún personaje se llega a sentir completamente bueno o malo, y ese es un plus. Todos tienen defectos y virtudes con los cuales puedes sentirte identificado durante la lectura. Además, da personajes carismáticos que son muy difíciles de olvidar.

Un ejemplo de lo anterior es Halley, ya que siendo una niña que ha pasado por tantas cosas, sigue sonriendo y con esperanza de salir adelante. Son pocas las ocasiones en las cuales pierde la esperanza de ganarle a su enfermedad, pero cuando eso ocurre, se siente real.

Otro ejemplo es Manson. Este personaje es el Bully de la escuela de Ben, y se la pasa molestándolo. Pero cuando vemos su momento de debilidad, aunque en un inicio sea imperceptible, nos damos cuenta de que realmente no desea ser así. Que lamentablemente para él, debe mostrar una cara ante los demás que lo lleva a tratar mal a las personas, porque su entorno se lo exige.

Quizás el único ser perfecto del libro es Flip. Como perrito, hace sus travesuras, y acompaña al protagonista en todo momento, siendo el personaje que nos conmueve durante la trama. No solo alivia un poco la vida de Ben, sino que los momentos centrados en Flip son de gran ayuda para el lector para que la novela no se sienta densa.

Conclusión

Cuando la amistad me acompañó a casa es un libro que vale la pena leer. No solo tiene una trama muy hermosa, sino que deja grandes lecciones de vida, tanto para grandes como para pequeños.

Quizás uno de sus puntos negativos es que muchas cosas pasan en la vida del pobre Ben. En mi opinión, me hubiera gustado ver más momentos felices en su historia y no verlo sufrir tanto como sucedió durante la novela.

A pesar de lo anterior, esta puede ser una joya escondida dentro de la literatura juvenil e infantil. Un grandioso libro que, sin ser muy popular, conquista los corazones de los lectores, y deja muchas lecciones de vida.

Punpunia.cl

Sobre Conejo Lector

Lectora compulsiva y amante de los libros. Intento leer, ver y jugar de todo un poco, aunque soy muy fan de la fantasía. Amante de los perritos

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí