Inicio » Cine y televisión » Critica a “Dark” temporada 1: La joya alemana de Netflix (Sin Spoilers)

Critica a “Dark” temporada 1: La joya alemana de Netflix (Sin Spoilers)

En los primeros lugares del catálogo de Netflix se encuentra Dark, con una historia profunda y compleja que nos sorprende en cada capítulo.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Felinesio el 30/12/2019

Quizá uno podía mirar con ojos de desconfianza a la primera serie alemana de Netflix por el simple hecho de ser la pionera en el popular medio de streaming. Pero para nuestro grato alivio, no solo no resultó ser una decepción, sino que se convirtió rápidamente en una de las series más populares y complejas del año 2017.

El 21 de junio del 2019 fue estrenada su segunda temporada, pero para ponernos un poco en situación es necesario comentar la primera temporada y ver si realmente es tan buena como se dice, pero ya les anticipo: Dark es una de las mejores series originales de Netflix.

El pilar del argumento en el que se sostiene la historia parece ser bastante cliché, pero sin dudas su director Nikolaus Summerer supo elevar a un nivel pocas veces visto en el mundo de las series. Todo comienza cuando, en la pacífica ciudad alemana de Widden, empiezan a desaparecer niños y estas sacan a la luz relaciones y misterios del pasado.

 

Un control perfecto de sus personajes

Si por algo se caracteriza la primera temporada de Dark es por su gran baraja de personajes, que a su vez está perfectamente equilibrada en los tiempos y el desarrollo de cada uno. Sí, es muy probable que sea algo abrumador ver tal cantidad de personajes presentados en tan poco tiempo, pero sin dudas la historia que se le da a cada uno de ellos hace que sean muy pocos los personajes que realmente no nos interesen.

Esto último es algo esencial en Dark, pues de haber fallado con sus protagonistas habría sido un total desastre, pero afortunadamente es de lo mejor que tiene la serie; interesantes desarrollos, trabajadas personalidades e inesperadas revelaciones.

Siguiendo con la idea de las revelaciones, es muy interesante cómo muchas series suelen revelar cosas sobre los personajes que nos vuelan la cabeza casi al final de sus temporadas, pero en la serie alemana es algo que suele pasar prácticamente en cada uno de sus 10 episodios, lo cual hace que cada uno de sus capítulos sean importantes y ninguno se sienta como relleno o innecesario.

Eso sí, quizá, si tienes el afán de aprender los nombres de los personajes y entender todo de ellos viendo solo una vez la temporada lo vas a tener bastante difícil, pues como dijimos, existen demasiados (comparándolas con otras series) y muchos de ellos tienen –por obvias razones—nombres alemanes, lo cual pondrá dificultades en la tarea de recordar todos los nombres de los protagonistas.

Una fotografía alucinante

Una baja calidad visual, a veces, puede ser perdonable con una buena trama, pero Dark va más allá de eso y no solo se queda con una buena historia, sino que en los primeros minutos del primer capitulo ya notamos algo que sobresale y se mantiene constante durante toda la temporada: La brillante fotografía.

Unos contrastes preciosos y que dan un ambiente perfecto para los momentos precisos, colores que enamoran y la constante lluvia que le da un ambiente diferente a la serie. Esto último es bastante interesante ya que prácticamente el 70% del tiempo está lloviendo, lo cual da una sensación mucho más sombría y muy vehemente a la trama. Todo esto hace que se creen unos planos preciosos, especialmente los que se captan desde los cielos.

El pasado afecta al presente y el presente al pasado

Como anticipaba anteriormente, la trama definitivamente es uno de los puntos fuertes de la serie, por no decir el mejor. La trama es bastante compleja, no esperes algo ligero y que puedas hacer otra cosa mientras ves la serie, de hecho, recomiendo centrarte solamente en verla, pues es muy fácil perderse.

Lo más exquisito de la historia son los paradigmas y los juegos verbales que se hacen con el concepto del viaje en el tiempo, los cuales son bastante interesantes y nos dejarán pensando sobre ello incluso cuando ya no estemos viéndola.

Los diálogos y todo lo que rodea a la historia esta plagado de referencias a filósofos como Nietzsche, lo cual puede lograr que más de uno se interese por los temas que plantea la serie. Y realmente sobre la trama no puedo decir mucho más sin entrar en terreno de spoilers, pero te aseguro que es muy divertida, compleja e interesante.

Recalcar rápidamente que los motivos musicales son, para mí, lo más bajo en todo el excelente conjunto. Y ojo, no es que no estén a la altura las canciones que acompañan a toda la serie, pero si que encontramos tal excelencia en el resto de aspectos que se hecha de menos una banda sonora original, pues recurre a canciones ya existentes anteriormente, por ejemplo, la canción del intro ya se nos hará conocida, pues aparece en la popular Breaking Bad.

Una experiencia inmersiva e indispensable

Sin lugar a dudas es una de las mejores series de Netflix. La primera temporada se comparaba mucho con Stranger Things, pero me atrevo a decir que Dark supera a esta con creces.

Lo que más destaca es la historia y lo visual, alcanzando niveles de excelencia poco vistos entre tantas series mediocres o clichés, lo cual se agradece. Por lo que es indudablemente una serie que debes ver sí o sí, más aún porque hace nada se ha estrenado su segunda temporada, la cual te aseguro es incluso mejor que la primera.

Sigue revisando nuestra página, en los próximos días encontrarás una crítica a la segunda temporada de esta joya alemana.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X