Inicio » Noticias » Cine y televisión » Brightburn: buena idea, pero mal ejecutada

Brightburn: buena idea, pero mal ejecutada

La película dirigida por James Gunn, Brightburn, está basada en la mitología de Superman, pero colocando al protagonista (Brandon Breyer) como villano.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por Esteban Beaumont el 14/01/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Cuando se anunció que James Gunn sería el productor de una película basada en la mitología de Superman, pero colocando al extraterrestre como villano, el hype de muchos se fue a las nubes. La opción de ver un Superman dictatorial y peligroso era algo que muchos fanáticos soñaban.

Dirigida por David Yarovesky el “genio” tras el videoclip Inferno de Guardians of the Galaxy (si no lo han visto, vayan a YouTube inmediatamente) y con las actuaciones de Elizabeth Banks, David Denman y Jackson A. Dunn. El resultado esperado era una obra espectacular… nada más alejado de la realidad.

Historia

Brandon Breyer es un extraterrestre adoptado por una pareja de Kansas, ahí crece como un niño normal hasta que descubre que tiene superpoderes, el problema es que decide usarlos para matar y destruir. Historia conocida, con desenlace nuevo, prometedora pero decepcionante.

El gran error de la película es que pareciera que le falta otra película para explicar cosas. Tiene muchos, quizás demasiados, agujeros de guion y no, no estoy siendo malo con la reseña, es que realmente hay cosas que aparecen de una escena para otra sin mayores explicaciones. Ya contaré más detalles en la parte con spoiler.

Los efectos son maravillosos y de gran calidad, las escenas con acción y las imágenes de este “Superman” volando en la oscuridad son muy bien logradas, pero ahí queda la película. Ni siquiera es una película que logre asustar de verdad, más allá de las típicas imágenes de la nada acompañadas con un fuerte sonido que nos hacen saltar, pero nunca se genera un ambiente real de terror.

Como fanático del gore, se agradecen ciertas escenas de sangre absoluta, pero como es la tónica en toda la película… no es suficiente. No es suficiente la idea, la historia, la sangre, los efectos especiales, las actuaciones (rescatables para el género). Finalmente, a mi parecer, tenemos una película que promete más de lo que entrega.

[su_spoiler title=»Atención, la siguiente parte tiene Spoilers.» style=»fancy»]

La película parte con la pareja de Kansas que encuentran un meteorito, en el cual se encuentra un niño, por lo que deciden cuidarlo. A cierta edad, el niño (interpretado por Jackson A. Dunn) comienza a descubrir sus poderes y a recibir bullying. OK, entiendo la idea de que el protagonista se sienta excluido del mundo, pero las escenas de otros niños molestándolo no son gatillantes de un asesino serial. Una broma pesada y una niña que lo esquiva, nada más. Jamás se le ve realmente externo al mundo.

Cuando descubre que es un extraterrestre parte inmediatamente a matar. En ese tiempo creó una mascara y se puso una capa, o eso creemos. Jamás nos muestran de donde las sacó o porque las usa. Lo peor, jamás nos explican nada de su raza o su objetivo en la tierra. Repite una frase de dominio global pero nunca queda claro por qué.

La clave para hacer triunfar una historia del ultimo hijo de Kriptón es su mito, poder retratarlo bien. Brightburn no logra crear un mito convincente en torno a su protagonista. Nunca sabemos sus reales motivaciones de asesinato, donde quiere llegar, porque lo hace, porque dibuja dos B contrapuestas, porque lo atraen los órganos.

Ojalá en la supuesta secuela nos expliquen un poco más los orígenes de Brightburn, aunque la verdad, la película no da para una secuela.

[/su_spoiler]

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

72 publicaciones.

Sobre Esteban Beaumont

Comiquero y Cinefilo. Fanático de DC. Mantengo una relación de amor y odio con el genero de terror. Puedo completar casi cualquier dialogo de Los Simpsons. Hablo de cine en Otra Toma, un podcast de Spotify. Comento todo lo que veo y leo en Twitter