Inicio » Literatura » Últimos días en Berlín: amor en tiempos violentos

Últimos días en Berlín: amor en tiempos violentos

Una novela histórica que busca retratar la violencia de la época y la lucha de todos sus personajes por sobrevivir.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por White Usagi el 27/01/2022

Hoy revisaremos el libro semifinalista del Premio Planeta 2021: Últimos días en Berlín. Lo último de Paloma Sánchez-Garnica, escritora española, licenciada de derecho y geografía e historia. Autora de más de 10 libros con el sello Planeta como: Las tres heridas (2012), La sonata del silencio (2014), La sospecha de Sofía (2019).

La reseña (sin spoilers)

Con una atmósfera muy bien pulida gracias a una completa investigación histórica de la autora, el libro nos narra la vida de Yuri Santacruz, hijo de Miguel Santacruz, el embajador de España en San Petersburgo, y de Verónika Olégovna Filátova, hija de un importante economista ruso pro-Partido Liberal.

De pequeño, Yuri tuvo que huir de una Rusia revolucionaría junto a una parte de su familia, esto debido al constante acoso y humillación que recibían al ser vistos como «enemigos del pueblo». Con los bienes familiares expropiados por el Estado, sus padres tuvieron que recurrir a métodos menos convencionales a fin de tener una chance de escapar a Madrid.

Los años pasan, pero Yuri jamás olvida su objetivo de reencontrarse con los familiares que dejó en Rusia. Así que aprovecha una oportunidad de trabajo en la embajada española en Berlín para llevar a cabo su plan de infiltración. Sin embargo, su sentido de justicia, un gran amor, el encubrimiento de un crimen, y otras complicaciones, cambian su prioridad a mantenerse con vida en una ciudad que desborda odio contra los enemigos del Reich.

últimos días en berlín
Los últimos días en Berlín, libro físico (foto propia).

Una ambientación excepcional

El libro logra crear un equilibrio constante entre una narración fluida y fácil de masticar, con un despliegue de datos históricos muy bien seleccionados. Desde algo tan simple como calles de la época, momentos críticos dentro de la historia moderna, nombres y fechas, la obra no teme proponer recreaciones de situaciones de violencia contra los que no apoyan las reglas totalitarias del poder vigente.

La escritora se da su tiempo para profundizar en cada personaje y su entorno, sin caer en el relleno o el desborde de detalles. Aunque la idea no está lograda al 100%, creando unas cuantas instancias que pueden resultar confusas, uno puede sentir el enorme cariño y pasión que Paloma Sánchez-Garnica puso al momento de diseñar la historia.

Y es que uno de los pilares fundamentales que requiere una trama convincente, es tomar en serio tu propio universo. Y eso se ve claramente reflejado en una narración simple pero completa que atrapa desde las primeras páginas.

últimos días en berlín
Fotografía del libro Últimos días en Berlín (foto propia).

Amor que no termina de convencer (spoilers ligeros)

Me encantan los personajes del libro. Sus personalidades y despliegue trabajan en equipo con el trasfondo que se les han dado. Todos son consecuentes con sus experiencias de vida, y esa solidez es muy bien recibida cuando se trabaja en una novela histórica.

Sin embargo, cuando respecta a la forma en que los personajes se conocen y crean ese lazo especial romántico, no se siente tan completo como el resto de la obra. Y hablamos específicamente de los motivos que detonan el sentimiento, no del tiempo que pasaron juntos.

Me explico. A mi juicio, se siente como si se intentara dar esa sensación de amor a primera vista entre el protagonista y Claudia. Pero dada las creencias de cada uno y el entorno violento en el que viven, me parece algo superficial la forma en que se enamoraron pese a tener ideas totalmente opuestas con relación a la situación actual del país.  Quizá se quiso mantener la sencillez para darle más importancia a las dificultades de su relación a escondidas en una ciudad totalmente controlada por la S.S. Pero de todas formas te queda un gusto agridulce, tal vez debido a que la misma obra nos acostumbra a esperar trasfondos más trabajados para cada personaje/relación.

Un ejemplo de esto último es la relación entre Miguel Santacruz y Verónika Olégovna, los padres de Yuri. La obra se da su tiempo para desenvolver su amor y compromiso. Tanto así que uno simpatiza inmediatamente con ellos y con lo que cada personaje está dispuesto a hacer por su pareja y su familia. Todo bellamente estilizado con escenarios detallados, y una descripción histórica muy bien planteada.

Extracto del libro Últimos días en Berlín (foto propia).

Una novela bien pensada

Debo confesar que el libro me gustó mucho. Me sorprendió la combinación entre historia, violencia, acción, y el triangulo amoroso sobre el que gira la trama. Que ambos factores puedan convivir en un mismo capítulo y escena, sin crear saltos inorgánicos o teniendo que forzarlos por calzador, me parece uno de los fuertes de la propuesta.

Como dije más arriba, la obra no teme construir situaciones sobre el racismo de la época, el populismo, la manipulación civil a través de la propaganda, y otros. Presenta personajes con opiniones que chocan de frente contra los intereses de los personajes, o con momentos de tensión que van escalando a medida que la novela avanza hacia su final.

Quiero creer que la planificación de la obra consideró este baile entre el drama, el romance y la historia. Que ese equilibro natural fue creado de forma adrede a fin de sumergir al lector en una mezcla cambiante, en constante movimiento, pese a tener aires predecibles en el último cuarto.

Primera página de Los últimos días en Berlín (foto propia).

Punpunia.cl

Sobre White Usagi

Futuro escritor de ciencia ficción. Amante de los video juegos, películas, series y libros. Tengo el afán de deconstruir cosas, buscando llegar hasta el mismo centro de cada idea.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí