Inicio » Noticias » Cine y televisión » Reseña – Mortal Kombat Legends: Battle of the Realms

Reseña – Mortal Kombat Legends: Battle of the Realms

La nueva película animada del universo de Mortal Kombat, Mortal Kombat Legends: Battle of the Realms, promete más fatalities y un nuevo torneo

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Felipe Ignacio Pereira el 07/09/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Hace poco más de un año, Warner Bros Animations presentaba Mortal Kombat Legends: Scorpion’s Revenge, la primera cinta producida bajo el sello de animación de las películas de DC y que no se contuvo en nada, mostrando el gore y la violencia que caracteriza a la saga del Dragón. Este año se estrena su secuela, Mortal Kombat Legends: Battle of the Realms.

Esta es una secuela directa y que, al igual que su predecesora, busca adentrar al espectador en el lore del videojuego, tomando en este caso elementos de Mortal Kombat 2, Mortal Kombat 3, Mortal Kombat X y Mortal Kombat Mythologies: Sub-Zero, el primer juego de aventuras que sacó Midway en 1996 para Nintendo 64 y Play Station.

Poster de Mortal Kombat Legends: Battle of the Realms

La película busca así armar una nueva reinterpretación de los sucesos del torneo de Outworld, junto con la conquista del dios caído Shinnok. Vemos 2 tramas que se van alternando a lo largo de la cinta protagonizada por Liu Kang, Raiden, Kitana, Sub-zero y Scorpion. Son estos personajes los que llevan el peso de la trama.

¡Mortal Kombat!

De manera muy similar a la transición que realizaron las primeras películas Live Action, Mortal Kombat (1995) y Mortal Kombat Annihilation (1997). Battle of the Realms comienza justo momentos después del final de Scorpion’s Revenge, con la invasión de las fuerzas del Outworld azotando la academia Wu Shi, hogar del campeón del reino de la tierra, Liu Kang.

Para detener la invasión de una vez por todas, Raiden y Shao Khan deciden pedirles a los dioses antiguos que se desarrolle un nuevo Mortal Kombat, uno definitivo. Si Outworld gana, tiene las llaves del reino de la Tierra, pero si pierde, la Tierra no podrá ser conquistada nuevamente: Así se da comienzo a un nuevo Mortal Kombat.

Raiden y Shao Khan frente a los Dioses Antiguos.

Por otro lado, un fugitivo Scorpion, al ahora ser la llave para acceder al Kamidogu de la Tierra, arranca de las fuerzas de Shinnok en Netherealm. Pero el dios caído pide ayuda a los Lin Kui para dar caza a Scorpion. Kuai Liang, hermano del primer Sub-Zero, toma su manto para acabar con el asesino de su hermano, pero de la desesperación nace una alianza inesperada.

Nuevos aliados y viejos enemigos

Mortal Kombat Legends: Battle of the Realms incluye a los sobrevivientes de la primera cinta, Raiden, Lui Kang, Scorpion, Sonya Blade, Johnny Cage, Jax, Kitana y Shang-Tsung. La mayoría de estos logra tener un arco narrativo más completo. Se añade ya clásicos de la franquicia como Sub-Zero, Smoke, Jade, Striker y personajes más actuales como D’Vorah.

De estos nuevos personajes poco se logra ahondar, quedando rápidamente en un plano aislado dentro de la cinta. Son la relación de Sonya y Jhonny, Raiden sacrificando su inmortalidad, el alma pura de Liu Kang, el conflicto interno de Kitana y la redención de Sub-Zero y Scorpion las subtramas que logran brillar un poco más.

Para proteger el Kamidogu del reino de la Tierra, nace una alianza de hielo y fuego.

Sin embargo, son tantas cosas que ocurren dentro de la cinta y tan corta su duración que todo se siente muy comprimido y apresurado, no dando el tiempo suficiente para explorar más los acontecimientos paralelos que suceden ni dar un desarrollo más profundo a la amalgama de personajes.

¿Una buena secuela?

Mortal Kombat Legends: Battle of the Realms, en el aspecto visual y sonoro, logra mantener la calidad de su predecesora, con un buen ritmo y coherencia visual, con secuencias de peleas más violentas y explícitas, entendiendo que estamos frente a un film de la saga del dragón.

Es en el ámbito narrativo donde tiene sus fallas. A diferencia de la primera cinta, donde el arco narrativo gira en torno al primer torno y vemos el punto de vista de Scorpion y los guerreros de la tierra, vemos 2 grandes arcos narrativos que no logran cohesionar de buena forma, y así mismo vemos múltiples puntos de vista que no se abarcan en profundidad.

Sin duda, la película sabe que va a un público de nicho; los fans. En ese sentido logra hacer lo que las cintas live action no pudieron, adentrar al espectador en el inmenso lore de los videojuegos, pero tiene el mismo problema que las películas mencionadas, ya que son tantos personajes que no se logra poder hacer brillar a todos, quedando como relleno.

Liu Kang, el campeón del reino de la tierra, determinado a acabar con Shao Khan.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

22 publicaciones.

Sobre Felipe Ignacio Pereira

Mi nombre es Felipe, soy ñoño por elección, escritor por pasión, realizador audiovisual por vocación. Me gustan los X-Men y Buffy. Hice mi primer fatality a los 7 años.