Inicio » Literatura » El hombre del maletín: a veces la pelota sí se mancha

El hombre del maletín: a veces la pelota sí se mancha

Ivo Herrera publica El hombre del maletín, la historia de un árbitro con poco escrúpulos que se ve envuelto en arreglos de partidos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Chile en viñetas el 16/02/2022

Cualquier persona que esté mínimamente relacionada con el fútbol, o con el deporte en general, sabe qué quiere decir “el hombre del maletín”. En Chile se hizo presente hace dos meses, en diciembre de 2021, cuando un equipo que había hecho un solo gol en nueve partidos hizo tres goles en apenas diez minutos, justo en el partido que definía su permanencia en primera división. Si bien para los hinchas del club puede parecer místico, a todas luces fue obra del hombre del maletín.

A nivel internacional, es reciente la presencia de este personaje. Acaba de terminar la Copa África y a pesar de todos los intentos que se hicieron para que Camerún fuera campeón, Senegal fue más fuerte que el hombre del maletín. Si en el caso anterior fue con los jugadores y en África con dirigencia e incluso a nivel país, hay múltiples casos, probablemente la mayoría, en que son los árbitros quienes reciben ese maletín repleto de billetes. Justamente este último caso es de lo que se trata el libro de Ivo Herrera, El hombre del maletín.

La trama de El hobre del maletín

Octavio Guevara es un árbitro que estuvo involucrado en arreglos de partidos en el pasado, antes de la existencia del VAR y la irrupción internacional en el fútbol chileno. Pensando que había dejado todo eso en el pasado, recibe una llamada de Zuñiga, la máxima autoridad arbitral, diciendo que lo necesita, ya que un amigo tiene un nieto enfermo y requiere dinero para el tratamiento.

En este momento Octavio se entera que debe lograr que salga campeón Melipilla, el equipo con menos posibilidades en la última fecha. Si bien es reacio a aceptar, sabe que su carrera se verá en peligro si rechaza el trato. Si bien esto no debería ser problemático más allá de un par de dilemas morales, todo se complica cuando esa misma noche recibe la visita de “el hombre del maletín”.

Un punto interesante del libro es justamente esta figura, que es como algo mítico, un hombre sin cara, vestido de traje, con sombrero y que carga un maletín. Pareciera que todo lo ve y todo lo sabe, se oculta en las sombras y no necesita hablar para hacer llega su mensaje. Además es olvidado apenas dejan de relacionarse con él. Lo que uno podría esperar con el título del libro es que Zuñiga sea el hombre del maletín, o al menos quien pone el dinero, pero lo cierto es que es una figura que no parece ser humana.

Francisco Gilabert, íntimo amigo de el hombre del maletín

El desarrollo del libro

Si bien el libro tiene 22 capítulos, solo cerca de la mitad son de la trama central. En un comienzo se van alternando con casos históricos de corrupción en el fútbol. Toma situaciones interesantes y que a un amante del fútbol cautivarán, aunque la decisión de alternarlos puede parecer un poco extraña. Esta extrañeza se acentúa más adelante, donde hay capítulos que (aparentemente) narran cosas personales del autor y su fanatismo por San Luis de Quillota. Si bien puede ser de interés, parecía más propicio para una entrevista que incluirlo en el libro en sí.

El problema no es la alternancia, pero sí lo es el que esta misma te saca un poco de la historia principal que se va siguiendo. En ocasiones hasta dan ganas de saltarse esos capítulos para saber qué ocurrirá con Octavio. Esta afirmación, que puede parecer negativa, es también positiva, ya que la trama engancha lo suficiente como para querer leerlo rápido y saber cómo resultará todo.

Justamente esa es la principal fortaleza del libro, el dejarte pendiente, recordar todas las veces en que el equipo del que uno es fanático se ha visto perjudicado por decisiones arbitrales y un triste recuerdo de que hace años, si es que no desde su nacimiento, el fútbol se ha visto ensuciado por arreglos de partidos, aprovechamiento político de parte de dictadores, racismo, xenofobia, etc.

Final Copa Libertadores 1973, donde el hombre de maletín privó a Colo-Colo y al país de su primera Libertadores

Conclusiones

Este es el primer libro de Ivo Herrera, licenciado en artes como título, y lo que se ve es prometedor. Hay cosas que se pueden mejorar, sobre todo en ortografía y errores de tipeo, así como abusos en algunos recursos. Con esto me refiero principalmente a los cliffhanger al final de casi todos los capítulos, los que si bien son una estrategia clásica, no siempre se realizan del todo bien.

Dejando de lado esas cuestiones, es un libro totalmente disfrutable tanto para amantes del fútbol como para quienes no lo son. Los fanáticos reconocerán algunas anécdotas y notarán que, por mucho que el autor se declare de San Luis, tiene una clara tendencia por otros colores o al menos en contra del blanco y negro, lo que, para ser justos, no afecta a la lectura y solo hace mella en este redactor.

Quienes deseen adquirirlo, pueden hablar con su autor Ivo Herrera o con la editorial Estratos ediciones

Punpunia.cl

Sobre Chile en viñetas

Soy profesor de filosofía, aunque preferiría ser filósofo. Me gustan los cómics, sobre todo chilenos; el anime y la literatura. Creador de Chile en viñetas, perfil de instagram.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí