Inicio » Noticias » Literatura » Alternativa S. A.: La ciencia ficción de la disconformidad

Alternativa S. A.: La ciencia ficción de la disconformidad

De la mano de Jorge Sanhueza Bastías, leemos Alternativa S. A., una novela de ciencia ficción profundamente chilena y humana.

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por Ktlean el 25/08/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...


En el año 2019, poco antes de que se desataran las protestas en el país, Áurea Ediciones publicó Alternativa S. A., escrito por Jorge Sanhueza Bastías. Su subtítulo, “Nuevos mundos a tu alcance”, resume perfectamente la promesa que guiará tanto a los lectores como al protagonista a través de las páginas.

Pero, ¿veremos esta promesa cumplida? ¿La verá José Orellana, narrador y personaje principal de esta novela?

¿O será este un libro sobre la búsqueda y no sobre el hallazgo? ¿El viaje en vez del destino?

220 mundos al alcance de cualquiera

José Orellana, un joven y solitario actor de voz, comete una noche un grave error que su gato, Plutón, paga muy caro. Ese es el punto de partida de Alternativa S. A. y el hecho que empujará al protagonista a encontrarse con la agencia que le da el título a la novela.

Gracias a una tarjeta y a la ambigua influencia de su vecino y amigo, Emilio Suazo, José tiene de pronto la opción de escapar de su vida, de sus errores y de esa sensación persistente de no estar en el lugar correcto. Todo lo entrega Alternativa S. A., una agencia de viajes que no te lleva a otro país, sino a otro universo.

La promesa es sugerente: aquel que lo desee y pueda pagarlo, podrá dejar atrás su vida tal como la conoce y viajar a otra que le acomode más. Para ello tendrán que buscar algún universo donde no exista un alterno, es decir, una versión de sí mismo. Ya sea comenzando una nueva vida o siguiendo una muy similar a la dejada atrás, este agencia le da al cliente la oportunidad de cambiar, e incluso de dejar atrás problemas, culpas, decepciones, etc. Tiene, en resumen, una opción, una alternativa.

Ilustración por Vicente Paulo (@pequeño_demonio1138 en Instagram)

José Orellana, cansado de ser él en su propio universo, se propone recurrir Alternativa S. A. Sin embargo, en el camino encontrará muchos obstáculos. Algunos estarán relacionados consigo mismo, y otros con lo que significa su presencia para la agencia, para la conexión de los universos entre sí.

De una manera tan sutil que a veces no se siente como ciencia ficción, lo de los viajes a universos alternos va tomando fuerza, pero no porque veamos las máquinas o procedimientos científicos que los permiten. Va tomando fuerza porque a nosotros también nos va pareciendo una opción tentadora.

Nos hace preguntarnos si de verdad, en el lugar de Orellana, tendríamos ganas de buscar un mundo con el que satisfacer nuestros deseos.
Pero ahí está el punto de inflexión, en qué quizás no es el universo que habitamos el problema, sino nuestra propia incapacidad para sentir satisfacción con lo que tenemos.

A lo largo de la novela, conocemos a varios personajes que han viajado o planean viajar. Todos tienen motivos diferentes: a algunos los mueve el deseo de escapar, a otros simplemente la curiosidad. La clave no está en lo que les empuja a hacerlo.

La clave es: ¿son realmente felices cuando llegan a su nuevo destino?

Dentro de la mente de José Orellana

Como protagonista y además narrador, uno siente que conoce muy rápido y bien a José. Ayuda también que sea un personaje tan abierto con sus pensamientos, así como con sus temores y deseos. Cabe destacar en este apartado la prosa del autor, a veces tan íntima como un diario de vida.

Esto no solo nos ayuda a conocer a Orellana. También nos permite conocer mejor lo que la novela nos quiere mostrar de verdad, y que no es otra cosa que una profunda disconformidad que ni siquiera una agencia de viajes como Alternativa S. A. puede ayudar a saciar.

Tal como los héroes de las tragedias griegas eran perseguidos por su destino, los personajes de esta novela, y en especial José Orellana, son siempre perseguidos por la sensación de que nada es suficiente, porque ellos no son suficientes.

Ilustración por Vicente Paulo (@pequeño_demonio1138 en Instagram)

Ya sea que quieran saborear la sensación de ser únicos, o de amar a alguien único. O, por el contrario, si el objetivo es asumir que no se es especial, ni en este universo ni en ninguno. Los personajes de Alternativa S. A. que habitan esta novela la convierten en un tipo de ciencia ficción muy humana y real.

Los universos alternos no pierden importancia en medio de este cuadro a ratos cáustico; al contrario, son el tópico perfecto para ilustrar que no importa en qué universo, planeta o tierra ignota vaya el protagonista, no importa qué tecnología tenga a su disposición o cuán avanzada sea la ciudad que le espere al otro lado de la ventana.

Por muy lejano que pueda parecer lo que leamos, en la buena ciencia ficción, los individuos siempre tienen lo mismo en el interior.

Ciencia ficción a la chilena

Alternativa S. A. es una reciente muestra de la ciencia ficción local, género que parece estar tomando cada vez más fuerza, sobre todo de la mano de editoriales emergentes que apuestan por los autores de género. En este caso, la novela presenta una historia en torno al tópico de los mundos alternos en medio de un escenario cercano y con personajes que se llaman, por dar algunos ejemplos, José, Noelia o Julián.

En medio de la invasión de productos de entretenimiento venidos del extranjero, ya sea en la literatura, el cómic, el cine y la televisión, leer una historia que tiene tantos rasgos locales se agradece bastante. Bastan solo unas páginas para generar un vínculo con el ambiente descrito.

Los escenarios de la historia son principalmente Santiago y Teno, pero también se nombra Concepción y Quillón. Los personajes juegan al “Nervioso” o debaten si es mejor ver las películas dobladas o en su idioma original. Se enteran por las noticias de protestas, de descontento social. Todo se siente muy cercano.

Y lo mejor es que en ningún momento nos asalta la pregunta de por qué una historia de este tipo ocurre aquí y no donde ocurren habitualmente, es decir, alguna ciudad de Estados Unidos.

Pero la “chilenidad”, si podemos llamarla de esa forma, no solo se percibe en los nombres, en los juegos y en las ciudades. También se hace notar de una manera más profunda, casi como una radiografía, cuyos resultados nos pueden gustar o no, pero que se sienten innegables.

Alternativa S. A. es un relato sobre cómo a veces no somos infelices por falta de opciones, sino por una disconformidad que no podemos explicar del todo. Y esto se debe en gran parte a ocurre aquí, en este país. José Orellana mismo lo dice:

“Me siento un estereotipo: indeciso, insatisfecho, inquieto, infeliz; el chileno promedio, podríamos decir.”


La ciencia ficción no es un género desconocido en Chile. Ya sea con nombres tan reconocidos como el de Hugo Correa, o con algunos más actuales y emergentes, se han escrito y se seguirán escribiendo historias de este tipo. Probablemente muchas de ellas usarán de escenario ciudades reales o harán hablar a sus personajes como a cualquier chileno promedio. Pero pocas llevarán eso un paso más adelante.

Alternativa S. A. no es una novela chilena solo porque se haya escrito y editado aquí. Es chilena por lo que contiene en su centro, su alma misma. Y por la gente que camina entre sus páginas.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

59 publicaciones.

Sobre Ktlean

Leo demasiado y de a varios libros al mismo tiempo. También escribo historias de fantasmas y gente que sueña con ser detective, las que publico en Wattpad para sentir que me leen.

X
No olvides leer nuestra última revista digital