Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » Alegría y Sofía: Kaos, las niñas llegan a la adultez

Alegría y Sofía: Kaos, las niñas llegan a la adultez

En la última obra de Daniela Thiers, Alegría y Sofía cumplen 18 años y enfrentan una historia llena de magia y misterio

Tiempo de lectura: 5 minutos

Escrito por Chile en viñetas el 20/08/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Los últimos años del cómic chileno han sido auspiciosos, con una gran cantidad de publicaciones y muchas de ellas de gran calidad. Una autora que brilla con luces propias es Daniela Thiers, quien con su mundo de Alegría y Sofía ha cautivado a una gran cantidad de niñas, niños y adolescentes. Su última publicación, Alegría y Sofía: Kaos, busca expandir ese espectro, con las famosas niñas cumpliendo la mayoría de edad y dejando de ser dependientes la una de la otra.

El mundo de Alegría y Sofía

La primera vez que supimos de Alegría y Sofía fue en 2012, bajo el alero de la editorial Visuales. En ese primer número, eran tiras cómicas que tenían como protagonistas a las niñas. Mientras Sofía es alegre y ama los tonos rosados, Alegría es todo lo contrario, ama la sangre, odia todo y es algo parecido a una emo. Ya desde el segundo número la historia se divide entre tiras cómicas y una historia continua que aborda sucesos mágicos y va incorporando distintos personajes.

Ante el éxito de esos números apaisados (algo así como libros rectangulares) de Visuales, Thiers logra llegar a la editorial Planeta, con las facilidades de acceso y difusión que ello implica. En lugar de abandonar la casa editorial que le dio cabida, estrena un nuevo cómic, llamado Alegría y Sofía Clase 7°B, donde es posible ver el curso de las niñas, conocer a sus compañeros/as y vivir nuevas aventuras, siempre con un tono humorístico.

Kaos: la magia se abre paso

En la última entrega de Alegría y Sofía (nuevamente con Planeta) llega Kaos, donde las protagonistas dejan de ser niñas y ya tienen 18 años. Todo comienza con la celebración de cumpleaños de Alegría, donde van algunos de sus ex compañeros de colegio, pero llama de inmediato la atención la ausencia de Sofía, su amiga de toda la vida. Sin explicación aparente, aunque con algunas insinuaciones que nos llevan a elucubrar diversas teorías, vemos cómo es la vida cotidiana de ambas.

Sofía trabaja y dedica sus días a “shipear” a su compañero de trabajo con uno de los clientes, mientras que Alegría coquetea con un hombre que conoció en su fiesta de cumpleaños. Ese hombre, Nicolás, no es cualquiera, sino que tiene relación con la magia y se juntará con Alegría para intentar explicarle qué es lo que ocurre.

Durante la historia se explica el distanciamiento de las dos amigas, se ve cómo encaja la magia dentro de la historia, con magos y nigromantes buscando unos misteriosos libros y sus llaves. Esto permite que la historia regular de los tomos apaisados se combine con Kaos, lo que es realizado a su vez por la aparición de los compañeros que conocimos en la clase 7°B.

El arte de Daniela Thiers

Algunas de las obras más exitosas y populares que han entregado los cómics chilenos son en un estilo cercano al manga, que es justamente lo que hace Daniela Thiers en Alegría y Sofía: Kaos, además de en sus otros libros de este universo. Los rostros de los personajes son más redondeados y sumamente expresivos, destacando sobre todo esos gestos ridículos que tanto se disfrutan en las historietas japonesas.

Por lo general los fondos no tienen muchos detalles, ya que se centra la atención en los personajes que aparecen, así como en los objetos que utilizan. En este sentido, sin duda salta a la vista la enorme cantidad de referencias que incluya Thiers en sus dibujos, los que probablemente reflejan sus intereses. Así, podemos ver personas que usan poleras alusivas a Shingeki no Kyojin, Dragon Ball, Rick and Morty, Queen, entre varias otras bandas musicales.

El color es algo que destaca, sobre todo si se compara con las otras creaciones de la autora. Mientras que con Visuales usa una paleta limitada, con harto uso de rosados, y en Clase 7°B usa colores fuertes y llamativos; en Kaos llega con colores pasteles cercanos al morado, que encajan bien con el tono de la historia.

La historia, si bien tiene un evidente componente mágico y misterioso, donde los lectores buscan resolver los distintos enigmas, no deja de lado el humor característico de Alegría y Sofía, que hace que se avancen las páginas sin que uno se dé cuenta, poniéndose cada vez más expectante de qué es lo que vendrá. En este mismo sentido, el final del libro queda inconcluso, para desesperación de los lectores ante la salida del segundo número.

Conclusiones

Estamos ante una historia entretenida que deja con ganas de más. Si ya se conoce y disfruta el universo de Alegría y Sofía, se vuelve imprescindible contar con Kaos. Es interesante ver cómo las niñas crecen en conjunto con sus lectores, quienes en su primera aparición perfectamente podrían haber tenido 11 o 12 años. La autora se va aventurando a contar historias un tanto más maduras, donde sus protagonistas trabajan, van a fiestas y toman cerveza.

Daniela Thiers y Alegría y Sofía ya se han abierto un paso en la historia del cómic nacional y, pase lo que pase, quedará en el recuerdo de muchos de sus lectores que crecieron con sus aventuras. Si alguien duda de esto, es cosa de ver los números de ventas para comprobar su enorme popularidad.

Al ser editado por Planeta, puede encontrarse en las principales librerías y comiquerías del país.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

17 publicaciones.

Sobre Chile en viñetas

Soy profesor de filosofía, aunque preferiría ser filósofo. Me gustan los cómics, sobre todo chilenos; el anime y la literatura. Creador de Chile en viñetas, perfil de instagram.