Inicio » Noticias » Vídeojuegos » The Witcher 3: Wild Hunt – Revisitando la Leyenda

The Witcher 3: Wild Hunt – Revisitando la Leyenda

Luego de seis años e infinidad de galardones, volvemos a los Reinos del Norte para ver cómo ha envejecido The Witcher 3: Wild Hunt.

Tiempo de lectura: 8 minutos

Escrito por Nilton Martínez el 23/03/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando...

Mucho se puede decir de títulos que han marcado la historia de los videojuegos, siendo fuente de inspiración para desarrolladores y jugadores, tanto como para series, libros y caricaturas.

En el año 2015 salió a la luz uno de los más grandes juegos de la historia, y nadie teme en decir lo contrario. The Witcher 3: Wild Hunt, la tercera entrega de la saga de juegos de Geralt de Rivia, basada en los libros de Andrzej Sapkowski y desarrollada por la actualmente ruidosa compañía CD Projekt Red.

Renovando la formula

A diferencia de los anteriores juegos (The Witcher 1 y 2), disfrutados por usuarios de PC y Xbox 360 en su mayoría, esta nueva entrega hacía uso de la potencia de las nuevas consolas de la época (PS4, Xbox One) y nos ofrecía la ya explotada modalidad de mundo abierto, junto a los ya clásicos toques RPG que traía a cuestas.

Pese a las creencias que decían que la nueva modalidad haría a The Witcher perder su fanaticada y esencia, aquello se descartó de inmediato en la presentación del primer tráiler de gameplay por allá en el E3 del 2013, en donde se mostraban gráficos, movimientos y escenarios nunca vistos en la saga, con la premisa de “el final de la leyenda”.

The Witcher 3, Primer Gameplay Trailer E3 2014

Estas dudas terminaron por sepultarse el año 2014 en el showcase de Microsoft Xbox del E3 de ese año, en donde se mostraba un pulido gameplay, localidades, sistema de combate, habilidades y la muy esperada mecánica de cacería de Monstruos, la característica principal de nuestro héroe.

¿De qué iba la historia?

Las Calles de Novigrado

El juego nos presenta nuevamente a Geralt de Rivia, un cazador de monstruos itinerante y despreciado por la sociedad en un mundo azolado por criaturas, la muerte y hambruna dejada por la guerra. Motivado por una carta escrita por Yennerfer de Vangueverg (antiguo amor de Geralt), emprende su viaje para ir tras la pista de Ciri, su hija adoptiva perdida años atrás.

Ciri ha reaparecido y escapa ahora de las garras de La Cacería Salvaje, un grupo de Guerreros Elfos de otra dimensión, quienes ansían los poderes de la muchacha heredados de “La vieja Sangre”, un linaje de poderosos elfos perdido en el tiempo.

Todo lo anteriormente mencionado se adereza con el contexto político y social de cada país donde se desarrolla la aventura. Una guerra brutal liderada por Emir var Emereis, rey de Nilfgard, contra los “bárbaros” Reinos del Norte y sus aliados, quienes pese a ser diezmados con los años no dan su brazo a torcer ante la conquista.

Salón Del Castillo de Ard Skellig, Skellige.

Mundo nunca antes visto

The Witcher 3 es enorme, y a pesar de que es un mundo en donde puedes trasladarte entre países, sus mapas son tan extensos que cada uno de ellos es un mundo abierto en sí. Lo podemos llamar el juego que cambió las leyes de los mundos abiertos por diversas razones.

Una de ellas es su vida, y no hablamos de animales, ni del clima, ni menos de cómo el viento juega de forma dinámica con todo el entorno, sino que hablamos de su gente; de esos cientos de NPC que se mueven cerca de ti.

Mucho se puede ver en juegos antiguos, e incluso juegos nuevos, en donde las personas del mundo hacen una y otra vez las mismas tareas, los mismos diálogos, los mismos movimientos por el resto de sus vidas virtuales (suena aburrido, ¿verdad?). Sin bien, en TW3 puede suceder lo mismo, es a menor escala. La inteligencia artificial acá es una de las mejores que se haya creado.

Ard Skellig

Las personas viajan, trabajan, se mueven, están en alerta, te gritan y pueden incluso temerte o tenerte asco por ser un brujo mutante; y no solo eso, sino que puedes encontrarlos viajando de un lado a otro, contándote cómo viajarán al mar, para luego encontrarlos en el Puerto de Skellige.

Los diálogos de la gente también funcionan de forma dinámica dependiendo de cómo te comportes con ellos. Es tan detallado en ese sentido que, si al principio del juego te enfrentas a espada con un grupo de soldados de Redania y les das muerte, sus propios camaradas se encargarán de no dejarte tranquilo sin que puedas siquiera cruzar con palabras con ellos.

Velen, Norte de Temeria.

Cacerías, ambientación y música.

Como muchos mundos abiertos, el juego tiene diversas misiones secundarias y tareas posibles. Además podemos ejercer nuestra labor como cazadores de monstruos y cobrar unas cuantas monedas por ello (apartado que está desarrollado de forma muy pulida y meticulosa). Pero, ¿qué lo diferencia de un Assassin’s Creed, o de un Gran Theft Auto?

En The Witcher 3 todas las misiones, por más efímeras que sean, tienen un trasfondo y un motivo coherente que te impulsará a buscar más de ellas, llegando incluso a pasar días enteros sin tocar la trama principal, pero sin llegar al hastío y monotonía. Al igual que las misiones, todas las recompensas son de uso, aunque algunas mas útiles que otras.

Cacería de Monstruos de Geralt de Rivia

Hablando en términos generales, esta entrega es diferente en cada localidad. La cultura, la idiosincrasia de la gente, las costumbres, creencias, formas de hablar; inclusive las construcciones de cada una de las áreas es diferente una de otras, y difiere de muchísimo del desarrollo de juegos de mundo abierto de la actualidad.

A todo esto, y a la hermosura de los paisajes medievales, se une también una incomparable banda sonora presente a lo largo de todo el juego, que no solo da atmósfera cuando recorres los mapas, sino armonía. Te dan ganas de admirar el paisaje y solo quedarte ahí contemplando un momento.

Geralt de Rivia, Brujo de la escuela del Lobo

¿Vale la pena en 2021?

Aunque no hemos querido hilar más fino en cuanto a mecánicas, modo de juego e historia, definitivamente vale la pena jugar a The Witcher 3 hoy en día, ya sea en consolas o en PC, que es donde muestra mayormente su potencial visual.

No solo enamora su historia y su mundo, sino que también sus personajes encantan y gustan porque los sientes vivos y cercanos, llenos de sueños, miedos y motivaciones. Es uno de esos juegos que son capaces de llevarte al final un par de veces, sin dejar de sorprender con todas las variantes que una misión principal puede tener, a pesar de invertir un mínimo de 50 horas por partida.

Si lo mejor de los últimos años, en cuanto videojuegos se trata, fue Red Dead Redemption 2, fue porque Rockstar Games quiso igualarse, o al menos compararse a The Witcher 3: The Wild Hunt. Y así como ellos lo hicieron, vendrán muchos más a futuro, porque Geralt de Rivia ya es fuente de inspiración, superación, y llegó para quedarse en nuestros corazones gamer.

The Witcher 3: Wild Hunt, Gameplay Trailer

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

5 publicaciones.

Sobre Nilton Martínez

Orgulloso padre!! Amante de las Historias, El Gaming, Los Libros y el Cine.

X
No olvides leer nuestra última revista digital