Inicio » Cómics » Cómic Internacional » Reseña: Fangs, de Sarah Andersen

Reseña: Fangs, de Sarah Andersen

Hoy revisaremos Fangs, el último cómic de la caricaturista Sarah Andersen, donde se nos cuenta el curioso romance entre una vampira y un hombre lobo.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Escrito por Pía Marian el 02/07/2020

Existe la posibilidad de que no conozcas a Sarah Andersen, pero es muy probable que conozcas Sarah’s Scribbles, su webcomic más famoso, debido a las vueltas que ha dado en redes sociales.

Sarah es, a estas alturas, una gran representante de lo que podríamos llamar el humor millenial: una generación que gusta de reírse de sí misma, con chistes cargados de autodesprecio, sobre las complicaciones para convertirse en un adulto funcional y convirtiendo a la procrastinación en su gran enemigo.

Sin embargo, el webcomic que revisaremos hoy está algo alejado de lo que podemos ver en su obra más conocida.

Fangs, una obra simple y amena

Publicada en 2019 para la plataforma Tapas, Fangs es la historia de una vampiresa de nombre Elsie, que empieza un noviazgo con un hombre lobo llamado Jimmy luego de que ambos se conozcan en un bar. Presenta un formato de viñetas cortas donde podremos ir conociendo los pormenores de su relación con una continuidad algo difusa.

A pesar de ser una comedia romántica ligera, la obra consigue enganchar debido al característico (y ocasionalmente cruel) humor que Sarah suele manejar en sus cómics. Aquí, el espacio que tiene para jugar con ello es diferente y un poco más amplio, debido a la naturaleza sobrenatural de sus protagonistas.

Los chistes van desde cosas tan inofensivas como los amigos de Jimmy preguntando por qué no tiene fotos con su novia en redes sociales (siendo que Elsie no puede ser captada en cámara) hasta ambos personajes recalcando como han llegado a sentirse diferentes y alienados debido a que no son humanos.

A todo esto se le puede sumar que la relación entre la vampira y el hombre lobo también trae un aire de frescura. La ficción suele asumir que ambas especies son enemigas (desde juegos de rol como Mundo de Tinieblas hasta las películas de Underworld) y, cuando los ponen juntos, tienden a entregar historias muy al estilo de Romeo y Julieta, solo que con más sangre.

Aunque el universo de Fangs no está definido más allá de saber que estas criaturas existan, muchas veces se sobreentiende que amigos o cercanos de la pareja no tienen absolutamente ningún problema con su relación, quitando de en medio cualquier drama que pueda ocurrir al respecto.

Esto no significa que el cómic se abstenga de que traten sus diferencias y como se adaptan el uno al otro. Esto se ve tanto en ciertos capítulos que poseen continuidad (como Hey y She’s a freak donde podemos ver como Jimmy acaba cediendo a que Elsie se alimente de él a pesar de su negación inicial) como en pequeños detalles, desparramados en las viñetas. Un ejemplo es que a partir del capítulo Morning Fire, vemos que Jimmy siempre mantiene cerrada la mitad de su cortina, justo donde se sienta Elsie.

Y, para qué negarlo, la relación entre los dos protagonistas es adorable, pues no solo buscan apoyarse el uno al otro, también adaptarse a sus diferencias, aunque a veces no las comprendan del todo.

En resumidas cuentas

Fangs es un cómic liviano, agradable, tierno y que nos permite explorar un humor diferente al que tenemos visto por parte de Sarah Andersen. Al menos, yo he llegado a invertir las tintas que te entrega Tapas para leer los episodios más pronto.

Si te ha interesado la reseña, lo puedes encontrar  aquí.

Sobre Pía Marian

Creo que desde siempre he sentido fascinación por las historias, sin importar el empaque en que vengan. Y por eso me encanta hablar sobre ellas. Editora freelancer, escritora amateur y miembro del staff de Comiqueros.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí