Inicio » Noticias » Cómics » Cómic Chileno » Reseña de Leviatán: Arturo Prat en las Montañas de la Locura

Reseña de Leviatán: Arturo Prat en las Montañas de la Locura

Martín Cáceres expande el universo de la Metahulla con Arturo Prat en su obra Leviatan, poniendo al protagonista en un viaje hacia las Montañas de la Locura

Tiempo de lectura: 4 minutos

Escrito por Ktlean el 17/04/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Los que hayan leído 1899: Metahulla I, del escritor Francisco Ortega y el dibujante Nélson Daniel, saben que el viaje de Prat a la Antártica es un misterio que quedó flotando. Por fortuna, Martín Cáceres se encargó de llenar ese vacío en Leviatán, su más reciente novela gráfica. Con Arturo Prat como protagonista y las Montañas de la Locura como destino, Cáceres se adentra en el universo de la Metahulla.

La historia

En Leviatán, encontramos al prócer convertido en un explorador y en almirante. Comanda la nave que da nombre al libro y que antes se llamaba Great Eastern. Un barco creado por nada menos que Nikola Tesla.

A esta altura, Lima ya ha sido destruida por una bomba de Metahulla. Chile ya se ha transformado en Andinia y Prat es una figura controversial. Muchos lo aman, cierto, pero muchos otros lo consideran un traidor. La misma Armada lo condena por eso a un viaje de exploración que puede durar años. Todo esto lo sabemos en las primeras páginas con “recortes” de diarios de la época que sirven como prólogo.

Años después, el capitán tiene a su cargo una tripulación agotada y una nave que también da muestras de desgaste. Lejos han quedado los problemas en Andinia, al menos mientras el Leviatán no toque tierra. Prat, además, tiene sueños que no entiende. Pero él disfruta su trabajo y se concentra en las maravillas que debe descubrir. Llena una sala del Leviatán con trofeos de sus viajes, lugar al que su tripulación entra a regañadientes.

Dicen que alberga demasiada magia y probablemente tengan razón.

Pero ni todo lo que han visto y enfrentado los prepará para el descubrimiento que les depara el océano Índico. Una nave vaga a la deriva quizás por cuánto tiempo y Prat no duda en subirla al Leviatán. Cuando la nave se revela como el contenedor de algo mucho más peligroso e incomprensible, comienza la verdadera aventura.

El universo de la Metahulla extendido

En el camino de Prat y sus dos hombres de confianza, se cruzan con fuerzas ocultistas europeas y magia precolombina. También con lugares y seres tanto históricos, como de ficción.

Megalodones, la mocha-madre o cetáceo primordial, el Maelstrom. Martín Cáceres no duda en llenar sus páginas con seres familiares. Tampoco tiembla su mano para dibujar a figuras históricas: el ya citado Tesla, Aleister Crowley, Madame Bavlatsky y algunos más del imaginario chileno que, es mejor, el lector descubra por sí mismo.

Todo se conjuga en un despliegue de referencias que a esta altura es ya una marca de los autores chilenos actuales.

Pero sin duda una de las figuras centrales de Leviatán es la mitología creada por H. P. Lovecraft. Cáceres no se conforma con llenar uno de los huecos de 1899. Se aventura incluso a darle un origen a la Metahulla, el súper mineral que transformó a Chile en Andinia.

Armado de los dioses primigenios lovecraftianos, Cáceres nos entrega respuestas y engrosa la larga lista de obras deudoras del universo del escritor de Providence.

El trazo de Martín Cáceres 

El nivel de detalle en el dibujo en Leviatán ayuda no solo a seguir la historia. Es fácil desde la primera página entrar  en un contexto que funde realidad y ucronía. El autor hace uso de su conocimiento (y obsesión) por máquinas, artefactos y artículos de finales del siglo XIX. Todo con un trazo claro, de línea limpia y sombreado en gris para la trama central y en negro para los sueños de Prat.

En conjunto, Leviatán es otro ejemplo perfecto de cómo los autores chilenos crean y juegan, mientras comparten lo que les gusta y obsesiona.

Opinión personal

La lectura de Leviatán es un disfrute en dos niveles. Primero la historia misma y el dibujo. Segundo, la capacidad que tenga uno de captar las referencias. Algunos pueden considerar un obstáculo no entender cada detalle. Yo lo veo como una oportunidad para descubrir nuevos autores o libros, incluso eventos o personajes históricos. Agradezco cuando un libro me hace ver más allá de sus páginas.

Son como los easter egg de los juegos de vídeo.

Leviatán: Arturo Prat en las Montañas de la Locura, publicado por Editorial Planeta, se puede conseguir en cualquier librería del país.

 

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

54 publicaciones.

Sobre Ktlean

Leo demasiado y de a varios libros al mismo tiempo. También escribo historias de fantasmas y gente que sueña con ser detective, las que publico en Wattpad para sentir que me leen.

X
No olvides leer nuestra última revista digital