Inicio » Noticias » Vídeojuegos » La brillante narrativa de Detroit: Become Human

La brillante narrativa de Detroit: Become Human

El juego Detroit: Become Human nos presenta un relato de ciencia ficcion en donde androides divergentes luchan por sus derechos y libertad.

Tiempo de lectura: 14 minutos

Escrito por Chico Guitarra el 28/04/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Detroit: Become Human es un videojuego desarrollado por Quantic Dream lanzado originalmente como exclusivo de PlayStation 4 el 25 de mayo de 2018, y posteriormente para PC el 12 de diciembre de 2019.

El director de esta obra gráfica, David Cage, ya había lanzado videojuegos en sus años anteriores, aunque estos siempre han sido cuestionados en el medio debido a que, más que ser del género de “aventuras graficas”, muchos no los consideran videojuegos, sino “películas interactivas”.

David Cage, director de Detroit: Become Human.

Títulos como Heavy Rain (2010) y Beyond: Two Souls (2013) recibieron críticas mixtas debido a que sus narrativas prometían adaptarse a las decisiones del jugador, pero dichas opciones eran un tanto más limitadas de lo esperado. Con Detroit: Become Human, David Cage parece haber logrado su mejor trabajo narrativo, pero ¿realmente lo consiguió? Lo averiguaremos a continuación.

Advertencia: si por casualidad no has jugado o no sabes nada de este videojuego, de aquí en adelante encontrarás spoilers. Te recomiendo encarecidamente que lo juegues si puedes, ya que el toparte por primera vez con esta historia es una experiencia que necesitas disfrutar por cuenta propia.

La ciudad de Detroit

La historia de Detroit: Become Human es una que nos lleva al año 2038 y a una futurista ciudad de Detroit, lugar en donde la empresa CyberLife ha creado a los androides, y que cuya producción se ha masificado al punto en que son considerados casi un electrodoméstico, común e infaltable en cada hogar del país.

  • Es bastante curioso que se haya elegido justamente a la ciudad de Detroit para ambientar esta historia, ya que en la primera mitad del siglo XX también fue la cuna de una revolución a nivel tecnológico con los automóviles.

La masificación de los androides ha traído consigo grandes progresos a nivel mundial, pero a su vez, ha provocado grandes consecuencias sociales, como un aumento en las tasa de desempleo que, según un diario digital integrado en el mismo juego, alcanza un 35% en los Estados Unidos.

Barrio pobre de Detroit.
  • En las calles se pueden ver reflejadas dichas consecuencias al ver a desempleados mendigando en las calles, y al ver androides ocupando casi una totalidad de los puestos de trabajo ya que, al ser solamente objetos, no conllevan los gastos ni poseen los derechos de una persona real.

Por esta razón, se inician movimientos sociales anti-androides, que exigen el bloqueo y el retiro de los androides a un nivel total. A estas alturas ya podría hablarse de racismo y discriminación, pero ¿pueden ser considerados los androides, maquinas sin vida, alma ni emociones, víctimas de racismo y discriminación?

El conflicto divergente

El conflicto principal que moverá la historia es que, por motivos desconocidos, algunos androides comienzan a sentir emociones humanas y a ser conscientes de su propia existencia. En pocas palabras, comienzan a sentirse “vivos”.

  • A consecuencia de esto, dichos androides son llamados “divergentes”, y en un inicio son solo considerados como casos aislados de androides defectuosos y con fallas en su sofware.

La situación empieza a salirse un tanto de control en cuanto los divergentes comienzan a ser conscientes no solo de sí mismos, sino que también de como los ve la sociedad. Son utilizados para fines placenteros, maltratados y esclavizados por ser “de la propiedad de alguien”, e incluso, son asesinados por capricho.

Androide divergente con una rehén.
  • Pero el debate continúa: ¿pueden los androides ser considerados seres vivos ante los ojos de esa sociedad, solo porque ellos dicen sentirse vivos? ¿puedes tu asesinar a alguien que no está vivo? ¿puede ese alguien ser considerando realmente «alguien» si en el fondo ante el mundo solo es «algo»?

A medida que los divergentes aumentan en número en todo el país (y en especial en la ciudad de Detroit), una crisis se ve cada vez mas cerca e inevitable, y podría explotar en cualquier momento en formas mucho peores, como pueden ser una revolución que conduzca a una guerra civil entre humanos y androides.

Aquí entrarán en escena nuestros protagonistas; uno de ellos guiará a los androides sedientos de esperanza hacia la libertad, otro intentará detenerlos usando sus habilidades y todos los medios posibles, y otro intentará sobrevivir a las consecuencias de este conflicto buscando huir.

Los tres androides

Los tres personajes protagonistas de esta historia comienzan teniendo sus propios capítulos por separado, presentándonos lentamente los matices de sus personalidades y como las decisiones que ellos toman afectan tanto a la gente que los rodea, como a aquellos que observan desde lejos. Eventualmente, sus historias se entrelazarán (o no) dependiendo de las decisiones que nosotros tomemos por ellos.

Connor, Markus y Kara.

Connor

Connor, interpretado por Bryan Dechart, es el androide más avanzado que CyberLife haya creado. Diseñado a la perfección con el propósito de ser un androide detective, es enviado a ayudar en el departamento de policía para cazar divergentes. Es un androide carismático, con un gran sentido del deber y que siempre da su máximo esfuerzo con tal de cumplir su misión.

Los capitulos que tiene este personaje a lo largo de la historia se basan en estar constantemente cazando divergentes y buscando pistas sobre el origen de la divergencia en los androides, además de la relación que tiene con su compañero al cual le fue asignado por CyberLife, Hank Anderson (interpretado por Clancy Brown), un teniente de la policía que ha visto días mejores, con problemas de alcoholismo y que tiene un odio inmenso hacia los androides.

  • Juntos hacen una dupla detectivesca muy parecida a la que hacen Brad Pitt y Morgan Freeman en Seven: Los siete pecados capitales de 1995.

A medida que avanza su historia, a Connor se le presentan interrogantes y conflictos morales que, dependiendo de como decida el jugador, irán desembocando en una inestabilidad en su sofware y, en palabras más sencillas, significa que irá volviéndose un divergente poco a poco.

  • De igual manera, su relación con el teniente Hank podrá ir evolucionando tanto forma positiva como negativa, lo cual traerá diferentes consecuencias, pero de eso ya hablaremos más adelante.

Markus

Markus, interpretado por Jesse Williams, es un androide de clase asistente doméstico al servicio de un aclamado pintor llamado Carl Manfred (interpretado por Lance Henriksen). Tiene una personalidad tranquila, pero al mismo tiempo, determinada y soñadora. Esto debido a las enseñanzas que Carl de heredó.

Se nos presenta que Carl y Markus desarrollaron una fraternal relación padre-hijo con el paso del tiempo. Pero, tras un desafortunado evento relacionado con el hijo biológico de Carl, Markus se vuelve un divergente, acaba recibiendo un tiro y es dado por muerto.

Así, Markus fue llevado a un deshuesadero y, por cuestiones del azar, sobrevive, pero solo para darse cuenta de la realidad que enfrentan los suyos; que son esclavos y simples maquinas a los ojos de los humanos. Luego de escapar, logra encontrar Jericho, el refugio en donde divergentes van a morir en la oscuridad. Es entonces que este androide decide mortrarle al mundo quienes son ellos, que estan vivos y que si desean libertad, deben luchar por ella.

  • Desde ese momento, el representó una luz de esperanza para todos los androides divergentes, siendo el líder y la chispa de la revolución que los uniría en una causa común.

A lo largo de su historia, Markus se presenta ante grandes interrogantes relacionadas a si debe hacer las cosas de forma pacifica o violenta, de si debe pensar en la seguridad y prevalencia de su gente, o dejarse guiar por la causa revolucionaria, que podría costarle la vida a él y a los que le importan.

Kara

Kara, interpretada por Valorie Curry, es una androide doméstica que debe encargarse de los quehaceres cotidianos de Todd Williams (un hombre violento y con adicción a las drogas), además de cuidar a la hija de este, Alice. Ella establece una relación madre-hija con Alice y, al enterarse que Todd era peligroso para la niña, la androide decide volverse divergente y huir con la pequeña.

La historia de Kara junto con Alice se basará en como ellas dos viven una completa odisea para encontrar la libertad mas allá de las fronteras de Detroit y buscar sobrevivir en un mundo que no la quiere. Además, ellas constantemente deben escabullirse de la policía, quienes les pisan los talones en varias ocaciones.

  • En su viaje existen momentos muy intensos, ya que hay un capítulo en donde ambas deben huir de otro protagonista: Connor, quien, como se mencionó, es un cazador de divergentes.

La complejidad de los capítulos de Kara y Alice radica en que todo el tiempo ella se topa con el lado más crudo y cruel de los humanos, y debe garantizar el bienestar de la niña a toda costa, incluso cuando ella no esté de acuerdo. Las decisiones que se toman en ese aspecto siempre están a limite, ya que la misma Alice nos juzgará negativa o positivamente dependiendo de las decisiones que tomemos.  

La pulida mecánica de las decisiones

Detroit: Become Human ha evolucionado respecto a las entregas anteriores de David Cage, y la razón principal es por que la mecánica de la toma de decisiones en este videojuego es sumamente amplia, contando un gran abanico de diferentes resultados para las mismas situaciones, al igual que tiene una gran cantidad no solo de finales de la historia como tal, sino de los personajes individualmente.

Cada paso mal dado, movimiento acertado o fallado, cosa dicha o callada, absolutamente todo podría cambiar la historia de forma irreversible, y esa genialidad se transmite incluso a las escenas que parecen de primeras ser “no jugables” (como por ejemplo las cinemáticas), lo que produce una sensación de tensión constante en el jugador.

También, se ha incluido algo llamado “diagrama de flujo”, el cual aparece al finalizar cada capitulo y no solamente muestran las decisiones que te llevaron a tal resultado, sino que te enseña todas las ramificaciones de decisiones que pudiste tomar, pero sin darte detalles de ellas.

  • Esto, desde un punto de vista jugable, hace que el titulo sea altamente rejugable e incite al jugador a completar la historia incluso más de dos veces y a averiguar el ”¿qué hubiera pasado si…?”.

La coherencia y el debate moral

Además, cabe destacar que a diferencia de Heavy Rain o Beyond: Two Souls que de alguna manera “manipulan” la historia para que sea coherente respecto a tus elecciones, la narrativa de Detroit: Become Human está tan trabajada y pulida que todo resultado que obtienes se siente coherente según la trama, y no sientes que lo que pasa es culpa de los escritores, sino tuya.

Pero por sobre todas las cosas, lo más destacable de este apartado son los constantes debates morales a los que expone al jugador. Te hace cuestionarte a ti mismo si decir la verdad es siempre lo correcto, de si mentir siempre es lo incorrecto, de si una vida vale mas que otra o si realmente estás dispuesto a arriesgarlo todo por otros.

Conclusión

Cuando comienzas a jugar a este videojuego, incluso antes de empezar, aparece una chica androide llamada Chloe en el menú principal del juego, dándote la bienvenida. A medida que avanzas la historia, ella comienza a volverse una divergente, a expresar emociones contigo sin entender por qué lo hace.

Al llegar a cierto punto de la historia, ella pregunta si puede irse, y tú tienes la decisión de si hacer que se vaya para siempre, o que permanezca a tu lado, pero infeliz. Esta elección tan simple no afecta en nada a la historia, pero sí te hace reflexionar como jugador.

La androide Chloe.

Y mi reflexión personal es que, la narrativa de este juego no solamente se adapta a las decisiones que tomas, sino a ti como jugador, y como persona. Al igual que en la vida, toda elección que haces o no haces tiene su consecuencia tanto al corto como al largo plazo.

En el momento en que terminas de jugar a Detroit: Become Human, el desarrollo y desenlace de la historia, tanto de la ciudad como de sus personajes, no es solo un reflejo de las problematicas que vivimos hoy como sociedad y de las decisiones que tomaste, es el reflejo de ti mismo.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

14 publicaciones.

Sobre Chico Guitarra

Hola! Si de casualidad llegaste aquí por información, dejame decirte que no encontrarás a ningún experto escritor ni nada parecido a eso. Lo único que encontrarás es a un sujeto común y corriente, pero muy apasionado y entregado al máximo por y para cada cosa que hace ;)

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí