Inicio » Noticias » Literatura » Introducción al Mundodisco – Parte 1

Introducción al Mundodisco – Parte 1

Comiqueros presenta una introducción al Mundodisco de Terry Pratchett, o cómo entender un poco mejor los libros sin caer en la desesperación.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por VladMIR el 15/06/2020
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

El 28 de abril del 2020 se anunció oficialmente que  se adaptarán como serie de TV las novelas de Mundodisco, de sir Terry Pratchett. Sin embargo, mucha gente no conoce esta saga clásica de la fantasía inglesa, por lo que Comiqueros se prepara para el estreno televisivo con una introducción.

¿Qué es el Mundodisco?

El Mundodisco es un mundo plano y circular, que se encuentra apoyado en los hombros de 4 grandes elefantes, llamados Berilia, Tubul, Gran T’Phon y Jerakeen, de pie sobre el gigantesco caparazón rocoso de la Gran Tortuga A’Tuin, la cual nada lentamente por el golfo interestelar ubicado en un juego de dimensiones de segunda mano. Fue creado por un dios de poca imaginación. Dioses más complejos crean mundos más redondeados.

Este universo de magia y fantasía difiere levemente de otros similares, debido a que las aventuras e historias que se desarrollan no se tratan de héroes portando espadas mágicas (aunque se menciona que hay algunos héroes con espadas mágicas salvando doncellas del apremio de su doncellez). Tampoco hay magos, brujas ni dioses haciendo magia; en realidad la magia se manda sola y hace lo que quiere.

El gran elemento usado por Pratchett en sus libros es la personificación. Todo tiene intención y emociones: una piedra te puede mirar, un árbol es capaz de hablar, el agua puede estar con flojera y el aire se irrita con los árboles. Como, por ejemplo, que “el sol se alzó lentamente, como si no estuviera seguro que el esfuerzo valiera la pena”.

¿Quién fue Terry Pratchett?

Terry Pratchett creó y dio forma a Mundodisco en 1983, con las novelas El Color de la Magia y La Luz Fantástica. Utilizando elementos típicos de la fantasía anglosajona, nos presenta un mundo donde los personajes están sometidos al juego de dados de los dioses y los conceptos tienen representaciones metafísicas.

Sociología, política, religión, economía, sexualidad, educación, tradiciones, feminismo; estos son solo algunos temas que abordó en los 41 libros que alcanzó a escribir. Desde la perspectiva del absurdo de la naturaleza humana, el caballero inglés nos embarca en historias que trascienden épocas.

En sus primeros dos tomos, Pratchett estableció las absurdas leyes de la naturaleza de este plano, presentó las reglas nunca respetadas del comportamiento de la magia e introdujo personajes que tendrán una presencia constante en las historias. Desde el tercer libro en adelante, todas las historias serán autoconclusivas, aunque cada una aportará detalles y elementos que reaparecerán en las siguientes aventuras.

Esta autoconclusividad permite a los lectores acercarse sin reparos ni temor a cualquiera de las novelas, ya que el autor incluyó breves explicaciones de personajes o hechos pasados para que quien disfrute de sus historias no se sienta perdido en ellas. Gracias a estos detalles, de igual manera hay continuidad entre estas, ya que hay grupos de personajes que formarán sub-sagas del Mundodisco.

Es como leer las historias de El Silmarillion, que transcurren en el mismo mundo y varios personajes viven diferentes historias que se entrecruzan ocasionalmente. Ahora imaginen que la biblia tolkieniana fuera menos épica y más burlona, con menos guerras y más peleas de bares, menos héroes y más cobardes, menos romances y más accidentes, menos elfos, más dioses, menos destino, más juegos de azar. Eso el Mundodisco.

Algunos personajes de Mundodisco

Los personajes representan distintas formas de enfrentar la vida, o sobrevivir a ella. Así lo demuestra con los dos primeros protagonistas del Mundodisco: Rincewind y Dosflores.

Rincewind, un mago que fue expulsado de la Universidad, es aquel personaje presente en toda carrera universitaria que no logra terminar sus estudios por fuerzas ajenas, la representación del fracaso académico. Su vida es el extremo contrario de lo que desea, se encuentra forzada y azarosamente metido en aventuras imposibles, en la que debe escapar de algún peligro mortal.

En sus historias vemos los contrastes sociales entre pueblos y culturas, así como el gran juego de dados de los dioses. Rincewind es incapaz de pronunciar algún hechizo, pero siempre se encuentra en el centro del caos producido por la magia.

Dosflores es el primer turista del Mundodisco, un oficinista vendedor de seguros que decide que las aventuras de su imaginación no son suficiente. Es el cliché del turista japonés popularizado en los 80’s, que viaja con su sombrero y cámara retratando todo lo que ve; con él, presenciamos la confrontación cultural de este mundo.

Este viajero fuerza su mente a ver lo que su imaginación desea. Así, sabemos que una casa herrumbrosa es una casa pintoresca, una pelea de bar no es un evento mortal, sino una costumbre tradicional, y un dragón no es un gigantesco monstruo con grandes colmillos y aliento de fuego; en cambio, es una hermosa bestia salida de los cuentos para ser cabalgada como un pony.

En el segundo libro se introduce con mayor detalle a los magos. Estos estudian, trabajan y viven en la Universidad Invisible. Para entenderlos solo es necesario pensar en cualquier claustro académico universitario: son mezquinos, narcisistas, ególatras, prepotentes y ambiciosos.

Durante los primeros libros estaban en constante guerras internas por subir en el escalón jerárquico dentro de la universidad, cometiendo  asesinatos dignos de las novelas de Agatha Christie, pues solo se asciende cuando el superior muere. Hasta que llega Mustrum Ridcully, como archicanciller (rector) de la Universidad Invisible, en el libro Imágenes en Acción, quien, debido a una increíble  inmunidad a todo intento de muerte premeditada, causa que el claustro entre en una tregua tácita indefinida.

Los magos están presentes en las historias de cualquier movimiento artístico/conceptual del cual puede ser víctima la sociedad por culpa de los monstruos de las Dimensiones Mazmorras, a los que ellos deben hacerle frente para regresar el mundo a la normalidad. Han luchado contra esa moda del rock-punk o como sea que se llame esa cosa ruidosa, la manía de mirar figuras que se mueven solas en una tela gigante, ese momento que la Muerte se fue de vacaciones y a algunos muertos les dio por salir a caminar, entre otras variadas aventuras.

Dentro de la Universidad Invisible, el personaje que siempre aparece es el Bibliotecario, un mago convertido en orangután con muchos conocimientos de libros de magia, superfuerza, bebedor, apostador y fumador. Su vocabulario se limita a la palabra “ook”, pero dice mucho y casi todos le entienden (cualquier parecido con un árbol parlante que fue creado 20 años después es mera coincidencia).

Para finalizar este artículo, es imprescindible mencionar al único personaje presente en todos los libros: la Muerte, la representación metafísica de un concepto humano. En las novelas que protagoniza, sus historias tienen un carácter existencialista, ya que tratan de los conflictos internos que las personas pueden sufrir a lo largo de su vida, a lo se espera de la Muerte y cómo debe cumplirlo. Siempre tiene respuestas a las preguntas, aunque las preguntas queden sin respuestas.

En la segunda parte introduciremos a las brujas, Vetinari, Ankh-Morpork, los dioses, Mustachen, Tiffany y a la Guardia, que se dice que serán ellos los protagonistas de la primera serie. También trataremos de profundizar la importancia de la Guardia y como su representación televisiva podría ser bastante conflictiva si desarrollan la esencia de estos personajes en televisión.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

46 publicaciones.

Sobre VladMIR

Opinólogo de nacimiento, Criticón de alma, Troll ocasional. Lector desde mi tierna e inocente infancia. Digievolucioné de maravillado a snob mediante el cine y los comics. Crecí al cinismo cuando descubrí a Terry Pratchett. Y en los comics Marvel patea a DC.