Inicio » Cómics » Cómic Internacional » El Tribunal de los Búhos: el secreto mejor guardado de Gotham

El Tribunal de los Búhos: el secreto mejor guardado de Gotham

Revisamos una historia en la que Batman deberá comprobar si "El Tribunal de los Búhos" solo es una canción de niños o algo más.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Nicolás Morán Aguirre el 01/02/2022

Batman es un ícono reconocible por prácticamente cualquier persona con acceso a medios de comunicación, cosa sencilla si consideramos la globalización. Si tuviéramos que hacer una apuesta, diríamos que la serie animada de los 90’s, las películas de Tim Burton o de Christopher Nolan, y los juegos de Rocksteady son los ejemplos más conocidos sobre el murciélago.

A pesar de que lo más mainstream sea el mundo audiovisual, no podemos perder de vista que el caballero oscuro de Ghotam nació entre las páginas de Detective Comics #27 el año 1939, y desde ahí en adelante el tiraje de sus historias ha sido amplio y lleno de riqueza que abulta la ya de por sí abultada cultura pop.

Es que si somos muy honestos, hay centenares de historias y joyas infaltables dentro de su universo, como por ejemplo Year One, The Killing Joke, The Dark Knight Returns, The Man Who Laughs, Hush, The Cult o Emperor Joker, entre otros que quedan en el tintero porque no podemos llenar la nota de títulos que han marcado y han formado a ávidos lectores de este superhéroe.

La nota no tiene spoilers sobre la obra, pero de todos modos, si no lo has leído, cierra ahora mismo esto y enciérrate en tu casa hasta terminarlo, ¡por el amor de Dios!

Una ciudad que se quema en silencio

Podríamos mencionar decenas de personajes como Catwoman, Poison Ivy, Robin, Nightwing, Ra’s Al-Ghul, Batgirl o The Joker, pero, ¿qué me dirías si te dijera que la propia ciudad de Gotham es un personaje en sí misma?

Esta idea se explora en la novela gráfica The Court of Owls (El tribunal de los Búhos) de Scott Snyder y Greg Capullo, en el que podemos ver que bajo las densas capas de delincuencia y problemas que puede enfrentar nuestro héroe, existe un peligro que ha estado durante años tras las sombras

Una vieja canción para asustar a los niños y niñas de la ciudad… El tribunal de los Búhos.

En lo profundo de la ciudad hay misterios que ni el propio Batman conoce, como si se estuvieran riendo de él. ¿Estará el hombre murciélago a la altura del desafío?

Bruce Wayne debe morir

Nuestra aventura comienza en el asilo de Arkham, con Batman enfrentándose a varios villanos conocidos, como Killer Croc o Black Mask; hasta que se encuentra con The Joker, quien, contra todo pronóstico, empieza a colaborar con nuestro héroe para acabar con el resto de villanos mientras escapan.

Un par de viñetas más adelante, se nos revela que en realidad era Nightwing disfrazado, que se había infiltrado para poder sacar información. Luego de cambiarse de ropa, tanto Bruce Wayne como Dick Grayson proceden a asistir a una cena benéfica para la modernización de Gotham.

Allí conocen a Lincoln March, un prometedor y joven político que se postula a alcalde y pretende cambiar la percepción que tiene el mundo de Gotham, por lo que le pide apoyo al multimillonario para lograr mejorar la ciudad.

Posterior a eso, en medio de la fiesta, Bruce recibe un llamado del hallazgo de un cuerpo que fue torturado. Cuando llega, encuentra que lo mataron con unos curiosos cuchillos con el emblema de un búho.

Tras un poco de investigación, descubre que hay un mensaje secreto en la pared que revela que algo se está gestando bajo sus narices: «Bruce Wayne morirá mañana». Cuando analiza el ADN del asesino que ha quedado en las uñas de la víctima, la máquina dice que pertenecen a Dick Grayson.

El Tribunal de los Búhos te condena…

Mientras avanza la historia se nos va mostrando que circula una vieja canción infantil, que habla de cómo el Tribunal de los Búhos siempre ha estado ahí, observando y esperando; todo pareciera estar relacionado a ello, pero Batman se niega a creer que existan. Él es dueño y señor de los rincones más oscuros de la ciudad: si hubiera una organización así, él lo sabría.

Por lo que cuando aparece un asesino misterioso, enfundado en un traje que asemeja a un búho, empieza la persecusión para saber cuál es la conexión entre este asesino y por qué quieren a Bruce Wayne fuera del camino.

El misterio se amplifica porque el asesino, aún cayendo de una torre altísima, no ha muerto. Nada parece tener sentido y aunque muchos le dicen que quizás deba tomarse más en serio esa leyenda, él sigue empeñado en que debe haber otra explicación, porque de otro modo, sería admitir que hay algo que se ha escondido de su vigilancia.

De él, de Bruce Wayne, descendiente de los fundadores de Gotham… De él, de Batman, quien ha estado años investigando y alientándose de la oscura metrópoli.

Y sobre todo, sería admitir que Dick Grayson, su hijo adoptivo, está implicado en el intento de asesinato hacia su persona. Por lo que solo le queda hacer lo que mejor sabe: adentrarse en las entrañas de la urbe que lo vio nacer y aprender que Gotham quizás tiene secretos que pueden escapar del mejor de los detectives.

¿Por qué leerlo?

Mi lado fanboy lo recomienda a todo quien quiera leer una buena historia, llena de giros que están muy bien hilados y que sin duda no te dejarán indiferente.

El dibujo es una maravilla, la trama es un guion sublime, la maquetación es impecable y la edición de ECC Comics es simplemente el sueño de un coleccionista de cómics o novelas gráficas.

Aunque para ser un poco más profesional, la verdad es que esta historia es interesante porque muestra una situación poco vista, en la que Batman no tiene el control absoluto de lo que creía suyo. Verlo confundido, decepcionado, molesto y, por qué no decirlo, humano, te da la sensación de que se puede parecer más a uno como simple lector/a.

Eso es lo que convierte al Tribunal de los Búhos en una obra magistral, ya que nos muestra el lado más vulnerable de quien solemos creer invencible.

Punpunia.cl

Sobre Nicolás Morán Aguirre

La leyenda cuenta que estudió Historia y ahora está en una espiral académica que lo llevó a vivir en Barcelona. Dicen que escribe más o menos bien y que a las 3 personas de su fan club les gusta leer sus notas. Jugador de rol y Máster aficionado los fines de semana. Manco pero empeñoso en los videojuegos. Es más de criaturas primigenias que de perros.

  • Sígueme:

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí