Inicio » Noticias » Cine y televisión » El oculto mundo de Sabrina parte 4: Ecos Lovecraftianos

El oculto mundo de Sabrina parte 4: Ecos Lovecraftianos

De la mano de Lovecraft llegó el final: El mundo oculto de Sabrina parte 4, horrores cósmicos y satanismo en perfecto equilibrio.

Tiempo de lectura: 6 minutos

Escrito por Muerto el 07/01/2021
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
¡Hey, tú! Evalúa esta nota para seguir mejorando ♥
Cargando...

Tras una larga espera, el pasado 31 de diciembre finalmente se estrenó en Netflix la cuarta y última temporada de la serie que desde sus inicios se convirtió en un ícono de la cultura pop.

Desde su primer capítulo, El mundo oculto de Sabrina se destacó por estar plagada de referencias tanto al cine como a la literatura de terror, incluir personajes históricos y mostrarnos (de manera ficticia) el ocultismo, la brujería y el satanismo

Poster promocional de la cuarta temporada de El mundo oculto de Sabrina.

Qué mejor forma de terminar esta fantástica serie, que haciendo un homenaje directo al maestro del horror que más popularidad ha ganado en el último tiempo gracias a sus diversas adaptaciones, como lo son El color que cayó del cielo (2019), Lovecraft Country (2020) o  Stranger Things (2016), otro indiscutible éxito de Netflix.

HORRORES ARCANOS

En esta temporada, los principales antagonistas de la historia serán los 8 horrores cósmicos que fueron despertados e invocados por Blackwood al final de la tercera parte de la serie.

Estos horrores son seres totalmente lovecraftianos, elementos fundamentales de la literatura del autor. Los horrores son entidades inconmensurables traídas de los rincones más oscuros y antiguos del cosmos. Son criaturas primigenias e infinitas que se escapan a la comprensión del ser humano y los límites del tiempo.

Los 8 horrores arcanos llegarán a Greendale solo para provocar la destrucción total de todas las cosas. Ya no importará si son brujos, mortales o demonios; todos tendrán que trabajar juntos para no ser aniquilados.

Sabrina Mornignstar y Sabrina Spellman

Poco a poco el cosmos, el espacio y las realidades alternas comenzarán a tomar mayor importancia en los acontecimientos de la serie. Pero aun así la brujería (esencia del programa) no será relegada a un segundo plano, sino todo lo contrario.

En la cuarta parte de Sabrina, la magia y estos elementos se mezclan de tal forma que a pesar de incluir tantas cosas nuevas, la serie no pierde su personalidad en ningún momento.  

Otras características

Cabe decir que no solo aparecen estas alusiones por medio de los ya nombrados seres monstruosos, pues también se incorporan otros elementos del autor tanto en la ambientación como en algunos personajes.

La presencia de criaturas marítimas tales como los pulpos o calamares tienen un par de apariciones bastante importantes, al igual que todo el concepto y la atmósfera marítima.

Y algunos de los nuevos personajes parecen provenir de los años 20 o 30, que fue la época en la que el escritor estuvo vigente. Esto también se manifiesta en algunas locaciones, el soundtrack y capítulos específicos.

Punto débil

El único punto que no fue abordado (o más bien, lo abordaron de una manera un tanto ridícula) fue el existencialismo: corriente de pensamiento impulsada por las vanguardias literarias que influenciaron a Howard Phillips Lovecraft.  

En vez de tocar temáticas de corte existencialista,  preguntándose el propósito del ser humano en el mundo, o reflexionar sobre la insignificancia de las personas ante del universo,  estos temas se manifiestan a través de Sabrina, quien constantemente está cuestionando su soledad en el sentido amoroso; es decir, su soltería.

La muchacha se queja una y otra vez de que no tiene pareja y que probablemente nunca vuelva a enamorarse. Y es aquí donde la serie flaquea.

Aunque claro, alguien podría decir que esta no es una serie filosófica ni nada similar. No tiene por qué traer a colación preguntas existenciales, y es totalmente cierto. No falla porque no sea profunda o intelectual, ya que no tiene por qué serlo. El error está en que estas actitudes son incoherentes con la Sabrina que se ha presentado a lo largo de la serie.

Que de un momento al otro Sabrina comience a quejarse de que está soltera, no concuerda con la chica fuerte que ha luchado contra Lucifer y los paganos; no concuerda con la joven que anteriormente ha sabido terminar una relación cuando ya no era sana…

En síntesis, si olvidamos el tema anterior, sin dudas nos encontramos con una excelente temporada, que ha sabido dar un buen termino a esta magnifica historia.

De algún modo se podría decir que la cuarta parte de la serie es “Lovecraft a lo Sabrina”. Una lectura de su ficción a partir de este hereje y popular molde.

Recuerda que puedes ayudarnos dando una pequeña donación.

¡Muchas gracias!

7 publicaciones.

Sobre Muerto

Especialista en artes oscuras, aspirante a escritor.