Inicio » Cine y televisión » Chucky, la serie: ¿Un rotundo éxito?

Chucky, la serie: ¿Un rotundo éxito?

Qué hace bien o mal la nueva serie de Chucky, el ícono del terror de los 80 que vuelve ahora con otro formato.

Tiempo de lectura: 7 minutos

Escrito por Muerto el 09/12/2021

Sumándose a la cada vez más grande lista de de reactualizaciones de clásicos del cine de terror, el pasado 30 de noviembre se estrenó el último capítulo de la primera temporada de la serie de Chucky, también conocido como «muñeco diabólico». Una producción que desde sus primeros anuncios llamó la atención de los fans de la franquicia no solo por su sinopsis, sino también por el formato y su ambientación, ya que la última entrega de la saga, Childs Play (2019), decepcionó mucho tanto por el cambio estético de Chucky como por la lejanía del canon con el resto de películas.

¿La serie sería capaz de cumplir las expectativas? ¿Podría traer de vuelta al muñeco más terrorífico de la historia del cine?

Argumento

Jake es un adolescente extraño, el rarito de la clase, casi no tiene amigos y varios estudiantes se burlan de él por su situación económica. Su más grande sueño es convertirse en artista como su difunta madre y para eso está construyendo unas peculiares esculturas hechas únicamente con partes de muñecas. Aunque su padre detesta sus aficiones, Jake decide hacerlo de todas formas y es así como llega a una venta de garaje donde se encuentra con Good Guy’s de los años 80, el cual se conserva en casi perfecto estado. Los ojos de Jake son inmediatamente atraídos por Chucky y el muchacho lo termina comprando sin saber todos los problemas que traería.

Sin antes su vida era difícil por tener que lidiar con el alcoholismo de su padre y la incipiente homofobia que este tiene hacia él, rápidamente su vida se convertirá en un infierno. Sus habilidades sociales comienzan a empeorar y cada vez sufre más bullying. Pronto todos lo empieza a evitar por estar «maldito», por llevar a la muerte tras él, excepto Davon, el amor secreto de Jake que tiene un podcast sobre asesinos en serie.

En la serie se muestra una perspectiva de Chucky nunca antes vista, ya que en lugar de manipular desde el miedo y la amenaza intenta manipular a Jake aprovechándose de sus carencias afectivas, de su falta de comunicación y el deseo de ser aceptado por alguien. Chucky le dice que, a diferencia de su padre, puede quererlo tal cual es, que no hay problema con que sea gay y le habla de su hijo (Glen), quien se considera género fluido.

La historia de Chucky

Uno de los aspectos más alabados de la serie es que respeta y considera la historia de todas las películas. A lo largo de sus 10 capítulos se hacen referencia de Child’s Play (1998) hasta Cult of Chucky (2017). Los guionistas se preocuparon de respetar la hechos de cada una de ellas y hablar sobre detalles, lo cual inmediatamente provoca sentir que sí es el Chucky que todos conocen y que mantiene sus mismas motivaciones. La serie no solo es nuevo producto fresco e independiente, sino una continuación de la historia: una actualización de la franquicia que ha estado vigente por años.

Icónicos personajes de la entrega como Tiff (la novia de Chucky), Nica (protagonista de Curse of Chucky y Cult of Chucky), Andy (el primer propietario de Chucky) y su hermanastra de Child’s Play 2 vuelven a aparecer en la segunda mitad de la serie.

No obstante, lo más llamativo de todo es que esta finalmente se conoce la historia de Charles Lee Ray. En formato de pequeños flashbacks alternados con la historia principal, en cada capitulo se muestran hechos de la vida de Chucky desde que era apenas un niño hasta convertirse en la maquina de matar que es actualmente. El espectador puede ver hechos importantes como su infancia, su adolescencia, su primer asesinato y cómo conoce a Tiffany y su posterior y sanguinaria relación.

Lo nuevo

No todo es nostalgia y sostenerse de lo ya creado. La serie cuenta con sus propios personajes que tienen que lidiar con nuevos problemas y conflictos de la época moderna. A lo largo de la serie se ve como Jake tiene que lidiar con una homofobia internalizada y sentir que no encaja en ninguna parte, mientras intenta a acercarse a Devon. Otros como Junior (primo de Jake) y Lexy (principal bully de Jake) lidian con malas relaciones con sus padres, el chico con una enorme presión de sus padres y la muchacha con ser ignorada por completo a raíz de un excesivo favoritismo hacia por su hermana menor.

La serie respeta la franquicia, pero también sabe sostenerse a partir de los elementos nuevos. Por eso funciona y vale la pena, tanto para fans como para las personas que recién se interesen por el muñeco diabólico.

Te puede interesar

Encuentra toda la información que necesites de nuestro sitio aquí
X